Inicio»

Ahora

Nota publicada hace más de 60 días.

PNP sacó más de un millón en un mes con recoveco especial en ley de plebiscito

El gobernador Ricardo Rosselló junto a otros miembros del Partido Nuevo Progresista celebran la victoria de la estadidad (Juan R. Costa / NotiCel)

Eric De León Soto
17/07/2017 04:03 am

El Partido Nuevo Progresista (PNP) ingresó durante la campaña para la estadidad $1,288,175 sólo en el mes de mayo, de los cual $15,825 fueron donativos directos hacia la colectividad y $1,272,350 de actividades políticas.

Según detalla el informe de ingresos y gastos de mayo sometido por la Palma ante la Oficina del Contralor Electoral (OCE), unas 13 personas emitieron donativos directamente al partido, mientras unas 190 personas emitieron donativos durante siete actividades políticas. El informe indica que las mismas se celebraron entre el 9 y el 30 de mayo y consistieron en almuerzos y cenas en los restaurantes Texas de Brazil, Club Náutico, Paseo del Oriente, Fogo de Chao, Ladis y Ropa Vieja, además de un torneo de golf celebrado en el complejo Coco Beach en Río Grande.

Según explicó a NotiCel el director de Finanzas del PNP, Jerome Garffer Croly, estos eventos no fueron organizados directamente por la colectividad, sino por los propios donantes. “Las distintas personas que nos llamaban para aportar y ayudar en la campaña pues ellos mismos organizaban las actividades[…] A nosotros se comunican, ‘mira, nosotros queremos hacer una actividad para el plebiscito’ y se calendarizaba con el calendario de distintas personas que tenían que ir a esas actividades y uno llegaba y se hacía la actividad”, explicó Garffer Croly.

El contralor electoral, Walter Vélez, indicó a este medio que en efecto la ley provee para que donantes coordinen y organicen actividades políticas de recaudación de fondos a favor de un partido político o un comité. “Si los fondos van al partido y se registran en el partido, sí lo podría hacer, sí lo podría organizar. Eso sí, todas las recaudaciones que se hicieron tienen que estar en el informe que rinda el partido político y los gastos también tienen que estar”, dijo Vélez.

Por otra parte, Garffer Croly también afirmó que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, “asistió a muchas” de estas actividades políticas. Sin embargo, este medio supo que algunos donantes acudieron a estas actividades bajo la impresión que eran a favor del comité de campaña del primer mandatario y donaron a esos efectos.

El también abogado rechazo que ese haya sido el caso, destacando que, en sus discursos en estos eventos, Rosselló Nevares enfatizó que los esfuerzos eran a favor de la campaña por la estadidad. “La campaña del gobernador es totalmente aparte de lo que se hizo para la campaña del plebiscito”, sentenció Garffer Croly.

Fuerte compromiso con la estadidad

Pese a que el PNP fue el único partido político que decidió hacer campaña activa a favor de la estadidad de cara al plebiscito de estatus del 11 de junio, el partido sacó ventaja a la disposición estatutaria contenida dentro la Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico que dispuso de los límites de donativos por individuo. Como consecuencia, en las actividades políticas reportadas por el PNP se identifican donantes que dieron hasta $50,000.

“Hubo gente que donó 50,000. Gente comprometida con la estadidad y es totalmente legal. De hecho, yo hubiese querido que hubiese gente que hubiese dado más de eso”, sostuvo Garffer Croly por su parte, quien también afirmó que durante las primeras semanas de junio también se celebraron actividades políticas para recaudar fondos.

Aun así, aunque la ley es precisa al dar luz verde a donativos sin límites, es exclusivo a este evento electoral en particular. De hecho, aquellos donativos que un comité o un partido haya recaudado para la campaña por el plebiscito no pueden permanecer en las arcas del comité o el partido y tienen que ser devueltos.

El contralor electoral, Walter Vélez, indicó que según establece el reglamento 35 – el cual rige este evento electoral – luego que un comité o partido haya saldado sus deudas y si aún tiene un balance en su cuenta bancaria que corresponda a donativos no usados durante la campaña, los mismos deben ser identificados y devueltos a sus respectivos donantes.

No obstante, Vélez indicó que el comité o partido también puede comunicarse con el donante para confirmar si desea traspasar su donativo a otro comité que no sea del plebiscito hasta un límite de $2,700, según permite la Ley para la Fiscalización del Financiamiento de Campañas Políticas por cada año natural. Si el donativo excede esa cuantía, lo que resta debe ser devuelto.

“Pero eso es si el donante quiere. El donante puede decir ‘pásale $2,700 al partido que acogió la fórmula que yo estaba apoyando”, expresó el Contralor Electoral.

En el caso del PNP, el informe de mayo detalla que el total de gastos es de $492,430.19, mientras que las cuentas por pagar suman a $162,866.41. Aunque algunas de esas deudas corresponden a otros eventos políticos que no son los del plebiscito, los ingresos reportados superan en gran medida los egresos, por lo que la Palma podría verse en la obligación de tener que devolver algunos de estos donativos.

Aunque el director de Finanzas del PNP sostuvo que tiene que ver el último informe que se entregará el próximo jueves 20 de julio para verificar si hay sobrantes de donativos, señaló que están preparados para enfrentar la probabilidad de que tengan que devolverlos, aunque resaltó que antes tendrán que identificar los donativos que ya fueron usados.

Tras la radicación del último informe de ingresos y gastos, la OCE iniciará un proceso de auditoría a los comités y partidos que participaron del plebiscito de estatus, que debería culminar en 75 días a partir del 20 de julio – es decir el 3 de octubre de este año.


Comentarios

comments powered by Disqus