Educación

En 12 años ha desaparecido casi la mitad de la población estudiantil de P. R.

Reveló Centro de Estudios Puertorriqueños Hunter

En 12 años la población de estudiantes en las escuelas de Puerto Rico mostró una reducción de - 44% ya que de 544,138 alumnos en el 2006, para 2018 sumaron 306,652 según reveló el estudio “Disminución poblacional y cierres de escuelas en Puerto Rico” del Centro de Estudios Puertorriqueños de Hunter College en Nueva York.

El estudio examina la población infantil en Puerto Rico entre 2006 a 2017 enfocándose en el impacto de los cierres de escuelas no solo en la niñez sino en la reducción de servicios educativos y en la fuerza laboral, especialmente en las zonas rurales. También se evaluó de cerca la estructura demográfica de la isla entre 2006 a 2017, y cómo comparó con las disminuciones de población o el crecimiento a nivel municipal para comprender el impacto de los cierres de planteles en las distintas comunidades.

Antes del huracán María, la migración infantil fue una tendencia durante la crisis económica de 2006 que se ha corroborado en estados donde más familias se han mudado tanto a zonas tradicionales como a nuevos estados.

A nivel demográfico, la población infantil y en edades productivas a nivel laboral de los puertorriqueños seguirá bajando mientras la población de edad avanzada se expande, advirtió el profesor Edwin Meléndez, director del Centro. 

Según el estudio de Hunter, la cantidad de niños menores de cinco años de edad bajó en Puerto Rico de 251,606 en 2006 a 146,699 en 2017. Esto representa una baja de 42%. Mientras, la población general bajó cuatro por ciento (-4%) hasta alcanzar los 3.1 millones de habitantes según los estimados más recientes del Censo.  

Lea: Los efectos María en la educación de la niñez puertorriqueña

“Esta situación que calificamos como un invierno demográfico en Puerto Rico exige una reevaluación urgente de las necesidades sociales y económicas para implementar políticas efectivas para toda la población que atienda los impactos negativos que se prevén”, sostuvo Meléndez.

Sin embargo, la narrativa que ha imperado hasta la fecha en Puerto Rico ha estado dominada por el cierre de escuelas y las medidas de austeridad que afectan a la educación. Uno de los programas que han surgido como alternativa ante los cierres son las escuelas Montessori, especialmente en zonas rurales.

La cifra total de escuelas en operación bajó de 1,515 en su nivel más alto en el 2006 hasta 855 en 2018. Tan solo en el año académico 2018 - 19 cerraron 265 aulas. Los cierres han sido desproporcionados ya que la mayoría han sido en áreas rurales (65%) comparado a un 35% en zonas urbanas.

Un total de 306,652 niños se matricularon en el presente año escolar, según datos del Departamento de Educación (DE), lo que representa una reducción de un 11% comparado a la cifra de 2017, que fue de 346,096 estudiantes.

La migración también jugó un papel importante en la disminución de la población infantil en Puerto Rico a comienzos del 2006. Si a esto se suma la crisis económica, y los huracanes Irma y María, se puede concluir que donde más se ha afectado es en los hogares con niños pequeños, según se desprende de la data obtenida.

Mire: Expuesto el estrés postraumático de María en la niñez boricua

El estudio además ofrece una serie de recomendaciones de política pública para abordar lo que se puede hacer para prevenir el cierre de más escuelas en comunidades vulnerables a través de la expansión de las escuelas públicas Montessori y proyectos similares.Ofrece, además, ideas de cómo reutilizar para el beneficio comunitario las estructuras de las aulas cerradas. 

Puede leer el estudio a continuación. 


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN