Ahora

Admitido por los acusados esquema 'fantasmagórico' que TRS negaba

Exempleado más cercano se declara culpable

A finales de junio y sin ir a juicio, los empleados fantasma del Capitolio, Isoel Sánchez y Chrystal Robles, se declararon culpables de fraude electrónico. Solo faltaba que el entonces director de la Oficina de Asuntos Gubernamentales (OAG) del Senado, Ángel Figueroa Cruz, hiciera lo propio. Hoy se conoció que el jueves acudirá al Tribunal federal a declararse culpable por participar del esquema de fraude con el que se cobraron contratos por trabajos que nunca se llevaron a cabo. 

Como jefe de la OAG, Figueroa Cruz manejaba los contratos y facturas bajo las cuales supuestamente se cometieron los delitos. La OAG es una oficina con decenas de contratistas y funcionarios pagados con fondos públicos que en varios casos son políticos derrotados, parientes de políticos o candidatos a cargos electivos.

Sánchez y su compañera Robles, contratistas de la Legislatura y del Director de la OAG, fueron arrestados el 30 de mayo pasado. Esta última contrataba como coordinadora intergubernamental a la vez que corría a tiempo completo un negocio de crepas en Humacao.

La pareja tuvo participación prominente en la huelga universitaria de 2010 con un grupo opuesto a la huelga. Luego de eso, se les ubica como representantes y donantes políticos del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, en el área de Humacao. Figueroa Cruz, por su parte, era también presidente de la Legislatura Municipal de Bayamón y jefe de la Junta de Subastas del Senado. 

"Al que le caiga ese sayo que se lo ponga, a mí no", con esa cita el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, contestó a cuestionamientos sobre la invitación del director del Negociado Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés), Douglas Leff, para cooperar rápidamente con las investigaciones federales sobre empleados fantasmas en el Capitolio.

Según indicó Rivera Schatz en conferencia de prensa, Figueroa Cruz, fue relevado de todas sus funciones en el Senado tras el arresto y la oficina que dirigía pasaba al mando de la subdirectora de esa entidad, Omayra López Cosme.  

"Más allá del señor Figueroa Cruz, no hubo más ningún empleado del Senado que fuera implicado en estas denuncias", defendió el Presidente del Senado entonces a la vez que insistió que,​​​​ "Es imposible que un legislador, que un jefe de agencia, conozca al detalle lo que hacen cientos y cientos de empleados aquí. De hecho, ellos no nos imputan a nosotros nada. Contra nosotros no hay ninguna imputación".

En esa línea, también recalcó que "yo no superviso directamente a Ángel Figueroa. Eso es una premisa equivocada".

"Aquí hay un departamento de Administración que supervisa todas las dependencias. Yo no superviso directamente a Ángel Figueroa. […] Aquí hay gente que plantean y especulan. Aquí no hay ningún empleado fantasma ahora mismo acusado. Hay un contratista que cometió un fraude en una factura. Esos son los hechos. […] El contratista incluyó información falsa, que es distinto a un contratista fantasma", justificó Rivera Schatz.

Figueroa Cruz también presidió la Junta de Subastas del Senado y de la Asamblea Municipal de Bayamón.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN