UPR

Profesora de la UPR pide acción de la administración contra el acoso

Cuenta su vivencia con el acoso en la Universidad

Las denuncias de acoso sexual que han surgido en la Universidad de Puerto Rico (UPR) caen en oídos sordos de la institución, que no ha tomado un pronunciamiento administrativo concreto para atajar la situación.

El pasado marzo, una estudiante de la UPR denunció actos de acoso sexual durante su primer año en la institución educativa por parte del profesor Guillermo Rebollo Gil en un video que publicó en su cuenta de Facebook. Las denuncias desencadenaron una reacción por parte de la administración UPR así como de la Legislatura, que al momento investiga los protocolos en casos de hostigamiento.

El profesor Rebollo Gil, que actualmente ya no labora para la Universidad, negó las denuncias de la estudiante aclarando que fue él quien arrojó luz a la administración de las denuncias en su contra cuando supo de éstas.

“Yo no lo oigo de rectores, yo no lo oigo de presidentes, yo oigo de unos talleres ahí que te mandan una hojita que es la que dice siempre lo mismo, pero no hay ninguna política de implementación que yo vea y es importante que se atienda porque este asunto del acoso sexual es real y es real desde antes de que yo fuera estudiante”, denunció la profesora Mayra Santos Febres, quien hace solo un mes compartió una vivencia en sus redes sociales sobre sus tiempos como estudiante y la situación incómoda por la que pasó con un profesor de la institución.

“Jamás un profesor se me había acercado tanto. Me abrazaba. Me hablaba muy cerca, como si yo fuera otra cosa que una muchacha universitaria refugiada en el Programa de Estudios de Honor, sacando fotocopias con tal de no tener que irse a su casa”, narró la también escritora en su cuenta de Facebook desde la cual instó respeto a la joven que denunció el mes pasado a Rebollo Gil.

 

 

Para la escritora, las denuncias de acoso en las instituciones de educación superior del país son casos complejos y confusos porque “el primer problema de muchas mujeres es que pensamos que algo tuvimos que ver nosotras para ponernos en esa situación”. 

“Es confuso, sobretodo cuando tú tienes 19 años y estás viendo tu profesor para arriba. Ni te das cuenta de que tú tienes una cintura y unas nalgas o que te pusiste camisa de manguillo o no. Tú no te estás dando cuenta porque tú no estás yendo a la Universidad a eso. Y de repente tú ves que te están echando para atrás en una esquina y tú no entiendes, ni siquiera entiendes qué está pasando. Esas directrices de ‘no means no’ y sé fuerte y atrévete no tienen ningún sentido cuando tú eres la que está pasando por eso”, afirmó Santos Febres, quien reconoció que tardó 53 años en contar su historia.

Su caso lo denunció en las redes, plataformas que han servido grandemente a muchas víctimas de estos actos para denunciar a sus agresores y que la profesora apoya siempre y cuando las denuncias lleven a actos.

“Yo lo que creo es que como es ‘vox populi', o sea es conocimiento de mucha gente, quienes lo están haciendo que los tiren al medio ya”, exhortó Santos Febres en entrevista con NotiCel.

Sin embargo, para la fundadora del Festival de la Palabra las denuncias no son suficientes “si no hay una práctica, si no hay una política de implementación”.

“¿A dónde voy? Me van a tomar la querella o voy a tener que ir a donde un montón de macharranes en la Policía que se van a reír de mí. […] Y sobre todo, cuál es la consecuencia. ¿Yo voy a ser toda esta exposición para que no pase nada después?”, cuestionó la profesora.

Para Santos Febres, el hecho de que en Puerto Rico se discuta el tema del acoso sexual es un adelanto en comparación a muchos otros países vecinos cuyas leyes y sociedad no combaten este tipo de actitud.

“Yo creo que estas discusiones y estas preguntas que tú me estás haciendo son precisamente una muestra de lo adelantado que estamos a nivel de relaciones críticas del patriarcado y de relaciones interbinarias y también de género. Pero parece que nos toca un tramo largo que caminar todavía para que la gente entienda que esto es una cosa compleja, que no es tan fácil como víctimas y victimarios, que a veces cuando uno está chiquito uno está jugando con las fronteras de lo que es posible y uno puede meterse en lugares que son peligrosos sin saberlo y que está de las personas mayores y con mayor poder frenarse, coño”, concluyó.

Mira la entrevista a la profesora Santos Febres:


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN