Educación

Acusaciones confirman investigaciones de fraude y lavado de dinero en Educación

Exasistente personal de Keleher ya fue acusada.

Una empleada del Departamento de Educación (DE) fue arrestada el a fines del año pasado por autoridades federales tras mentir sobre los ingresos que devengaba bajo su rol de “asistente de la Secretaria de Educación”, Julia Keleher, y se declaró culpable de los hechos el mes pasado.

Aunque la acusación se conoció hoy, el proceso contra la mujer, identificada como Iovaska Claudio Vargas, lleva corriendo desde el 7 de diciembre de 2018 cuando fue arrestada y luego, el 4 de enero de 2019, un gran jurado le radicó cinco cargos por declaraciones falsas, por los cuales se declaró culpable el 30 de mayo de 2019.

Documentos en este caso confirman que las autoridades federales mantienen una investigación en el DE sobre "posible actividad fraudulenta" con fondos federales. Además, un segundo caso revelado hoy, contra el empleado del Banco Popular que mintió sobre su divulgación de la existencia de una citación federal para las cuentas bancarias de Keleher, detalla que la pesquisa abarca también la posibilidad de lavado de dinero.

Al momento de su arresto, Claudio Vargas y su esposo, un agente de la Policía que había sido escolta de Keleher, tenían tres armas de fuego en su residencia, las cuales fueron ocupadas, y como parte de sus condiciones de fianza a la mujer se le ordenó a tomar terapias psiquiátricas.

Según una declaración radicada por el agente de la Oficina del Inspector General del Departamento de Educación federal, Robert Wolfe, Claudio Vargas es beneficiaria del Plan 8 de Puerto Rico y del Plan “Mi Salud” de Medicaid. Ambos beneficios requieren que la persona no pase de cierto nivel de ingresos mensuales para poder cualificar.

En septiembre de 2017, cuando la mujer solicitó el Plan 8, ratificó en un documento que no tenía ningún trabajo y que solo recibía un total de $400 de manutención para su hija menor de edad. En el 2018 hizo una declaración similar para obtener el beneficio del Medicaid.

No obstante, Claudio Vargas trabajaba para Keleher desde tan temprano como febrero 2017, cuando la Exsecretaria de Educación abrió una cuenta de tarjeta de crédito a su nombre y se la entregó a la mujer para, entre otras cosas, hacer compras en supermercados, restaurantes, tiendas de comida, pagar deudas de utilidades, servicios de laundry y limpieza y la compra de bienes del hogar.

La tarjeta de crédito fue aprobada en el Banco Popular, de donde fiscalía utilizó un subpoena para obtener la información de las cuentas de bancos de Keleher y que consiguientemente fue filtrada.

De acuerdo al documento, Claudio Vargas conoció a Keleher a través de su esposo, quien es agente del Negociado de la Policía de Puerto Rico y figuró como escolta de la funcionaria en el 2016. Las mujeres entablaron comunicación a través de correos electrónicos cuando Claudio Vargas le pidió ayuda a la entonces funcionaria para obtener su diploma de escuela superior.

Según la declaración, "entre al menos febrero y junio de 2017, la Oficial Público #1 del Departamento de Educación de Puerto Rico realizó acciones oficiales para emplear a Claudio Vargas en el Departamento". Keleher no es nombrada en la declaración, pero se usa el término de "Oficial Público #1" del DE y, además, en la lista de evidencia que fiscalía tiene para juicio, se identifican las cuentas de "J.K". La lista denota también que los investigadores recopilaron evidencia de correos electrónicos, grabaciones de video y audio de Claudio Vargas, récords del complejo residencial Ciudadela, fotografías de vigilancia encubierta, récords bancarios, récords de tarjetas de crédito, expedientes de Hacienda, expresiones que la acusada hizo a agentes e información de viajes de Claudio Vargas.

Para diciembre de 2017, Keleher cursaba correos electrónicos a Claudio Vargas discutiendo los muebles de su oficina, el recogido de su correo, compra de enseres para su apartamento, llegando tan lejos como llamarla su asistente en algunos.

La mujer admitió que, por cerca de un año, no declaró ingresos al departamento de Hacienda, al Departamento de Vivienda o a Medicaid. En ese periodo, la mujer sí recibía un ingreso mensual en efectivo por los servicios que prestaba a Keleher, pero ni Claudio radicó planillas por ese ingreso ni Keleher reportó esos pagos al Departamento de Hacienda.

La jueza federal Aida Delgado Colón señaló la vista de sentencia de la mujer para el próximo 17 de septiembre.

Puede leer el affidavit del inspector general aquí:

La acusación formal aquí.

 

Y la lista de evidencia en su contra aquí.

 

 


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN