Gobierno

La sigilosa saga de Cobra y sus contratos con la AEE

Rastro de denuncias culmina en acusación federal.

En medio del frenesí que fueron las primeras semanas después del embate del huracán María, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) contrató a dos empresas estadounidenses para abordar la monumental tarea de recuperar un sistema eléctrico totalmente derribado.

Whitefish Energy Holdings generó una gran polémica por las tarifas leoninas acordadas para sus empleados subcontratados, la manera acelerada y sin subasta que se adjudicó el contrato e incluso la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) amenazó con no pagar por el contrato debido a la inclusión de una cláusula que garantizaba que la agencia federal aprobó el acuerdo. Ese contrato fue cancelado a solicitud del gobernador Ricardo Rosselló Nevares el 29 de octubre del 2017.

Cobra Acquisitions, en cambio, no generó polémica alguna, aun cuando NotiCel reportó que aumentaron sus tarifas, superando las cifras polémicas del contrato de Whitefish. Más aún, el monto de los contratos que la AEE otorgó a Cobra superaron los $1,800 millones, pagos con fondos de FEMA.

A continuación, te resumimos los señalamientos hechos contra Cobra desde que llegaron a Puerto Rico en octubre del 2017:

  • El primer contrato de Cobra con la AEE fue firmado el 19 de octubre del 2017 por $200 millones. Tenia una vigencia de 12 meses, sin embargo, la propuesta estimaba un costo de $187,560,000 en cuatro meses por una operación que contemplaba 250 empleados y una barcaza para alojarlos. Vea: Cobra cobrará caro a la AEE
  • El contrato fue enmendado en tres ocasiones antes de culminar el 2017 para reflejar cambios, particularmente sobre una enmienda que disponía que FEMA aprobó el contrato. El 28 de enero del 2018 la AEE aprobó una cuarta enmienda al contrato original que aumentó el tope por $245,429,800. Sin embargo, la propuesta de Cobra de ese momento hizo la salvedad que ese aumento sería para el pago de 550 empleados para un periodo de 77 días adicionales. La empresa matriz de Cobra, Mammoth Energy Services, reportó en ese momento que el aumento fue de $500 millones, pero un día después corrigieron el detalle para reflejar que el aumento fue de $245 millones. Vea: Una mirada a la danza de millones en la restauración de energía
  • El 27 de febrero del 2018 la AEE vuelve a aprobar otro aumento, esta vez por $500 millones, llevando el tope del contrato original a $945 millones. El entonces director ejecutivo interino de la AEE, Justo González, insiste que el contrato de Cobra se paga con reembolsos de FEMA. Vea: Va por $945 millones el contrato a Cobra para restablecer energía
  • A medidados de abril, el presidente de la UTIER, Ángel Figueroa Jaramillo, responsabilizó a Cobra por dos apagones masivos que ocurrieron en una semana. Uno fue ocasionado por D. Grimm, empresa subcontratada por Cobra, durante una excavación cercana a una torre de transmisión. Otra fue ocasionada por personal de Cobra llevando a cabo labores de poda de árboles cerca de líneas de transmisión. Vea: Ya van dos apagones provocados por Cobra
  • El 26 de mayo del 2018, cuando la AEE estima que ha energizado más del 90% de la Isla, optan por otorgar un segundo contrato a Cobra con un tope de $900 millones, vigente hasta el 25 de mayo del 2019. Arty Straehla, presidente de Mammoth, anuncia recaudos de $494 millones en el primer trimestre, un aumento en recaudos de 559% comparado con el primer trimestre del 2017. Vea: Con $900 millones más, Cobra se queda en P. R. hasta el 2019
  • El segundo contrato de Cobra resulta ser más oneroso en sus tarifas que el de Whitefish. Un análisis efectuado por este medio reveló que mientras Whitefish cobró $319 por hora por un celador subcontratado, Cobra ahora cobraba $325 por hora por celador. Vea: Con nuevo contrato, Cobra cobra más que Whitefish
  • En agosto la Junta de Control Fiscal (JCF) revisó el primer contrato de Cobra y sus enmiendas y el segundo contrato. Determinaron que los aumentos del primer contrato no cuentan con un análisis para justificar el alza, a la vez que señalaron que el costo por hora por un celador no refleja el promedio salarial para esa profesión, por lo que no pudieron razonar la justificación de ese aumento. En la evaluación del segundo contrato, la JCF alegó que la AEE no les proveyó la estructura tarifaria aplicable para ese nuevo acuerdo, por lo que no pasó juicio sobre las tarifas nuevas. Vea: Contrato de Cobra con la AEE aumenta sin que se sepa por qué
  • En marzo del 2019, el director ejecutivo de la AEE, José Ortiz, indica a NotiCel que no volverán a contratar los servicios de Cobra. Añadió que desde febrero de este año la Autoridad no le ha asignado trabajos a Cobra y se encontraba en proceso de desmovilizarse. Vea: Cobra se queda sin trabajo en la AEE, pero siguen cobrando
  • El 24 de mayo de 2019 trasciende que la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) investiga a FEMA por la manera en que manejó los contratos otorgados a Cobra. Surge que una funcionaria de FEMA, la Administradora Regional Adjunta, Ahsha Tribble, fue suspendida de su empleo en relación con la pesquisa.​​​​​​​​​​​​​​ Vea: Federales investigan los contratos de Cobra para restaurar la red de AEE
  • Una serie de correos electrónicos escrutados por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) revelaron que Tribble convocó una reunión el 24 de enero del 2018 con la JCF a la que también asistió el presidente de Cobra, Keith Ellison, el vicepresidente de operaciones de Cobra, Ken Kinsey, y dos asesores de Filsinger Energy Partners, entre ellos el propio Todd Filsinger y Nathan Pollak. Según indicó al CPI el abogado de Tribble, Leo Aldridge, la reunión fue para discutir el estatus de la restauración de energía en la Isla. El CPI también reveló que el entonces Coordinador de Revitalización de la JCF, Noel Zamot, también mantuvo una estrecha comunicación con Tribble.​​​​​​​ Vea: Así fue el trámite de contratos de Cobra en la Junta
  • El informe del primer trimestre de 2019 que sometió la empresa matriz de Cobra, Mammoth Energy, a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), indicó que la AEE aún le debe a cobra $25.7 millones adicionales por concepto de balances delincuentes y aparte a los $221 millones que la corporación pública aún no ha pagado por servicios rendidos. El director ejecutivo de la AEE, José Ortíz, indicó a NotiCel que: "A Cobra no se le están pagando intereses y nosotros le pagamos según nos va reembolsando FEMA". En ese sentido insistió que Cobra nunca le ha notificado sobre los pagos delincuentes adeudados. Vea: AEE no pagará intereses a Cobra
  • Una demanda de clase radicada por comerciantes locales busca el pago de $300 millones en daños contra Cobra Acquisitions por los apagones masivos del 12 y 18 de abril del 2018. Mammoth y el subcontratista de Cobra, D. Grimm, figuran como los demandados, pero Mammoth sostiene que la alegada conducta negligente que provocaron los apagones es atribuible únicamente a D.Grimm, que a su vez culpó a otro subcontratista de Cobra, A&J Steel, por los actos que tumbaron el sistema eléctrico.​​​​​​​ Vea: Apagones masivos mantienen en líos a Cobra y sus subcontratistas
  • En el tribunal federal, Cobra y Higher Power Electrical fueron demandados por un grupo de sus empleados por incumplir con el pago de horas extra. La clase demandante expuso que Cobra empleó una fórmula matemática que partía de la premisa que los empleados trabajaron 40 horas regulares y 72 horas extra para producir cheques que no reflejaban el verdadero exceso de horas que algunos trabajaron. En este caso, la clase reclama $300 millones en daños. Vea: Cobra tiene demanda por no pagar horas extra a sus trabajadores
  • El 23 de julio el director de generación de la AEE, Daniel Hernández, y el director de Transmisión y Distribución, José Sepúlveda, acudieron a un Gran Jurado para proveer testimonio sobre la investigación federal contra Cobra y FEMA. Vea: Gerenciales de AEE citados por Gran Jurado federal
  • El 10 de septiembre, el FBI y la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional dieron a conocer los resultados de su investigación con los arrestos de la exadministradora regional de FEMA, Ahsha Tribble, el expresidente de Cobra Acquisitions, Donald Ellison, y una exfuncionaria de FEMA llamada Jovanda Patterson. Según explicó la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez, Tribble fue objeto de soborno de Ellison al recibir beneficios de él como viajes en helicóptero, boletos de viajes aéreos, seguridad personal y acceso a su tarjeta de crédito personal. En cambio, Tribble influenciaba a la AEE para extender los trabajos de Cobra y para forzar el uso de recursos de Cobra en lugar de los de la corporación pública, tal como ocurrió con la explosión en la subestación Monacillos en febrero del 2018. Patterson, por su parte, dejó sus labores en FEMA para trabajar con Cobra a petición de Tribble. La acusación enmarca la relación de Ellison y Tribble como una personal e íntima. Vea: Funcionaria de FEMA y ejecutivo de Cobra arrestados por fraude en AEE

NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN