Inicio»

Ahora

Puerto Rico y AES juntos hasta el 2032

El director ejecutivo de la AEE, Ricardo Ramos Rodríguez (Archivo / NotiCel)

Adriana De Jesús Salamán
16/07/2017 08:40 am

El Plan Fiscal de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), proyectado hasta el año fiscal 2026, da por sentado un aumento en el uso de carbón y gas natural como principales fuentes de energía en Puerto Rico y la adopción de la energía renovable, lo cual asegura la continuidad de operaciones de la empresa Applied Energy Answers (AES) y su planta cogeneradora en la Isla.

"Sí, claro que sí, con eso de continuar operaciones no hay problema”, afirmó Julio Sainz de la Maza, asesor de comunicaciones de AES. Actualmente, la Autoridad sostiene un contrato con la empresa hasta el 2027 por la planta de carbón en Guayama, donde se generan 450 megavatios de energía. AES la vende a la Autoridad a 8.5 centavos por kilovatio.

Entre los detalles del Plan Fiscal, sobresale el aumento de la dependencia del carbón de 17% a 22% y, en cuanto al gas natural, de 34% a 57%, todo esto a la vez que apuestan a un incremento en las fuentes de energía renovables (de 3% a 18%).

“Cuando acabe el contrato con la Autoridad de Energía Eléctrica no sé qué pasará, pero de todas formas hay un contrato adicional con una planta de energía solar de AES. Si Energía Eléctrica tiene otras necesidad que quiere que atendamos, eso no sé qué decir al momento. Hoy, opera una planta de quema de carbón y una planta de energía solar, ambas en Guayama”, subrayó Sainz de la Maza.

El contrato de la AEE con “AES Ilumina”, planta de energía solar, fue pactado por 20 años, el cual estaría vigente hasta el 2032. Este complejo, ubicado en el Parque Industrial Jobos, en Guayama, consta de más de 100,000 paneles fotovoltáicos que producen un total de 20 megavatios.

La planta solar fue inaugurada en octubre 2012, bajo la administración del exgobernador Luis Fortuño, mediante una inversión de $30 millones de Fondos Federales provenientes de la Ley de Reinversión y Estímulo Económico Federal (ARRA, por sus siglas en inglés) y otros $80 millones en maquinaria y equipo. En ese momento, se catalogó como el primero de su tipo en Puerto Rico y el más grande del Caribe, Centro y Sudamérica, que produciría energía equivalente al consumo anual de 12,000 familias.

En total, ambas plantas producen alrededor de 17% de energía para la AEE.

El viernes en la mañana, la Autoridad defendió la presencia en la Isla de la cogeneradora de la AES y advirtió que su ausencia incrementaría los costos de producción de energía por $362 millones anuales. Esta cantidad se reflejaría en la factura de los abonados con un aumento de 2.5 centavos por kilovatio-hora.

“AES es el productor de energía más económico de la flota conectada a la Autoridad. Su ausencia nos obligaría a utilizar unidades diésel para reemplazar gran parte de su generación, lo que encarecería en un 15 por ciento el costo de la electricidad para todos nuestros clientes. Esto no incluye los gastos asociados a los potenciales apagones que causaría la salida de esta cogeneradora”, indicó por escrito el director ejecutivo de la AEE, Ricardo Ramos Rodríguez.

Ese cambio a diésel, sin embargo, contrastaría con las proyecciones de la Autoridad dentro del plan fiscal, las cuales apuntan a una baja drástica en la dependencia del petróleo (de 45% a 2%).

El documento de la AEE también señala que, de cara al 2026, habrá una merma en la demanda de energía en Puerto Rico.

A finales de junio, la Junta de Control Fiscal aprobó la petición de quiebra de la AEE bajo el Título III para ajustar las deudas de acuerdo a la disposición de liquidez. La deuda de la AEE asciende a $9,000 millones.

Al presente, la empresa AES se encuentra en medio de la disputa por la disposición de cenizas de carbón en el vertedero “Peñuelas Valley Landfill”, en el sector Tallaboa de ese municipio. A pesar de los señalamientos sobre la toxicidad del material, la compañía se mantuvo firme en la legalidad del proceso.

“En el vertedero de Peñuelas no hay cenizas. Se lleva agregado. No se llevan cenizas, no porque no podamos porque obviamente la ley nos faculta, pero a Peñuelas no van cenizas, va agregado. Las cenizas se producen y van a unos silos estancos que no ven el aire ni la luz del sol y entonces de ahí se mezclan, se les añade agua y es lo que sale fuera que es lo que veis vosotros que es el agregado. Son piedras”, explicó Sainz de la Maza.

El representante añadió que las piedras se utilizan para solidificar líquidos, para hacer carreteras, construcción, relleno, cubierta de vertederos y en su forma triturada se emplea en la creación de blindajes para automóviles porque es de poco peso.


Fotogalería

Comentarios

comments powered by Disqus