Educación

UPR devela cambios a las exenciones de matrícula

Proceso comenzó atropellado en Mayagüez

Mientras miles de estudiantes hacen filas en sus respectivos recintos y unidades y se preparan para pagar su matrícula, la Universidad de Puerto Rico (UPR) reveló los cambios a las exenciones y becas de la institución que entran en vigor durante este venidero año académico.

Como regla general, la UPR proveerá “asistencia económica suplementaria” de $500 el semestre a los estudiantes subgraduados y graduados que cumplan con una serie de requisitos, para que cubran los gastos restantes de una universidad que continúa aumentando sus costos de cursos y servicios para contrarrestar los recortes por parte del gobierno.

Estos cambios surgen entre reclamos de que persistían los recortes fiscales, a toda vez que se perjudicaban los servicios pues, desde horas de la mañana del martes, las quejas de los estudiantes no se hicieron esperar a través de las redes sociales, porque los costos continúan en incremento, pero los servicios disminuyen en calidad, la disponibilidad de cursos escasea y las instalaciones universitarias no se encuentran en óptimas condiciones.

Ese día, por ejemplo, el sistema de pago de matrícula en línea del Recinto de Mayagüez sufrió fallas. Por esta razón, los estudiantes se vieron obligados a visitar el Coliseo Mangual para realizar los ajustes y trámites pertinentes. El rector del recinto, el doctor Agustín Rullán Toro, se vio forzado a extender los procedimientos por un día adicional.

En otras instancias, los estudiantes fueron instruidos a recurrir a una prórroga extraordinaria porque los cambios en las exenciones aún no se reflejan en el sistema digital.

“Esa prórroga lo que haría sería postergar el pago de su matrícula unos meses y se espera que durante esos meses la programación termine, Pero eso es algo práctico porque si el estudiante es elegible, se supone que el programa determine costos pertinentes y el resto de la matrícula que tenga deuda, entra en proceso de prórroga que es académico porque eventualmente esa deuda se perdona”, explicó el doctor Ubaldo Córdova Figueroa, vicepresidente de la UPR.

Desde el año fiscal 2017-2018, las aportaciones gubernamentales para la UPR se redujeron en $247 millones (29%), de acuerdo al Memorando de Presupuesto. Para mitigar esos recortes, la institución recurrió al aumento de la matrícula para estudiantes subgraduados y graduados, al aumento de cuotas mantenimiento, tecnología y derechos de laboratorios, a la reducción de empleados a tiempo completo y beneficios marginales, así como a los ajustes en el uso de energía.

Según el Memorial del Presupuesto, la institución educativa comenzará el año con un recorte neto de $86 millones en fondos gubernamentales y que hubieran sido destinados a gastos operacionales. No obstante, de acuerdo a un comunicado de prensa de la UPR, este año también se cuenta con $40.3 millones para propósitos de esta "ayuda suplementaria”, sumado a un excedente del año pasado de $3.2 millones provenientes del Fondo Dotal y de $1.5 millones de la beca del plan fiscal.

Este modelo surge, además, en desafío al decreto de la Junta de Control Fiscal (JCF) de eliminar la mayoría de las exenciones de matrícula, según dispuesto en el plan fiscal de la UPR más reciente y aprobado por unanimidad escrita por los miembros de la entidad financiera.

“Las exenciones se transformaron a un modelo de asistencia económica y de apoyo a esos estudiantes que tienen necesidad económica. Para nosotros es bien importante apoyar a esa población primero. Todos los empleados que tienen ingresos menor a cien mil dólares, continuarán teniendo una beca que le apoyará cubrir a sus estudios”, señaló Córdova Figueroa.

En lugar de exenciones, el modelo se convierte en uno de “ayuda económica” para las siguientes categorías:

  • Estudiantes elegibles a matrícula de honor 
  • Empleados 
  • Hijos y cónyuges dependientes de empleados 
  • Representantes Estudiantiles ante la Junta Universitaria 
  • Representantes Estudiantiles ante la Junta de Gobierno 
  • Atletas 
  • Conjuntos musicales y de teatro (bandas, coros, cantores, tunas) 
  • Ayudantías de cátedra e investigación

Los requisitos principales para ser elegibles a estas becas son llenar la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) y tener un ingreso familiar igual o menor de $100,000 anuales, excepto los estudiantes graduados que reciban ayudantía de cátedra o investigación.

En una comunicación escrita, el presidente de la UPR, Jorge Haddock Acevedo, añadió que los estudiantes elegibles a recibir matrícula de honor, atletas, artistas de conjuntos musicales y teatro podrán recibir una beca adicional de hasta $1,600.

“De esta manera, se reconoce el esfuerzo y dedicación de los estudiantes atletas y miembros de agrupaciones artísticas que representan a nuestra Universidad. Como recordarán, la Junta de Supervisión Fiscal encomendó la eliminación de la mayoría de las exenciones de matrícula. No obstante, rechazamos dicha determinación”, aseguró Haddock Acevedo.

Las subvenciones, en cambio, no estarán disponibles en verano ni en períodos de invierno. Igualmente, no pueden ser utilizadas para cubrir el pago de las cuotas y costos de laboratorios o para sufragar los costos de un segundo bachillerato.

Los cambios fueron instaurados con la aprobación de la Certificación 4 2019-2020, la cual derogó la Certificación 50 (2011-2012), conocida como la Política Institucional sobre las Exenciones de los Derechos de Matrícula en la Universidad de Puerto Rico y su homóloga del 2018-2019, conocida como el Reglamento para la Concesión de Ayudas Económicas de la Universidad de Puerto Rico.

Las decisiones de la UPR contrarian la información vertida por la directora ejecutiva de la JCF, Natalie Jaresko, quien reiteró en una conferencia de prensa a principios de junio que, con el nuevo plan fiscal, las exenciones de matrícula serían eliminadas para los estudiantes de nuevo ingreso. Empero, se garantizaba un fondo de $250 millones para becas en dos arcas: uno administrado por el Estado y otro por la institución.

El plan fiscal aprobado en ese entonces —que es el vigente— sufrió cambios en parte porque la cantidad de estudiantes matriculados disminuyó de forma inesperada. Según el documento, para el año 2024, la cantidad de estudiantes en la UPR será de 42,573.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN