Gobierno

Auditoría de BDO responsabiliza a Primera Dama por Unidos por Puerto Rico

El Gobernador ha dicho algo distinto.

La empresa que hasta mayo fue la principal consultora del gobierno y que coopera con una investigación federal sobre la Administración Rosselló, BDO Puerto Rico, señaló a la Oficina de la Primera Dama, Beatriz Rosselló, como la responsable de la creación de la entidad sin fines de lucro Unidos por Puerto Rico así como de la primera fase de entrega de suministros luego del paso del huracán María.

Los señalamientos están contenidos en un informe de auditoría elaborado y firmado por la empresa, con fecha del 20 de noviembre de 2018, fecha que precede la insistencia del gobernador Ricardo Rosselló Nevares de que su esposa solo fungía como portavoz de la entidad, a raíz de las alegaciones de corrupción de Raúl Maldonado Nieves, hijo del exsecretario del Departamento de Hacienda.

Beatriz Rosselló, cuando pasa el huracán María, bien importante que sepan la historia. Estaba siete meses y medio embarazada. No obstante, ella decide ser la cara y ser la portavoz de un esfuerzo para traer recursos a Puerto Rico, recursos de los cuales nunca, nunca los manejó. Ese no era su rol. Su rol nunca ha sido administrativo, siempre ha sido uno de portavocía, exclamó Rosselló Nevares en un mensaje sorpresa en La Fortaleza el 25 de junio de 2019.

La auditoría de BDO es clara en que la organización sin fines de lucro incorporada como Juntos y Unidos por Puerto Rico fue “concebida como una iniciativa de la primera dama de Puerto Rico, Mrs. Beatriz Rosselló, con un llamado de acción al sector privado” y que el gobierno contaba con un miembro ex-officio en la Junta de Directores de la entidad.

Lo que la auditoría —que comprende el período del 12 de septiembre de 2017 al 30 de junio de 2018— no menciona es que en un principio la iniciativa contó con tres miembros ex-officio, en lugar de uno: la Primera Dama, el entonces secretario de Hacienda, Raúl Maldonado Gautier, y el director de la Oficina de la Primera Dama, Luis Martínez. Estos miembros, según dispuso la organización, debían velar porque la mayoría de los fondos llegaran a los más necesitados. Con el paso del tiempo, y basado en un documento en la página web de la entidad, el único miembro restante del gobierno era Maldonado Gautier.

La auditoría de BDO explica que luego del huracán María el 20 de septiembre de 2017, el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot se convirtió en el centro de acopio oficial para comida y suministros. Informes de prensa indican que lo sería hasta el 30 de noviembre de 2017. Como parte del esfuerzo, se delegó por común acuerdo que el Gobierno de Puerto Rico estaba encargado de la operación de recibimiento, manejo y entrega de suministros. 

Según la auditoría, la entidad sin fines de lucro y el gobierno —que actuaba a través de la Oficina de la Primera Dama—, firmaron un memorando de entendimiento en el que se estableció que todo producto entregado al Coliseo por o a nombre de Unidos por Puerto Rico debía ser “recibido, manejado, guardado, distribuido y enviado por el Gobierno de Puerto Rico” a los beneficiarios, o sea, quienes estaban en necesidad.

Esta afirmación derrota las explicaciones que el Gobernador y la Primera Dama han ofrecido hasta el momento referente al rol del gobierno tanto en la entidad sin fines de lucro, como en la entrega de suministros luego del huracán, una que también fue criticada por Maldonado Nieves. El hijo del exfuncionario aseguró que la entrega de suministros fue detenida en una ocasión por motivaciones políticas y de imagen.

“El gobierno asignó personal de supervisión de la Oficina del Gobernador, la Oficina de la Primera Dama y otras agencias que eran responsables de identificar las necesidades de los beneficiarios en cada uno de los municipios de Puerto Rico, y de determinar el tipo de suministros y las cantidades que iban a ser entregadas a cada municipio y los beneficiarios”, relata la auditoría.

Lee también: BDO Puerto Rico despide empleados en medio de pesquisa federal

De acuerdo a BDO, el gobierno tenía un inventario de: los suministros enviados al Coliseo, la asignación de los productos por municipio y los suministros enviados a los beneficiarios. Además, era responsable de coordinar la distribución y la entrega del equipo directamente a los beneficiarios de cada ayuntamiento.

El gobierno también era responsable de asegurar que se impusieran controles adecuados en el manejo de inventario y que se mantuvieran para el manejo de los suministros. El esfuerzo en el Coliseo fue cerrado el 30 de noviembre de 2017, añade el documento.

Esta información está sustentada en un comunicado de prensa enviado por la Oficina de la Primera Dama el 1 de diciembre de 2017, una vez finalizado el operativo, en el cual se reiteró que el 100% de las donaciones fueron entregadas a las víctimas de los huracanes Irma y María.

No obstante, en el mismo comunicado, la Oficina de la Primera Dama destacó que se entregó el equivalente a 3,009,375 libras en suministros, pese a que se recibieron 3,253,370 libras. La auditoría de BDO, por su parte, asegura que la cantidad entregada por la Oficina de la Primera Dama fue 3,253,370 libras, equivalentes a $2,862,966.

En el comunicado no quedó claro si el remanente de 243,995 libras fue descartado o si formaba parte de la mercancía que se encontró en los predios de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE). No empece, ante los ojos de BDO en esta auditoría, las más de tres millones de libras era lo que le tocaba al gobierno entregar, por tanto, su entera responsabilidad y sus pormenores no correspondían en este informe.

La comunicación también confirmó que el Departamento de Hacienda mantuvo funcionarios en el Coliseo, quienes trabajaron en la fiscalización del proceso de recibo, despacho y distribución de artículos para cumplir con la Orden Ejecutiva 2017-59 de Rosselló Nevares. Este decreto constituyó un Cuerpo de Auditores, compuesto por empleados de Hacienda, así como de otras agencias públicas con conocimiento en auditorías.

El 27 de septiembre de 2018, Maldonado Gautier dio a conocer la trayectoria de los vagones encontrados en la CEE y que contenían donaciones para damnificados por el huracán, así como juguetes que sobraron de la Fiesta de Reyes que organizó la Oficina de la Primera Dama. La explicación surgió como parte de una auditoría ordenada por Rosselló Nevares a Maldonado Gautier, quien en ese momento se desempeñaba como secretario de la Gobernación.

La tarea recayó en BDO y Robles & Associates, señaladas por miembros de oposición política como entidades con un conflicto de interés para realizar este trabajo. Aunque Maldonado Gautier publicó un “memorando” con detalles de los hallazgos, el documento oficial de la auditoría de esos eventos no se ha publicado por parte del gobierno pese a múltiples solicitudes de este medio.

En una publicación en sus redes sociales, Maldonado Nieves tildó de corrupto al Gobernador y alegó que ambos estuvieron presentes en una reunión en La Fortaleza junto al exsecretario de Hacienda y el Presidente de BDO, momento en que Rosselló Nevares le pidió al empresario que cambiara el informe sobre el manejo de los vagones de ayuda, con el fin de no afectar la imagen de la Primera Dama.

Sí, todo recaía en la Oficina de la Primera Dama y el reporte final que salió no echó culpas a la Oficina de la Primera Dama", insistió Maldonado Nieves.

La información difundida por el entonces Secretario de la Gobernación apuntó en todo momento a la Guardia Nacional y en ningún lado se menciona a la Primera Dama, pese a que tenía una responsabilidad indeleble, según la auditoría de Unidos por Puerto Rico.

En su comunicado oficial, Maldonado Gautier indicó que los furgones que contenían suministros encontrados en la CEE consistían de tres elementos: el remanente de las ayudas que no fueron distribuidas, lo cual podría explicar el desfase en números entre lo que la Oficina de la Primera Dama entregó y recibió, así como algunos artículos que fueron utilizados como apoyo a la operación del Centro de Acopio y/o refugios tales como catres, abanicos, baterías, etc. y artículos que sobraron de la actividad del Día de Reyes. 

Al acabar esa primera fase, Unidos por Puerto Rico estableció acuerdos con otras entidades sin fines de lucro para la entrega directa de la mercancía donada por otras organizaciones y otros países, lo que fue equivalente a 5.5 millones de libras en suministros, según la auditoría.

Lee la auditoría de Unidos por Puerto Rico, publicada en enero 2019:


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN