Gobierno

Vivienda local achaca retraso de fondos CDBG a los federales

En parte por el pasado cierre de gobierno

El secretario del Departamento de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat, atribuyó a un “desfase” del Gobierno federal y no del Gobierno local el retraso del desembolso de los primeros $1,500 millones asignados para la recuperación de Puerto Rico tras el paso de María.

Según el funcionario, el Departamento de Vivienda Federal (HUD) solicitó información adicional a la agencia en medio del cierre federal más largo en la historia de Estados Unidos, lo que retrasó el trámite para liberar los fondos del Community Development Block Grant – Disaster Recovery (CDBG-DR) de CDBG-R aprobados.

“En realidad, hubo un desfase en la comunicación entre la administración, entiéndase el Departamento de Vivienda, entre la renuncia de la subsecretaria de Vivienda Pamela Patenaude, el cierre ocurrido en el 20, los documentos sometidos y unos documentos que no aparecen en ningún sitio que nos tenían que pedir y nos pidieron al final… y se le envió”, explicó Gil.

Recientemente, en una carta enviada a la senadora Elizabeth Warren, quien había pedido cuentas por el atraso del desembolso, HUD le comunica que no fue hasta el 10 de enero de 2019 que el Departamento de Vivienda de Puerto Rico sometió la información bancaria que hacía falta para comenzar a desembolsar los fondos.

En la carta HUD admite que, aunque la carta fue procesada, el cierre federal no permitió que el personal federal culminara el trámite hasta el 28 de enero. La asignación de los

Pero Gil insistió en que fue un desfase en la comunicación de la Oficina Regional de HUD y no del Gobierno de Puerto Rico, que aseguró ha cumplido con todos los requerimientos ya que está consciente de que cualquier falla podría ser utilizada como excusa para retrasar los fondos.

Por esto sostuvo el Departamento de Vivienda se mantiene en comunicación constante con su contraparte federal y ha cumplido con todo lo que se les ha solicitado para el desembolso de los fondos CDBG.  

Esto incluye la firma de un acuerdo para establecer la cuenta bancaria requerida para recibir el desembolso desde septiembre. Aunque el Gobierno ya había enviado una carta certificada por el banco, HUD requirió otros documentos, entre ellos una copia de cheque cancelado de la cuenta. Relató, además, que luego de la reapertura del Gobierno federal y con todo listo para obtener el desembolso, el sistema no le permitía acceso al Gobierno local.

“El sistema estaba bloqueado para nosotros, por lo tanto, tuvimos que recurrir a ellos para que lo abrieran”, añadió.  

Puerto Rico tiene pendientes $8,200 millones adicionales de los fondos CDBG-R, que, de acuerdo con Gil Enseñat, cuando sean liberados por el Gobierno federal darán continuidad a los proyectos encaminados.

Sobre cómo los damnificados pueden tener acceso a estos recursos, el Secretario contó que, “Nosotros hemos hecho todo lo posible para que las personas puedan participar del proceso. Hay un proceso para solicitar. En los distintos municipios se van a llevar y van a haber áreas y en las distintas regiones en las que la gente puede ir y solicitar”.

Las expresiones del funcionario se dieron luego que participara en la Tercera Conferencia de PROMESA convocada por la Cámara de Comercio de Puerto Rico, donde dio a conocer la proyección del impacto de los fondos CDBG, que suponen inyectar $9,700 millones en seis años a la economía local.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN