En Blanco y Negro con Sandra

La mordaza cibernética

Hace dos años en este mismo espacio En Blanco y Negro con Sandra identificamos una tendencia bien peligrosa, apoyada por un poderoso aparato económico e ideológico, y cuyo objetivo es manipular la opinión pública en Puerto Rico desde las redes sociales. En aquél momento lo llamamos ¨Troll político, boricua style¨ porque su meta era clara: adelantar la agenda del movimiento político y promover la censura de todo aquel que cuestione o critique. (Ver: http://www.noticel.com/opiniones/blogs/en-blanco-y-negro-con-sandra/troll-poltico-boricua-style/611011553 )

Hoy, dos años más tarde, en los Estados Unidos y Puerto Rico se debate la neutralidad de la Internet con el intento de la administración de Trump de controlar la velocidad en la web. Por eso es que la manipulación de la opinión pública cobra más pertinencia que nunca antes, y por eso es imprescindible analizar lo que reveló el estudio ¨Freedom of the Net 2017: Manipulating Social Media to Undermine Democracy" (Libertad en la web 2017: Manipular las redes sociales para socavar la democracia) (Ver abajo)

Dado a conocer hace una semana, el estudio investiga la libertad en la web en 65 países. Lo realiza la organización Freedom House, una entidad no gubernamental estadounidense, fundada en el 1941, que protege la expasión de la Internet y defiende los derechos civiles (https://freedomhouse.org/about-us). El estudio es un diagnóstico de qué hacen los gobiernos y movimientos políticos para coartar el derecho del público a estar informado y controlar la verdad.

Aquí en el Puerto Rico de finales de 2017, post huracán María, todavía los manipuladores son principiantes en comparación con las tácticas que se implementan en otros países, pero vamos en esa peligrosa ruta. Por eso, antes de analizar el impacto del estudio y su relevancia para nosotros, tenemos que hacernos las siguientes preguntas: ¿Por qué no hay más fiscalización ni se acelera el proceso para subir el acceso a la Internet en Puerto Rico después de los huracanes? ¿Será para que la gente no se exprese y no trasciendan aún más las quejas por la lentitud en la recuperación de la isla? ¿O será acaso para que la gente no se dé cuenta de cómo le quitan derechos? ¿Será que los ciudadanos están tan preocupados y sufren tanto a nivel individual que no se da cuenta de cómo los están controlando a nivel colectivo y desde Facebook y Twitter? ¿Por qué aquí no se habla de este tema tan crucial?

Campañas en Puerto Rico:

Han habido cientos de ejemplos de campañas exitosas en las redes sociales para mover opiniones y otras para manipular a la opinión pública en Puerto Rico. El grupo de mujeres que decían ser feministas contra el hoy acusado ex alcalde de Guaynabo Héctor O´Neill y que hoy no aparecen a darle seguimiento a otras querellas de hostigamiento como las de varios legisladores del PNP o la que se alega contra el activista Pedro Julio Serrano; las campañas a favor y en contra de que la alcaldesa de San Juan Carmen Yulín Cruz sea la ¨Persona del Año ¨ de la revista Time; la campaña que inició el Gobierno antes del huracán y la primera semana después del mismo para que se exaltara la figura del Gobernador Ricardo Rosselló al prevenir desgracias,  y las críticas actuales a su desempeño, son ejemplos de estas tácticas.

Otro ejemplo exitoso de estas campañas para mover la opión pública fue la que hicieron  los seguidores de Alexandra Lúgaro, como analizamos en este espacio, y que lograron convertir a una contratista de educación y  total desconocida en la tercera fuerza política en las pasadas elecciones. Sin embargo, ese éxito ha caído porque sus opositores han logrado en estos meses deslucir su imagen y convertirla casi en una personality de la farándula. Ahora el enfoque en la discusión pública no son sus ejecutorias o propuestas para atender la crisis en Puerto Rico sino su relación con el representante Manuel Natal.

Al día de hoy gran parte de los puertorriqueños todavía no tienen un acceso confiable a la Internet, pero las redes como Twitter y Facebook siguen siendo usadas por el Gobierno para actualizar información sobre generación eléctrica, distribución de toldos de FEMA y otros servicios tras el huracán.  Políticos electos como Thomas Rivera Schatz y Jesús Manuel Ortiz siguen el patrón que exitosamente logró el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá de plantear sus opiniones en sus redes sociales y generar noticia que la prensa después réplica en los medios tradicionales. En ese sentido, gran parte de la propaganda actual en la web la hacen los políticos locales. Por eso es importante entender cómo usan esas redes sociales para fabricar percepciones y por eso es clave analizar los resultados de este estudio porque vemos el patrón en otras partes del mundo y cómo se están copiando aquí.

Libertad en la web 2017:

Según el estudio, en los pasados cinco años los gobiernos en distintas partes del globo vienen aceitando sus maquinarias de propaganda para hacer que la gente cambie sus percepciones, a la vez que  limitan el acceso de los ciudadanos a la web, y como resultado, atacan a las democracias. De junio de 2016 a octubre de 2017, 32 de los 65 países analizados han visto la libertad en la web deteriorarse, particularmente en Egitpto, Turquía y en Ucrania (país de donde viene la directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal de Puerto Rico, Natalie Jaresko).

La creación y difusión de noticias falsas son algunas de las tácticas que implementan y que jugaron un papel clave en las elecciones recientes de al menos 18 países, incluyendo a los Estados Unidos. Esto perjudicó a los ciudadanos que a la hora de la verdad no pueden distinguir lo que es real de lo fabricado en los debates.  

Por séptimo año corrido se ha visto un aumento en la manipulación de contenidos  que redunda en la pérdida de libertad en la Internet. En otras palabras, llevan a la web las mismas tácticas de difamación, persecusión y ataques que usan los regímenes en gobiernos totalitarios.

Por ejemplo, el estudio detalla que los gobiernos de 30 países usaron algún tipo de manipulación en las redes sociales en el 2016, comparado con 23 países en el 2015. Esto incluye el uso de los llamados trolls que salen a insultar a los que critican, comentaristas pagados y supuestos analistas políticos que promueven los propaganda oficialista. En países como China y Rusia los gobiernos usan las redes sociales para suprimir la disidencia. Todos los países copian esas tácticas y el efecto es devastador porque la manipulación es difícil de detectar y de combatir.

En los Estados Unidos usan trolls que se dedican exclusivamente a atacar a los periodistas o a los comentaristas politicos en los medios tradicionales. Esto ha sido replicado en Puerto Rico tanto por opositor Partido Popular Democrático como por el Partido Nuevo Progresista.

Otros países como Venezuela, usan la censura para evitar que la gente se entere de la verdad, bloquean páginas web de opositores, o fabrican grupos sociales como asociaciones o entidades que parecen oficiales, y lo que hacen es promover la agenda del gobierno o del partido político. En las Filipinas tiene sus propios ¨Ejércitos del Teclado¨ que son personas que dedican exclusivamente a darle ¨forward¨ y difundir mensajes en apoyo a la campaña brutal del gobierno contra los narcotraficantes, que incluye el asesinato de los que vean usando drogas. En Turquía, el gobierno en el poder tiene ya a 6,000 trolls listos para promover su agenda.

Hallazgos principales del estudio:
1.    Gobiernos manipularon las redes sociales para socavar la democracia: en 30 de los 65 países encuestados controlaron las discusiones online.
2.    Gobiernos implementaron métodos de censura en la conectividad móvil: Para restringir el acceso a la web por celular.
3.    Más gobiernos prohiben o limitan vídeos en vivo en la web: En plataformas de moda como Facebook Live, Snapchat Live Stories y otros para evitar que el contenido de protestas o mensajes tengan difusión masiva.
4.    Partidos políticos promueven ataques cibernéticos o técnicos a la oposición, a medios informativos y a defensores de los derechos civiles: Lo hacen sistemáticamente en 34 de 65 países en el estudio.
5.    Aumentan las restricciones: para redes privadas o bloqueen páginas de Internet en al menos 14 países.
6.    Aumento dramático de ataques físicos, agresiones y persecusión a periodistas online: Esta peligrosa tendencia aumentó en un 50% del 2015 a 2016 (de 20 a 30 países).
7.    Asesinato de periodistas cibernéticos o comentaristas en Facebook: Esto ocurrió en al menos 8 países encuestados.

¿Cómo contrarrestar la propaganda?

Cada día es más complicado contrarrestar la propaganda en la web, pero es imprescindible hacerlo para que haya confianza pública y se proteja la democracia. Se debe educar a la gente para que pueda discernir entre las noticias reales y las falsas o los comentarios malintencionados. Considero que cada ciudadano tiene que educarse, pero no debe ser un camino solitario. Las empresas cibernéticas, los medios de comunicación y las compañías de telecomunicaciones que proveen el servicio tiene que poner de su parte. Deben desarrollar proyectos de curaduría de contenido más adecuado, eliminar cuentas falsas y más que nada, usar parte de sus ganancias en hacer campañas educativas. Sólo así se combate la demagogia y la propaganda. Sólo así se defederá la democracia y la libertad de expresión.

*La autora es relacionista profesional y mantiene el blog En Blanco y Negro con Sandra.

Para acceder el estudio vea aquí.

 


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

Subscribe to our mailing list

* indicates required