UPR

Fuera de probatoria los 11 recintos de la UPR

Los 11 recintos y unidades de la Universidad de Puerto Rico (UPR) fueron removidos del estado de probatoria en que los tenía la Middle States Commission on Higher Education (MSCHE), no obstante, la agencia acreditadora advirtió que la institución debía evaluar su sostenibilidad de cara al futuro.

“En el caso del sistema de la Universidad de Puerto Rico, la Comisión reconoce el trabajo realizado por cada una de las instituciones con el apoyo del sistema de la UPR. La Comisión entiende que, mientras las instituciones ahora están en cumplimiento, este no es el fin, sino que el comienzo. Las instituciones, en colaboración con el sistema, necesitan atender su sostenibilidad de cara al futuro”, señaló la doctora Margaret M. McMenamin, comisionada de la MSCHE.

La determinación surgió tras la reunión de la MSCHE de ayer, jueves, pero fue informada hoy mediante declaraciones escritas que también incluyeron el estado de otras instituciones educativas de los Estados Unidos.

A principios del mes de enero, la agencia acreditadora catalogó a los 11 recintos y unidades de la institución bajo la categoría de “mostrar causa”, debido al fallo de la administración universitaria en someter los estados financieros auditados y un plan de acción ante los recortes presupuestarios. Este renglón puso a la Universidad en posición de justificar por qué la acreditación de la institución no debía ser revocada.

Las expresiones de McMenamin confirman la preocupación ulterior, no solo de la entidad, sino de la comunidad universitaria de que los recortes presupuestarios, que ascienden a $443 millones de cara al 2023, y que tendrían el poder de impedir las operaciones institucionales.

Según el plan fiscal de la UPR, certificado por la Junta de Control Fiscal (JCF), los ahorros y la generación de ingresos se haría mediante la consolidación de programas académicos y recintos, la disminución de personal administrativo, y aumentos en el costo de la matrícula y los servicios. En su versión más reciente, el plan fiscal no solo impone aumento en el pago de los créditos del estudiantado, sino que también eliminó gran parte de las exenciones de matrícula.

Lee más detalles de los cambios pulsando aquí.

El documento da por sentado que el sistema universitario experimentará una reducción consistente de estudiantes en los próximos años, razón por la cual se sostendrían las operaciones aún con los recortes.

En segundo plano, pero anunciadas con grandes promesas, se encontrarían las colaboraciones con el gobierno, como los acuerdos interagenciales y esfuerzos como el Marbete Conmemorativo de la UPR y los adiestramientos a empleados públicos.

No obstante, los planes de implementación de la universidad demuestran que la UPR está retrasada en su búsqueda de nuevos ingresos, recaudación de fondos y su reorganización académica y estructural, según el calendario elaborado hasta el año fiscal 2023.

Otros ingresos que espera tener la UPR son por concepto de reembolsos y fondos para arreglos post huracán María, que han sido anunciados por filtración.

Para el 2026 la reducción constante de la aportación gubernamental a la universidad sumará $512 millones.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN