Contralor

Millones del pueblo se van para el 'Cartel del Petróleo' de la AEE

Otros $2.6 millones fueron a personas sin contrato

La Oficina del Contralor de Puerto Rico (OCPR) reconoció en su más reciente informe los pagos ilegales que efectuó la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) a la empresa multinacional Vitol, otrora suplidor de combustible de la corporación pública, que logró recaudar $2,301 millones entre el 2012 y el 2015, pese a que se declaró culpable de fraude ante el tribunal federal en el 2006.

Pero eso no es todo, pues la corporación pública también pagó $3,247,376 a un suplidor de combustible por concepto de intereses incurridos pese a que el contrato no incluyó una clausula autorizando el cobro de intereses.

Y como si este descuido administrativo fuera poco, el informe de auditoría de la OCPR también reveló que entre el 2009 y el 2017, la AEE pagó $2,669,619 a 29 contratistas con quienes no había formalizado un contrato de servicios profesionales.

Aunque el informe no desglosa los nombres de las compañías envueltas, el suplidor de combustible a quien la AEE pagó $2,301 millones es la multinacional Vitol. Este detalle trascendió durante la investigación legislativa efectuada por la Comisión Especial que investigó la compra de petróleo en la AEE durante la pasada Asamblea Legislativa y presidida por el senador Aníbal José Torres.

En el informe, la OCPR indicó que esta situación viola la ley 458 del 2000, la cual prohíbe a jefes de agencia contratar empresas acusadas de fraude.

Por otra parte, la OCPR identificó 8 contratos y una enmienda -que totalizaron $4,558,533,860- para suplido de combustible que no incluían cláusulas para imponer cago de intereses por demora. Aún así, la AEE emitió un pago de $3,247,376 en intereses y otro pago por intereses de $12,490 que no incluyó copia de las facturas de combustible por $23,413,216.

“El 17 de agosto de 2017 solicitamos para examen, al tesorero, los informes y las investigaciones realizadas para pagar los referidos cargos por demora. Dicho funcionario no pudo suministrar los mismos”, reza el informe del Contralor. Los anejos identifican al tesorero en funciones de ese momento como José A. Roque Torres.

En relación a los contratistas que recibieron paga sin contrato entre el 2009 al 2017, se trata de unos 29 contratistas que rindieron servicios legales, de oficial examinador, consultoría, técnicos, pruebas y evaluaciones médicas, taquigrafía, auditoría, peritaje, acarreo de fondos, estandarización, interpretación de resultados y pruebas de sustancias controladas.

Aunque el gasto total por este descuido fue de $2,669,619, el informe señala que en ocho desembolsos efectuados -que totalizaron $504,989- en cinco de ellos el número de la factura del expediente no coincidía con el número de la factura registrada en el sistema de contabilidad de la AEE. Esos cinco desembolsos fueron de $334,364.

Según el informe, esta situación, “no le permitió a la Autoridad ejercer un control y una supervisión adecuada de los desembolsos. Además, propicia el ambiente para la comisión de errores e irregularidades con los consecuentes efectos adversos. También a que se incumpla con las normas y los reglamentos aplicables, y que se dupliquen los desembolsos”.

La OCPR atribuyó las situaciones a falta de coordinación entre los directores ejecutivos y los asesores jurídicos para asegurar el cumplimiento de los tramites apropiados para otorgar contratos.

“Además, los directores de finanzas en funciones se apartaron de las disposiciones de ley indicadas y no protegieron los mejores intereses de la Autoridad al procesar y aprobar los pagos mencionados sin mediar un contrato escrito entre las partes. Tampoco supervisaron adecuadamente a los empleados asignados a anotar en los registros de contabilidad las mencionadas transacciones, lo que permitió que se registraran las mismas con errores”, reza el informe.

Vea aquí el informe de la OCPR:


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN