Policía

Lo que sucedió en toma de rehenes en cooperativa

Testigos narran el día del incidente

El secuestro que llevó a cabo el agente Gabriel Hernández Jiménez en la sucursal de Guaynabo de la Cooperativa Federal Credit Union no se trató de un incidente que ocurrió al momento que llegó al establecimiento, pues no fue hasta que la Policía llegó poco después del mediodía que el uniformado tomó a un empleado como rehén.

Según indicó a NotiCel el gerente de la cooperativa, Jorge Vadel, el agente había llegado a la sucursal en horas de la mañana, donde permaneció en el vestíbulo, sin hacer nada por horas. Señaló que en ese tiempo, el agente llegó a conversar con uno de los guardias de seguridad.

Vadel señaló que en un principio el agente -quien vestía de su uniforme- había indicado que llegó a la cooperativa para firmar unos documentos, pero al ser intervenido con la seguridad de la sucursal, Hernández Jiménez se mostró desafiante y acercó su mano a su arma de reglamento.

“Cuando ya paso mucho tiempo los muchachos de arriba, los que están a cargo de la seguridad, van y hablan con él y le preguntan si puede ayudar y ahí entonces él se muestra sospechoso. Decía que no lo podían ayudar y se quedó ahí y hacía aguaje con la pistola y ahí los muchachos se frustraron y llamaron a la policía”, relató Vadel.

En ese momento, el empleado de mantenimiento se encontraba en el vestíbulo y el agente procedió a sacar su pistola y lo tomó de rehén por casi tres horas, junto al resto de los empleados. Vadel afirmó que durante el secuestro el agente disparó un tiro, pero nadie resultó herido.

Por el secuestro, a Hernández Jiménez se le imputaron violaciones a la Ley de armas y otros tres cargos menos graves. Sin embargo, el juez Elmer Rodríguez del tribunal de Bayamón no encontró causa para arresto durante la vista de regla 6.

Vadel no comentó sobre la decisión del juez, indicando que dará deferencia a la fiscalía con este asunto. “Esos son decisiones técnicas, yo dejo eso en manos de los que están trabajando la investigación”, manifestó.

Posterior a la decisión, la fiscal general Olga Castellón declaró que el ministerio público solicitará la vista de causa en alzada. En declaraciones escritas, la fiscal general indicó que el acusado ingresó voluntariamente a una institución.

Entretanto, el gerente de la cooperativa indicó que ha sostenido reuniones con su comité de seguridad para reexaminar protocolos. El establecimiento ya cuenta con cámaras de seguridad, entradas con detectores de metales y una línea directa con la Policía. No obstante, el hecho que fue un agente de la Policía que llevó a cabo el crimen tornó inefectiva las medidas de seguridad implantadas.

En cuanto los empleados, Vadel indicó que proveyeron apoyo a los afectados, el cual sigue disponible de manera individualizada.

“Nosotros hemos estado trabajado con los empleados en el sentido que tuvimos psicólogos clínicos trabajando con ellos el día después y el día después de ese. Trabajamos con los empleados de manera individual y de manera grupal. Con relación a los socios, el día que hubo el evento yo personalmente tuve la oportunidad de hablar con ellos y la mayoría me expreso tranquilidad, yo les pedí disculpa de parte de la gerencia de la cooperativa por lo que tuvieron que vivir y me expresaron mucha tranquilidad”, sostuvo Vadel.


NC.TV

TU OPINIÓN

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?