Inicio»

Ahora

Nota publicada hace más de 60 días.

Jenniffer González busca ayuda celestial para su puesto en Washington

(Foto suministrada)

CyberNews
20/04/2017 09:38 pm

El Arzobispo Metropolitano de San Juan, Monseñor Roberto Octavio González Nieves, OFM, bendijo el miércoles, la oficina y entregó el anillo episcopal a Jenniffer González Colón, comisionada residente en Washington, en la ciudad capital.

El anillo fue el mismo que entregó el 15 de enero de 2001 a Aníbal Acevedo Vilá, entonces Comisionado Residente. Durante la sencilla ceremonia, junto a familiares y el equipo de trabajo, la Comisionada Residente recibió la bendición y el presente.

“Esta bendición me ha dado la oportunidad de continuar un evento que ha quedado eternizado en la historia de Puerto Rico, no solo en pinturas como la que existe en el Capitolio o esculpida en madera como en la Catedral sino que ha quedado impresa en la memoria colectiva de nuestro pueblo. Me refiero a aquel encuentro entre el primer Obispo puertorriqueño, Juan Alejo de Arismendi y el primer y único diputado de Puerto Rico a las Cortes de Cádiz”, dijo el Arzobispo en declaraciones escritas.

En repetición del signo histórico, el Arzobispo entregó el anillo episcopal emulando las mismas palabras que utilizó Arismendi con Power y Giralt: “para confirmar en si la resolución de proteger y sostener los justos derechos de sus compatriotas”. Esto con el deseo e intensión de que pase a los comisionados residentes sucesores como “un símbolo de amor patrio”.

“Hoy se lo entrego a usted en un Puerto Rico sumido en una crisis creciente humanitaria, en un Puerto Rico incierto, pero con la certeza de que Dios lo bendice y protege siempre”, dijo en el instante antes de entregar el anillo episcopal.

Posteriormente, el Arzobispo bendijo a la Comisionada Residente y asperjó con agua bendita su oficina. Reconociendo el valor histórico, Jennifer González sostuvo que recibe el anillo y la bendición con la  misma responsabilidad que  lo hizo Ramón Power y Giralt hace más de 200 años. “Recibo este anillo con mucha humildad y sorpresa, pero también con un estricto sentido de responsabilidad histórica con la misma que lo recibió Ramón Power, el Comisionado Residente y pasado gobernador, (Aníbal Acevedo Vilá) y la que yo ahora acarreo. Y que lo devolveré tan pronto culmine mis funciones con el favor de Dios y la Virgen”, dijo con el anillo en su dedo meñique en la mano derecha.

Además, el Arzobispo bendijo a Engracia, abuela de González que cumplió 98 años de edad.


Comentarios

comments powered by Disqus