Judicatura

Desprecio e indignación llevan a la retirada de aumento salarial para jueces

Así lo detalló Maite Oronoz

La jueza presidenta del Tribunal Supremo, Maité Oronoz Rodríguez, anunció el retiro de la medida que peticionó para autorizar un aumento salarial a los jueces, pese a que acudió al Capitolio junto a otros miembros de la Rama Judicial en al menos dos ocasiones para cabildear por su aprobación.

Precisamente, el retiro del proyecto de ley fue avisado a pocas horas después de su salida de una reunión con el caucus de mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP), con quienes no lograron compromiso alguno, pero salieron “satisfechos” del encuentro.

En la Cámara de Representantes, en cambio, no fueron atendidos para discutir el asunto porque el caucus de mayoría, también del PNP, estaba reunido, por lo que solo fueron recibidos para un saludo protocolar.

“Lamento que el esfuerzo a favor de estos servidores públicos se haya visto con desprecio e indignación. Pero siempre he escuchado los reclamos del pueblo. Puerto Rico lo sabe. Hago un llamado al País para abrir un diálogo amplio y templado para trabajar por la justicia salarial de todos los trabajadores. Mientras esto ocurre, he determinado retirar el proyecto que procuraba brindar justicia salarial a nuestros togados, para quienes no se ha contemplado un ajuste de salario por casi dos décadas, quienes no cotizan para el Seguro Social, y quienes no tienen derecho a la huelga, entre otros. Aprecio la apertura de la Legislatura de Puerto Rico para aclarar sus dudas y recibir los datos que dieron pie a este esfuerzo”, exclamó Oronoz Rodríguez en declaraciones escritas.

Por disposición de la Constitución de Puerto Rico, la Rama Legislativa necesita avalar un aumento salarial a los miembros de la judicatura. El criticado proyecto de ley proponía un aumento automático de 2% a los miembros de la judicatura cada cinco años, además del incremento al salario base. En la escala propuesta, la Jueza Presidenta del Supremo suponía ver un cambio de $125,000 a $183,000 anuales, o lo mismo que un aumento de 46.4%. 

Los Jueces Asociados del Supremo verían un incremento a $173,000 (+44.17%) de los $120,000 actuales.

En su mensaje, enviado el martes en la noche, reiteró sobre la necesidad de aumentar el salario mínimo para la clase trabajadora del país, tanto en el sector público como en el sector privado, tal como expresó en horas de la tarde en un encuentro con la prensa tras el caucus. En ese momento, también mencionó que no le tocaba a ella abogar por el sueldo de los demás empleados en la Isla, sino de los togados y los miembros de la Rama Judicial.

“Yo creo que en Puerto Rico tiene que haber una discusión amplia de país. Muchísimos empleados, públicos y privados, necesitan devengar más dinero. Creo que debe haber un ajuste en los salarios de los policías, de los maestros y ciertamente en la empresa privada el salario mínimo se debe actualizar, pero nosotros representamos a la Rama Judicial. Yo no tengo injerencia alguna en qué pasa con otros empleados del sector público”, exclamó la Jueza Presidenta.

Durante su visita a la Casa de las Leyes —acompañada por jueces de los distintos niveles de la Rama— Oronoz Rodríguez pintó un panorama tétrico para la judicatura y que suponía mejorar con la aprobación de la medida. Tras el paso del huracán María, señaló, han experimentado un éxodo de jueces y, en el transcurso del pasado año, el número de renuncias de jueces con experiencia se duplicó.

“Este año han renunciando el doble de los jueces que han renunciado el año pasado y para diciembre de este año, se vislumbran no menos que 50 plazas vacantes. Eso tiene un impacto directo en la ciudadanía, en los distritos, porque esos son salas que están abiertas y que van a tener secretarias y alguaciles y en muchas ocasiones no van a tener jueces para atender a los ciudadanos”, aseguró la Jueza Presidenta.

“Hay mucha incertidumbre, el problema de retiro, la incertidumbre del país, estamos perdiendo nuestros jueces más experimentados, han decidido irse a trabajar o a la práctica privada o al foro federal. Nosotros entendemos y estamos convencidos que para el bienestar de Puerto Rico, tenemos que retener esos jueces”, subrayó Oronoz Rodríguez, al preguntársele las razones por las cuales los jueces han renunciado. Hoy mismo, indicó, le presentaron una carta de renuncia.

Con la medida, cuya discusión coincidió con la discusión de un proyecto de ley —de la autoría del legislador Joel Franqui Atiles— que proponía aumentar el salario mínimo en Puerto Rico, así como las declaraciones del presidente de la Cámara de Comercio, José Ledesma, quien argumentó que $7.25 la hora no le dan para vivir a él, pero que sí era suficiente para las familias puertorriqueñas.

La medida para los jueces hubiera aumentado, además, el salario base de los jueces superiores del Tribunal de Primera Instancia $120,000 (+33.9%) de los de $89,600 actuales. Mientras, los jueces municipales devengarían $90,000 (+29.3%) de los $69,900 actuales.

De acuerdo a Oronoz Rodríguez, no solo se trataba de un aumento a los togados, pues la Rama Judicial ideó un plan para impactar a los demás miembros de este grupo, como lo son los empleados regulares y para quienes no se requiere el aval legislativo. 

“Aumento salarial de los empleados lo podemos dar nosotros sin la Legislatura. Llevamos meses desarrollando esto, pero los empleados de la Rama Judicial, en los 15 años que los jueces no han recibido aumento, han recibido nueve aumentos. Cuando comparas los datos, y no estoy hablando si es justo o no, pero nosotros hemos hecho un ejercicio administrativo de eficiencias y dar aumentos a nuestros empleados y podemos dar un aumento a todos”, declaró Oronoz Rodríguez, quien mencionó que, con los cambios, la nómina hubiera quedado en $11 millones para los jueces únicamente.

Tras el caucus, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, afirmó que los jueces explicaron las razones de ser del proyecto y contestaron preguntas de los legisladores, pero no ofreció una declaración firme y positiva sobre la medida. Esto, contrario a su manera de hablar sobre los códigos Civil, Electoral y Municipal, los cuales garantizó que podrían ser aprobados de inmediato, pero dejó la discusión para enero de 2020.

Por otra parte, a preguntas de la prensa, el senador del Partido Independentista Puertorriqueño, Juan Dalmau Ramírez, se posicionó en contra del aumento salarial a los jueces.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN