Educación

Como suero de brea la implementación de escuelas alianzas

Este año nace solo una y, el próximo, dos más.

El incumplimiento con los estrictos estándares que se requieren para operar una escuela chárter en la Isla, provocó que en este nuevo año escolar solo se implementara la del plantel Rosalina C. Martínez, en Guaynabo, que fue aprobada por la organización sin fines de lucro, Caras de las Américas.

"La realidad es que el establecimiento de las escuelas públicas alianza (escuelas chárter) es el resultado de un proceso evaluativo de propuestas que tienen varias fases. Estas incluyen la carta de intención y la asistencia del Departamento de Educación (DE) en diversos niveles, a los fines de que puedan conocer a cabalidad las responsabilidades a asumir las riendas de esa escuela pública alianza", dijo a NotiCel, Eligio Hernández Pérez, secretario del DE.

"El planteamiento escolar (de las escuelas chárter) es más robusto que el de las escuelas regulares, así que hay un proceso evaluativo fiscal de las organizaciones sin fines de lucro para demostrar su solidez financiera. Habiendo un proceso robusto, donde pasa por un comité evaluativo y por un comité del Secretario, hace que sea sumamente riguroso. Todas las propuestas deben estar en estricto cumplimiento con la política pública establecida en el gobierno de Puerto Rico. Cualquier desviación de esa dirección, hace que no sea aceptada", añadió.

Las escuelas públicas alianza son planteles públicos que son operadas por organizaciones sin fines de lucro. En Puerto Rico, este sistema educativo se estrenó con Vimenti, administrada por Boys & Girls Clubs de Puerto Rico. Hasta este mes, se mantenía siendo la única del sistema.

Ahora, el plantel Rosalina C. Martínez, de la organización sin fines de lucro Caras de las Américas, nace en una zona vulnerable de Guaynabo, para atender a una matrícula de 300 estudiantes, que cursarán estudios de sexto a duodécimo grado.

"Ellos completaron el proceso por completo. Tienen un ofrecimiento y un acercamiento escolar dirigido a trabajar con la pobreza, lo que supone factores de riesgos, para implementar un planteamiento académico en la que haya esa intervención que les ayude a esos estudiantes a que fortalezcan la autoestima, a que reconozcan que la pobreza no es limitante, que se atrevan a soñar y alcanzar metas, a que se replanteen esas tomas de decisión y se asuman responsabilidades en los términos en que pueda haber una mejor toma de dirección", expuso.

Hernández Pérez destacó que 13 entidades sometieron propuestas para iniciar operaciones en el semestre escolar 2020-2021, pero dos de ellas no fueron sometidas dentro de la fecha estipulada por el DE. Luego, de las otras 11 propuestas, solo progresaron dos, por lo que para el próximo año escolar, en la Isla habrían cuatro escuelas chárter en funcionamiento.

"Esa autorización supone que la institución tiene que cumplir con todo el proceso que conlleva el año de planificación. Si la institución sin fines de lucro a la cual se el autorizó incumple con el requisito establecido en la fase de planificación implica que el Departamento de Educación se reserva el hecho de aprobación final", dijo.

La legislación establece que el máximo permitido de escuelas chárter no puede exceder el 10 por ciento del total de los planteles públicos escolares, del año corriente.

"Cada organización a cargo de una escuela alianza establece su propio caledadrio académico, siempre y cuando cumplan con la cantidad de días mínimos estipulados por el Departamento de Educación, que establece un mínimo de 180 días", dijo el Secretario.

 


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN