Policía

Agresiones que todo el mundo vio, pero la Policía escondió

Informe del Monitor federal así lo establece

La documentación e informes de la Policía de Puerto Rico sobre el uso de la fuerza durante las manifestaciones del pasado 1 de mayo fue “otra vez gravemente inadecuada”, lo que provocó fallas en la investigación, presentación de casos en los tribunales y en la adjudicación de responsabilidad interna, entre otras consecuencias.

Así lo determinó el “Informe de evaluación de la respuesta policiaca a las demostraciones e incidentes del 1 de mayo de 2018” que realizó la Oficina del Monitor Federal para la Reforma de la Policía de Puerto Rico.

Sobre ese día, la Policía sólo registró cuatro informes de uso de fuerza por lo que se falló en cumplir con las recomendaciones hechas por el Monitor tras los sucesos del 1 de mayo de 2017.

“La revisión y el análisis hechos a los videos de los sucesos reveló que en muchas instancias en que se utilizó la fuerza no fueron reportadas como la orden general 600 requiere”, dice el documento, preparado por el investigador José L. Pujol para la Oficina del Monitor.

Específicamente, el documento resalta que sucesos como los arrestos en la urbanización Santa Rita de Río Piedras, el vendedor de refrescos al que se le disparó con balas de goma, la mujer a la que se le roció “pepper spray” directamente a la cara y los golpes propinados a un periodista del diario Metro no fueron reportados en los informes policiacos de ese día.

“Eso es completamente inaceptable”, manifestó el investigador.

“Ninguno de los cuatro informes entregados por la Policía provee información sobre los incidentes y arrestos realizados en Santa Rita. Entrevistas realizadas con oficiales involucrados confirmaron que se utilizó fuerza para realizar los arrestos, pero dicha información no se incluyó en el informe oficial presentado sobre esos hechos”, argumenta el investigador.

Mira esta galería de fotos de los sucesos del 1 de mayo de 2018:

También detalla el informe que el tipo de munición utilizada contra el vendedor de refrescos no está permitida para usarse contra personas, según admitió un supervisor de la unidad SWAT. “Y en caso de que los disparos no los hubiese hecho la Policía, sino algún guardia de seguridad privado, la Policía es responsable porque habría permitido que una compañía de seguridad privada se involucrara en una acción para la cual no estaba autorizada”.

Mira el video:

En el caso de la mujer, el informe dice que de acuerdo con el análisis de las fotos, dicha persona no representaba ningún tipo de peligro a la vida o propiedad de ningún oficial de la Policía presente allí. Según el reglamento policiaco, el aerosol pimienta debe utilizarse a una distancia mínima de seis pies de la persona, lo que no ocurrió en este caso.

Señala también que, en el caso del periodista, quedó probado que era un reportero bona fide y que se identificó como tal al policía que le estaba hablando cuando otro policía lo golpeó por la espalda.

“La evidencia demuestra que la Policía de Puerto Rico falló totalmente, tal como hizo en las manifestaciones del 1 de mayo de 2017, en adherirse a sus reglamentos antes de utilizar agentes químicos y municiones no letales contra los manifestantes”, dice textualmente el documento.

“La meta de mantener el orden mientras permite la libertad de expresión y de asamblea permanece como una los retos más importantes de la Policía de Puerto Rico”, concluye el informe.

Mira en este video un resumen general del Paro Nacional del 1 de mayo:

Lee el informe del Monitor aquí:


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN