Judicatura

La toga en brote por los recortes a pensiones judiciales

Decenas podrían renunciar por temor a reducciones.

Desde que la Junta de Control Fiscal (JCF) dio a conocer el viernes, 27 de septiembre, oficializó su acuerdo de recortes de pensiones como parte del Plan de Ajuste de la Deuda, un corre y corre ha imperado entre los jueces, que consideran abandonar sus cargos tan pronto como en diciembre debido al corte profundo de la tijera al dinero que recibirían si se mantienen en el estrado.

NotiCel supo que un tropel de jueces ha comenzado a hacer sus cómputos considerando seriamente no cumplir sus términos para no acabar con una reducida pensión que, en el caso de los que llevan menos de diez años en el estrado, sería de menos de mil dólares al mes. Los jueces no tienen beneficio del Seguro Social.

A la falta de claridad que rodea la medida de la JCF se suma que, según el lenguaje del Plan de Ajuste, los recortes podrían no aplicar a los jueces del propio Supremo, ya que el documento dice que los recortes aplican a jueces nombrados por término pero los jueces del Supremo no tienen un término de años de servicio en ley, solo tienen el límite constitucional de que sirven hasta los 70 años.

La situación es de tal magnitud, que la jueza presidenta del Tribunal Supremo, Maite Oronoz Rodríguez primero envió una comunicación a todos los jueces para intentar apaciguar los ánimos y luego envió una carta al presidente de la JCF, José B. Carrión III, en la que da la voz de alerta sobre la amenaza de una "deserción masiva" en la judicatura y le reclama que no se ha compartido suficiente información sobre ese plan con la Rama Judicial.

"En esa medida, traemos a su atención que en los pocos días que han transcurrido desde la presentación del referido Plan, hemos recibido un alto volumen de notificaciones de intención de renuncia por parte de jueces experimentados, lo cual compromete la estabilidad jurídica del País. Asimismo, hemos recibido un sinnúmero de preguntas, cuestionamientos e inquietudes por parte de nuestros jueces, las cuales compartimos, ante la falta de claridad, certeza y precisión del Plan en lo que respecta al ajuste de sus beneficios de retiro", expresa la presidenta del Alto Foro en la comunicación a Carrión III.

El Plan de Ajuste de Deudas propone congelar la acumulación de beneficios para los jueces reduciendo la pensión el tope de la pensión de 75% a un máximo de 25% de su salario. Los jueces que al 1ro de julio de 2019 tengan menos de diez años en la judicatura, les aplicará una fórmula que reduce esa por ciento prorrateando la ecuación por los años que le falten por cumplir ese término mínimo de diez años, entre otros recortes.

Te interesaría leer: 7 golpes a retirados de la Judicatura en el Plan de Ajuste

Hasta el momento cuarenta jueces han optado por no culminar sus términos y se acogerán al retiro este 31 de diciembre informó a NotiCel la oficina de prensa de la OAT. De estos, 6 son jueces de Apelaciones; 10 del Municipal y 24 togados del Tribunal Superior. Entre los togados que se irían en el Tribunal de Apelaciones se encuentran el Juez Administrador Erick Ramírez, Gretchen Coll Martí, Luisa Colom, Miguel Cancio y Fernando Torres Ramírez.

El presidente de la Asociación Puertorriqueña de la Judicatura, Carlos G. Salgado Schwarz confirmó a NotiCel que en efecto, los propuestos recortes a las pensiones en el Plan de Ajuste de Deudas han provocado una inmensa preocupación en los jueces al punto que muchos han comenzado a auscultar la posibilidad de irse antes de que culmine este año.

Este estimó que de aprobarse los cambios podría provocar la salida de entre 50 a 100 jueces en lo que llamó un "número conservador".

"No tengo el número exacto, pero sé que todo el mundo está pidiendo información a la Oficina de la Administración de los Tribunales (OAT) para pedir cuánto reciben. Están todos corriendo a la puerta de salida porque están pensando que el 31 de diciembre es una fecha sacrosanta para alegadamente proteger beneficios. Está afectando la moral de mis jueces", afirmó, tras adelantar que la Asociación objetará el Plan de Ajuste ante la jueza Laura Taylor Swain.

De acuerdo con el juez, el Sistema de Retiro de la Judicatura fue reformado en el 2014 para transformarlo a un sistema de contribución definida, un concepto similar a los planes 401K. Tras pleitos judiciales se determinó que los cambios serían prospectivos para los miembros de la judicatura que se retiraran a partir del 30 de junio de 2014 y los ya jubilados permanecieron bajo los términos anteriores del plan de beneficios definidos en la que se puede cotizar una pensión máxima de hasta el 75% del salario y mínimamente un 25% a los jueces que estuvieran 10 años en el sistema.

Según cálculos extraoficiales que han hecho jueces y a los que NotiCel tuvo acceso, la fórmula proyecta, por ejemplo, que si un juez que lleva seis años en el Tribunal de Apelaciones (que devenga un salario anual de $78,750.00) permanece en el sistema hasta la edad de retiro cotizará una pensión de alrededor de $984.78 más un plan de contribución definida, una sexta parte de los $6,562.50 que esperaba tener si la pensión se computara con el 75% de su salario.

El Plan de Ajuste, según Salgado Schwarz, pretende congelar la acumulación de beneficios cambiando a un plan de contribución definida y aplicará una formula con un tope de 25% del salario como dispone el Plan Fiscal, dejando en una especie limbo a los jueces que tienen menos de diez años en el sistema.

"Si un juez no ha alcanzado 10 años (8 mínimo como juez) al 1ro de julio de 2019 y se retira después de la fecha que el juez hubiese alcanzado los 10 años de servicio si la congelación no hubiese ocurrido el beneficio será igual al 25% del salario más alto, prorrateado por cada año de servicio menor que 10", lee lenguaje de la nueva fórmula incluida en el Plan de Ajuste. Tampoco está claro si el corte le aplica a los miembros del Tribunal Supremo porque estos -contrario a los demás jueces- no son nombramientos a término sino hasta cumplir la edad que dispone la constitución.

Salgado Schawarz añadió que el documento abre una especie de ventana en la que no aplicarían los cambios a aquellos que salen del sistema el 31 de diciembre de 2019.

En su comunicación a los jueces, Oronoz Rodríguez asegura que la Rama Judicial le habría advertido a la JCF en sus "múltiples" conversaciones durante los pasados doce meses que alterar la estructura del sistema de retiro de la judicatura "fomentaría renuncias prematuras de nuestros jueces y juezas más experimentados con todo lo que ello implica para una rama de gobierno a cuyo cargo se encuentra garantizar la seguridad jurídica, sobre todo en momentos de contracción económica y de enorme retos sociales".

Precisamente, en la carta enviada el pasado jueves a la JCF, la Jueza Presidenta dice estar "consternada" con la determinación de la JCF de recortar las pensiones de la judicatura en un documento impreciso, sin detalles de cómo se va a aplicar el corte, lo que mantiene a los jueces especulando sobre su futuro. Oronoz Rodríguez solicitó a la JCF que ofrezca información precisa de cuáles serán los ajustes y cómo aplicaría a los miembros de la judicatura.

Para ver la carta de la Jueza Presidenta, pulse aquí.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN