Junta Fiscal

Entre 50 a 60 municipios van camino al cierre

Según documentos del CRIM y el Plan Fiscal.

Cerca de 50 Municipios perderán entre un 20 y 43 porciento de su presupuesto con la eventual eliminación de las transferencias del Gobierno Central a los ayuntamientos.

Sin embargo, de concretarse las proyecciones dispuestas en el Plan Fiscal Certificado y el gobierno no identificar los fondos para liberar a los municipios del pago de las pensiones y la reforma de salud, el asunto se agravará aumentando a 60 los ayuntamientos que podrían quedar inoperantes advirtió el alcalde de Comerío, José A. ‘Josian’ Santiago.

El Plan Fiscal Certificado contempla que para el año fiscal 2023 se habrá eliminado todo el dinero que el Gobierno Central le transfiere anualmente a los 78 Municipios. Este dinero es distribuido proporcionalmente por el Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) en lo que se conoce como el Fondo de Equiparación.

Este pote -que en principio era de $360 millones y que actualmente es de $179 millones- recibirá otro recorte de $44 millones a partir del 1ro de julio de 2019. Su reducción se hará gradualmente hasta su eliminación al año fiscal 2023.

Al comparar un desglose oficial del CRIM de la cantidad que recibe cada Municipio del Fondo de Equiparación y lo que representa ese dinero en su presupuesto operacional, NotiCel halló que para el 2023, el 62% de los ayuntamientos habrán perdido más de una quinta parte de su presupuesto, siendo los más afectados Orocovis, Loíza, Barranquitas y Comerío.

El panorama es sumamente sombrío ya que la eliminación del Fondo de Equiparación se traduce para 27 municipios en la reducción de más de una tercera parte de sus ingresos.

De acuerdo con un documento del CRIM, el Fondo de Equiparación representa el 43% del presupuesto operacional total de Orocovis; el 41% en el caso de Loíza y Barranquitas; mientras que para Comerío es el 40% de todos sus ingresos.

A este listado, le siguen Las Marías, Maricao, Florida, Adjuntas y Aguas Buenas, que con la eliminación de este fondo perderían el 37% de sus respectivos presupuestos, mientras que para Morovis y Naranjito supone un recorte del 37% de sus ingresos.

A estos municipios se suman Jayuya, Luquillo, Maunabo y Utuado que tendrán que operar con un 35% menos, mientras que, para una docena adicional de municipios, la eliminación del Fondo de Equiparación representará un recorte de una tercera parte de sus ingresos.   

Para el alcalde de Comerío, son cerca de 60 ayuntamientos los que quedarán insolventes, porque a este recorte se le añade los aproximadamente $300 millones que actualmente los municipios le pagan al Gobierno Central en aportaciones al PayGo y la Administración de Seguros de Salud (ASES).

Te interesaría leer también: Firmada la medida para aliviar a los municipios del PayGo

Según Santiago, de no liberar a los gobiernos municipales de esa obligación y reducir hasta eliminar el Fondo de Equiparación, como dispone la ley aprobada por el gobernador Ricardo Rosselló, la inmensa mayoría de los ayuntamientos no tendrán dinero para pagar sus empleados y ofrecer servicios a la ciudadanía porque las obligaciones serán mayores que los ingresos.

“En el análisis, una cosa no puede estar desconectada de la otra. Si se aplica el Plan Fiscal nos quedamos más de sesenta municipios nos quedamos inoperantes. La situación se agrava porque nos quitarán el Fondo de Equiparación; pero si seguimos pagando el PayGo y ASES, muchos como Comerío quedaríamos fuera de operaciones”, anticipó Santiago a NotiCel.

El Gobernador firmó la pasada semana la ley que liberaría a los municipios de pagar el PayGo y ASES, pero la medida tiene la fuerte oposición de la directora ejecutiva de la Junta Federal de Control Fiscal (JCF), Natalie Jaresko quien pidió al Gobernador y los presidentes legislativos identificar una fuente alternativa a ese pago.

El alcalde de Comerío dijo que los municipios dependen de que el gobierno identifique los fondos de otras partidas en el Fondo General que permita liberar esos $300 millones para que los municipios puedan continuar ofreciendo servicios.

Santiago sostuvo que la administración de Ricardo Rosselló opera con un presupuesto de $9 mil millones sin haber identificado los servicios esenciales, como los que ofrecen los gobiernos municipales. Para el alcalde, los contratos de publicidad; servicios profesionales y contratos innecesarios y el aumento del presupuesto de la Fortaleza son algunas de las partidas que demuestran que se puede recortar grasa para conseguir el dinero que evitaría la debacle municipal.

“Es lo único que nos salva. Para el año fiscal 2021-22, si no se encuentra ese dinero, las obligaciones estatutarias que tengo como municipio estarán por encima que los $3 millones que tendré de presupuesto. Yo no podría mantener a mis 280 empleados y voy a tener que cerrar la alcaldía. Tampoco tendría para recoger la basura”, aseguró Santiago.

Añadió que la consolidación de municipios no resolverá el problema porque los municipios grandes tampoco podrían operar porque no tendrían dinero para asumir la carga económica de los pequeños. Recordó que, la eliminación de esos dineros provocará que los ayuntamientos tengan que despedir una gran cantidad de los cerca de 50 mil trabajadores municipales y no tendrían forma de ofrecer servicios como el recogido de basura, entre otros.

Puede ver los documentos aquí:

Presupuesto Aprobado Año Fiscal 2017-18 para Municipios

Distribución de Fondos Disponibles del Fondo de Equiparacion


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN