Ahora

La industria de seguros transforma sus guías de suscripción tras terremotos

Te explicamos de qué trata.

El terremoto de 6.4 grados ocurrido la pasada semana ha provocado una avalancha de ciudadanos solicitando información para adquirir un seguro para su propiedad residencial, por lo que las compañías de seguro han transformado los factores de riesgo para suscribir nuevas pólizas.

De acuerdo con Roberto López, vicepresidente de Antilles Insurance, luego del huracán María, muchas personas hicieron la gestión de adquirir una cubierta para sus propiedades. No obstante, desde la pasada semana, cuando un sismo de magnitud 6.4 provocó el colpaso de residencias y dejó toda la isla sin luz, ese número ha aumentado vertiginosamente.

“Después de María vimos mucha gente con mayor conciencia para adquirir un seguro para su residencia. Desde la pasada semana hasta ahora ha sido una avalancha, gente llamando, están viendo que no es como el huracán que se puede avisar, se ponen tormenteras, se refugian y se recogen los muebles. Estamos frente a un peligro que, contrario al huracán, no avisa”, detalló. 

En esa línea, estando en medio de la emergencia, las guías de suscripción se han transformado para atender los riesgos asociados a los terremotos, pues según sostuvo el experto, este nuevo desastre ha llevado a las compañías de seguros a reformularse preguntas que antes del terremoto no se hacían para poder suscribir las pólizas. Se trata de selección adversa.

Para explicar lo que se define en el lenguaje de seguros como selección adversa, López comparó lo que ocurre en medio de los continuos temblores con el individuo que cocinando inicia un incendio en su hogar y en medio de la emergencia llama a la compañía de seguros para comprar un seguro contra incendios.

Ese escenario, trasladado a la realidad de hoy, lleva a que, para atender la avalancha de solicitudes, las compañías de seguros están siendo más rigurosas al momento de hurgar sobre los posibles riesgos de las propiedades.

“A raíz de los terremotos ha habido mucha gente llamando. Es un ‘issue’ muy delicado, porque está llamando gente quizá cerca del área donde ocurrieron los daños. Ahora, después de este terremoto los factores han cambiado. Preguntamos: ¿la casa está en columnas?, ¿está construida con los permisos adecuados?, ¿de acuerdo con los códigos de construcción?”, señaló.

Según López, toda propiedad que pague hipoteca está asegurada en caso de terremoto.

La póliza cubre solo la estructura, ya que es el colateral para el préstamo. Para que cubra otras pérdidas de objetos personales y mobiliario, el ciudadano debe tener una cubierta de contenido, que es opcional.

“Todo acreedor hipotecario, ya sea banco o cooperativa exige como parte del préstamo que se mantenga una póliza de propiedad residencial ‘HAZARD’ que cubre la estructura para fuego, huracán y terremoto. Así que el 100% de las residencias con hipoteca tiene una póliza que cubre daños por terremoto”, aclaró el experto en la industria de seguros.

La norma es que se pague un deducible de 5%, mayor al que el asegurado tiene que pagar en caso de daños por un huracán que es un 2% del límite asegurado.

Dijo que aun se desconoce cómo procedería la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) para -de aprobarse la solicitud de desastre mayor- otorgar las ayudas individuales a los ciudadanos con estructuras afectadas por los terremotos.

Si fuera similar al procedimiento en caso de huracán, la agencia federal cubriría a aquellos que sus pérdidas son menores que el deducible de la póliza, las pérdidas de objetos personales y mobiliario o a aquellos que no tienen seguros privados.

“Esta es la primera experiencia que tenemos con un terremoto, tanto la industria de seguros como el pueblo”, indicó.  

Finalmente, exhortó a la ciudadanía a colocar una copia de la póliza y el contacto del productor o compañía de seguros dentro de la mochila de emergencias. Además, aseguró que contrario a la experiencia vivida hace dos años tras el embate del huracán María, la industria de seguros está preparada para atender las reclamaciones por los daños ocasionados por los terremotos al sur de Puerto Rico.

“Las compañías de seguros que no estaban financieramente estable ya salieron y asumimos que las que se quedaron están fortalecidas. En María fue un ‘jamaqueón’ a la industria. Es muy temprano y son áreas mucho más limitadas las que se afectaron cuando comparamos con el daño que hizo el huracán que fue de este a oeste”, sostuvo. 

Mira a continuación una galería de imágenes aéreas en la zona afectada por el terremoto: 


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN