Junta Fiscal

Carrión III en ascuas por cambios en el Congreso

JCF puede tener nuevos nombramientos en 2019.

El presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), José B. Carrión III, es el miembro de ese cuerpo que queda más vulnerable después de los cambios de poder en el Congreso por las elecciones legislativas de medio término de esta semana.

Además de las investigaciones sobre la respuesta federal al huracán María que la nueva mayoría demócrata puede impulsar desde la Cámara de Representantes federal, otra forma muy directa en que las elecciones legislativas pueden impactar la Isla es en la composición de la Junta, cuyos miembros inaugurales enfrentan el vencimiento de sus nombramientos en 2019.

El 31 de agosto de 2016, el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, oficializó los nombramientos de los integrantes de la Junta según establece la Ley PROMESA.

Cuatro republicanos y tres demócratas fueron nombrados por Obama por un término de tres años, que se cumplirán el 31 de agosto del 2019, cuando el Congreso determinará si habrá cambios en su plantilla.

Con una mayoría demócrata desde enero en el Congreso, uno de los cambios será en la presidencia del Comité de Recursos Naturales -que atiende los asuntos de Puerto Rico-, actualmente presidida por el republicano Rob Bishop, quien se cree será sustituido por el demócrata Raúl Grijalva.

De acuerdo con PROMESA, el Speaker del Congreso, que en este caso podría ser la demócrata Nancy Pelosi, deberá someter dos listas con nombres de posibles candidatos a integrar la Junta y el presidente de Estados Unidos seleccionará uno de cada lista. Una de esas listas debe estar compuesta por personas que residan en Puerto Rico. Fue en una lista como esa que entró el nombre de Carrión III cuando por primera vez se hicieron nombramientos a la Junta y los republicanos dominaban la Cámara baja federal.

Antes de su nombramiento, y después, Carrión III ha mantenido un consistente tracto de donativos a políticos republicanos. Por otro lado, mantiene una relación estrecha con el demócrata Pedro Pierluisi quien, a su vez y como Comisionado Residente, cultivó una relación política con Pelosi.

Las minorías de cada Cámara, republicanos en la Cámara Baja y demócratas en la Cámara Alta, también pueden someter sus respectivas listas de las cuales se esocgerá un nombre por cada una. El portavoz de la mayoría en el Senado también someterá una lista de la que el presidente Donald Trump escogerá dos nombres y un último miembro de la JCF sería seleccionado a la entera discreción del Presidente sin atenerse a ninguna lista.

La dinámica de selección es: el Presidente escoge dos miembros de la lista del líder de la mayoría en el Senado, que sería republicano, y un miembro de cada una de las siguientes listas: la del Speaker de la Cámara (demócrata), la del Speaker compuesta solamente de los residentes de Puerto Rico, la del líder de la minoría en la Cámara (republicano), la del líder de la minoría en el Senado (demócrata). A esto se añade el séptimo miembro que es de la completa discreción del Presidente para completar el número de siete miembros con derecho a voto.

Según la ley, el Presidente también puede optar por nombrar miembros que no están en las listas, pero estas personas entonces tendrían que pasar por la evaluación y votación del Senado. Ese cuerpo actualmente tiene una mayoría republicana con suficiente margen para que el Presidente pueda obtener los votos necesarios para sus nombramientos.

Al momento, los integrantes republicanos de la JCF son Carrión, Carlos García, Andrew Biggs y David Skeel, mientras que los demócratas son Ana Matosantos, José Ramón González y Arthur González. Ninguno ha dicho si estaría disponible para renombramiento.

Aunque el deseo de fiscalización hacia la gestión del presidente Trump y su trato a Puerto Rico luego del huracán María podría llevar a la nueva mayoría congresional a buscar cambios en la Ley PROMESA y en la constitución de la Junta de Control Fiscal, un Senado controlado por los republicanos no garantiza cambios.

Los demócratas en la Cámara federal tendrían que activar sus mejores estrategias de negociación para lograr cambios en la ley, de manera que pueda haber cambios en la constitución de la JCF.

Lo que sí puede pasar es que el Comité al mando de Grijalva, despliegue una fiscalización más dura a los trabajos de la JCF en Puerto Rico.

A tono con esto, el director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington, (PRFAA, en inglés), Carlos Mercader, afirmó ayer que la isla está lista para recibir al nuevo Congreso de EE.UU. y plantear sus prioridades.

Según afirmó, la administración del gobernador Ricardo Rosselló está "preparada para asumir su responsabilidad presentando las prioridades de Puerto Rico ante el nuevo Congreso".

Los demócratas recuperaron en las elecciones de este martes el control de la Cámara de Representantes y los republicanos ampliaron su mayoría en el Senado en las elecciones legislativas celebradas ayer.

"Desde PRFAA contemplábamos la posibilidad de un Congreso dividido con una Cámara demócrata y un Senado republicano", dijo Mercader.

"Estamos preparados para comenzar los trabajos con el nuevo liderato de la Cámara de Representantes y con los nuevos miembros de ambos partidos en el Senado federal. Nos encontramos en una posición muy positiva y estamos confiados en que nuestras prioridades legislativas serán atendidas prontamente por parte del liderato de ambos cuerpos", comentó.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN