Educación

Cuestionables contratos en UPR Humacao para reparaciones post María

3 empresas se llevan sobre medio millón de dólares

Tres compañías se llevaron sobre millón y medio de dólares en contrataciones para llevar a cabo restauraciones en la Universidad de Puerto Rico Recinto de Humacao (UPRH) tras el paso del huracán María, y pese a que la Oficina de Auditoría Interna del sistema universitario informó las irregularidades que mediaron para los contratos y a que hace un mes entregaron su auditoría al presidente de la UPR, Jorge Haddock, este no ha tomado acción al respecto. 

Según el documento de 24 páginas, los contratos otorgados para los servicios de seguridad, reparación de generadores y suplido de diesel, sufrieron desviaciones en los procedimientos de compra. Estos contratos fueron otorgados entre el 15 de noviembre de 2017 y al 28 de junio de 2018 a las empresas Reyes Contractor Group (RCG), H.O.D Investment Inc. (HOD), y West Security Service (WSS) con una cuantía que ascendió a los $1,504,361.35.

Uno de los contratos fue otorgado para trabajos de impermeabilización de seis edificios en el campus, que fueron divididos en tres y tres para las empresas RCG y HOD. No obstante, la UPRH no pudo evidenciar que llevaron a cabo el proceso requerido de solicitar tres cotizaciones antes de adjudicar la contratación. 

Según la auditoría, "las cotizaciones se mantenían de manera desorganizada, dentro de cajas en el piso de la Oficina del Ayudante Especial del Rector Interino".

"No formaban parte de un expediente de la adquisición o contrato. La UPRH no suministró el original del 42% de las cotizaciones evaluadas. Entre estas, no identificamos el original de la oferta que se utilizó para otorgarle el contrato a HOD", señala el documento.

El caso se repitió para la contratación de los servicios de seguridad, aunque para esta contratación solo se evaluó la propuesta de WSS, la cual compararon con una compañía que antes proveyó el servicio. "Al observar que esta era de menor costo, recomendó al Rector Interino la contratación de WSS sin que la Oficina de Compras solicitara cotizaciones adicionales", advierte la auditoría.

De la misma forma, en el caso de la reparación de los generadores de electricidad y del suplido de combustible diesel, tampoco se solicitaron tres ofertas, pero a diferencia de las otras contrataciones, la administración proveyó justificación para la decisión, denota el documento.

El trabajo de contratación y compras fue llevado a cabo por una Ayudante Especial designada por el rector de la UPRH, Héctor Ríos Maury. Entre otras funciones esta Ayudante Especial se encargaría de tomar las riendas de la compra con los recursos de la Oficina de Compras de la institución, que ya contaba con un supervisor en función.

Pese a esta duplicidad de trabajo, ni la Ayudante Especial ni la Oficina de Compras fueron partícipes en el proceso de solicitud de ofertas para los servicios antes mencionados.

"La Ayudante Especial nos informó que para estos servicios el Rector Interino designó a otro de sus ayudantes especiales para que diligenciara el proceso de solicitud y recibo de las ofertas", detalla la auditoría.

La UPRH además no solicitó la intervención de la Junta de Subastas de Mejoras Permanentes en el proceso de solicitud de ofertas para la impermeabilización, contradiciendo las directrices del entonces presidente interino de la UPR, Darrell Hillman.

"Estas situaciones son contrarias al Reglamento sobre Adquisición de Equipos, Materiales y Servicios No Personales de la Universidad de Puerto Rico, así como al Reglamento de Adjudicación de Proyectos de Mejoras Permanentes de la Universidad de Puerto Rico. Ambos disponen que en casos de emergencia que haya sido determinada por el Presidente de la Universidad, o el Rector de la Unidad Institucional, la Oficina de Compras o la Junta de Subasta solicitará al menos tres (3) ofertas, sin necesidad de mediar anuncio o invitación a subasta. Si se obtienen menos de tres (3) ofertas, se justificarán las razones en el expediente", advierte la auditoría.

Otra de las irregularidades apuntan a que aunque el contrato de suplido de diesel y reparación de generadores se formalizó el 15 de noviembre de 2017, la UPRH ya había comenzado a recibir el servicio de la empresa contratada tan pronto como un mes después del embate del huracán María. Este contrato no establecía una cuantía máxima para el abastecimiento de combustible ni costos del servicio, englobándolo todo en la suma de $200 mil.

La UPRH no especificó cómo se determinó adecuada esa cuantía, pero detallaron que se desembolsó un total de $199,999.99.

"Según la información que obtuvimos del sistema financiero de la institución, desde el 2008 hasta el 2017, la UPRH desembolsó aproximadamente $101,799 para la reparación y mantenimiento de los generadores del recinto. De ese total, $12,821.7027 correspondieron al servicio de mantenimiento y reparación del año fiscal 2016-2017. Estos servicios fueron ofrecidos por una compañía distinta a la que se contrató durante la emergencia", desglosa el documento.

Pese a estas irregularidades, Haddock se ha negado a tomar acciones para destituir a Ríos Maury de su posición.

Durante el día de ayer y a través de un comunicado de prensa, la UPR alegó que Haddock recibió la auditoría el 29 de agosto y tras esto se le remitió el informe a Ríos Maury, y se le solicitó que presentara su respuesta a los hallazgos en un término de 48 horas.

Tras esta publicación, la Oficina de Asuntos Legales de la Universidad envió declaraciones escritas asegurando que no es hasta el 29 de agosto que la Junta de Gobierno de la UPR recibió el informe de evaluación de denuncia que le presentó el Comité de Auditoría sobre las irregularidades administrativas y académicas en el Recinto de Humacao.

"Es a partir de ese momento, no antes, que el presidente de la institución puede atender los hallazgos y recomendaciones del referido informe. La semana pasada la Oficina de Asuntos Legales presentó al presidente su evaluación al respecto. Conforme a esto, se le remitió el informe al rector interino, Dr. Héctor Ríos Maury, y se le solicitó que presentara su respuesta a los hallazgos en un término de 48 horas. En estos momentos el presidente se encuentra representando a la universidad en compromisos oficiales fuera de la isla. En los próximos días informará sus determinaciones responsablemente a la Junta de Gobierno", abundaron. 

Mientras, la presidenta de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend), Jannell Marina Santana Andino, apuntó que, "La impresión de la comunidad universitaria es que aquí hay un sentido de impunidad, desde posiciones de poder y con conexiones a los grandes intereses, las irregularidades pasan por desapercibidas. Esto es precisamente lo que el pueblo condenó abiertamente en el verano pasado"​​​​​​​.       

"Ahora el informe de auditoría interna valida que aquí hubo acciones contrarias a ley y, con su acción Haddock Acevedo está avalando que se continúen tomando decisiones o realizando acciones en los recintos que vayan en detrimento del primer centro docente del país", agregó Santana Andino.

Al momento el Rector no ha contestado.

Puede leer la auditoría completa aquí:


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN