Inicio»

Ahora

Gobernador confirma visita de Trump a la isla

Donald Trump (Efe)

Servicios combinados
14/09/2017 11:15 am
14/09/2017 05:45 pm

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, confirmó el jueves la visita del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, hacia Puerto Rico para evaluar los daños causados por el huracán Irma.

"Acabamos de recibir confirmación que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, visitará Puerto Rico para ver el impacto del huracán Irma y las labores de recuperación", declaró el primer ejecutivo en declaraciones escritas. 

La visita fue confirmada esta mañana por Tom Bossert, ayudante del Presidente en asuntos de Seguridad Nacional. Rosselló Nevares se reunió con el funcionario para actualizar los trabajos de recuperación en la Isla y además la ayuda que Puerto Rico está brindando a las vecinas islas de Saint Martin y Saint Thomas.

Aunque no se confirmó una fecha exacta para la visita, el funcionario federal aprovechó para agradecer a Rosselló Nevares y al Gobierno de Puerto Rico por la ayuda que prestan en la repatriación de ciudadanos estadounidenses que se encontraban en varias de las Antillas Menores y la asistencia a ciudadanos de otros países. 

Trump anunció que viajará a las Islas Vírgenes y a Puerto Rico para evaluar los daños del huracán Irma "al final de la próxima o la siguiente" semana, cuando vuelva de la reuniones de la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Trump explicó que viajará en el mismo día a los dos territorios con el objetivo de evaluar el daño causado por el huracán Irma, que "realmente golpeó" a las Islas Vírgenes de EEUU, según dijo el propio mandatario en declaraciones a los periodistas que le acompañan en el Air Force One en su visita a Florida.

El Mandatario estará en Nueva York para la Asamblea General de la ONU entre el 17 y el 21 de septiembre, por lo que las visitas se producirían después de ese encuentro, aunque la Casa Blanca no ha fijado aún una fecha concreta.

El Gobernador, por su parte, agradeció al funcionario por toda la asistencia que el Gobierno federal ha prestado por medio de la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Salud federal. 

“Agradezco el interés del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de visitar nuestra Isla para constatar los daños a la infraestructura gubernamental y a las familias puertorriqueñas”. “Además, será una gran oportunidad para que vea de primera mano la colaboración entre el Gobierno de Puerto Rico y el Gobierno federal en la repatriación de ciudadanos americanos desde Saint Thomas y Saint Martin”, sostuvo el Mandatario luego de la reunión que duró cerca de dos horas.

Durante el cónclave en la Casa Blanca, estuvieron presentes el secretario de la Gobernación, William Villafañe; la secretaria asociada de la Gobernación, Itza García; el director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington, D.C., Carlos Mercader; el secretario de Hacienda, Raúl Maldonado; y el secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, Ramón Rosario Cortés.

Hasta el momento FEMA ha declarado a 14 municipios de la isla como zona de desastre.

Rosselló señaló en una conferencia de prensa en Washington el jueves que el estimado de daños ocasionado por el huracán Irma aumentó a $1 mil millones y que podría subir aún más a medida que se complete el proceso de analizar los informes de los daños recibidos por los municipios.

Señaló que esa cantidad incluye entre $300 millones y $400 millones que el huracán causó a la infraestructura del sistema eléctrico del país, principalmente en la red de transmisión y distribución de la Autoridad de Energía Eléctrica.

La vejez del equipo y las condiciones de la infraestructura del sistema eléctrico han sido parte de la controversia pública sobre la reestructuración de la deuda de la AEE, considerado en los tribunales por el momento, y sobre los planes para privatizar los servicios de esta corporación pública.

En los pasados meses, explicó Rosselló, ya se estaban buscando maneras de colaborar con el sector privado para comenzar a modernizar y mejorar el sistema eléctrico de la isla. Y mientras se acercaba Irma, se le advirtió al público que Irma demostraría cuán vulnerable era la infraestructura a los vientos huracanados.

Con la ayuda federal, el paso de Irma ofrece una oportunidad para completar algunas de esas mejoras, expresó el gobernador.

“Hay flexiblidad de mitigación. Hay unas limitaciones que nosotros y FEMA queremos arreglar en términos de darle más flexibilidad al estado. Pero todavía sí va dirigido a no solo reconstruir lo que está, sino hacerlo mejor para que (el sistema) no se vuelva a colapsar,” afirmó Rosselló.

Este estimado del impacto de Irma no incluye daños a carreteras, las cuales están fuera de la jurisdicción de la Agencia para el Manejo de Emergencias (FEMA). La comisionada residente de Puerto Rico en Washington, la representante Jenniffer González informó el jueves que el Departamento de Transportación Federal le asignó a $2.5 millones a Puerto Rico para comenzar a atender los daños que dejó Irma en las carreteras del país.

La visita de Trump a Puerto Rico es la primera que un presidente estadounidense hace a la isla desde 2011, cuando el expresidente Barack Obama (2009-2017) efectuó una visita rápida en lo que fue el primer viaje presidencial oficial en 50 años a ese territorio.

Iván Román colaboró en esta historia. 

TEMAS:

Comentarios

comments powered by Disqus