Ahora

Padre lucha por quedarse con sus dos hijos

Ante alegado patrón de maltrato.

Mariano Cruz intenta controlar las lágrimas cuando recuerda cómo su imagen de "héroe" parece derrumbarse para sus hijos cada vez que le corresponde devolverlos después de compartir con ellos durante un fin de semana.

La historia del superhéroe derrotado no es algo que solo está en su cabeza sino en una historia que comenzó su hija de cinco años aquel día en que le llamó "héroe" y le pidió vivir con él.

La historia narrada por Mariano es de horror. El joven padre lucha la custodia de sus dos hijos, una niña de cinco años y un varón de dos, ante un sistema de justicia y un Departamento de la Familia que, asegura, han ignorado su grito de ayuda. El joven padre conoció a la madre de sus dos niños por las redes sociales y, tras iniciar una relación amorosa, ella quedó embarazada. Fue entonces cuando todo comenzó.

"Comencé a ver muchas cosas que no eran… Vino un señor que ella le decía ‘tío' y no era el tío de ella, era uno de la vida cuando estaba en esa vida de los clubes. Se pasaba con nenas bien chiquitas y me di cuenta de que estaba en algo con ese señor. Me di cuenta que se prostituía a través de clubes y de internet", contó.

Ante el reclamo de su parte comenzaron las presuntas agresiones físicas y Mariano se acercó a la familia en un intento de entender qué pasaba. Según contó, la familia de su pareja le dijo que la mujer tenía problemas mentales y tomaba medicamentos.

"Eso fue bien fuerte para mí… (llegó un momento en que solicité una orden de protección) porque ella me agredía y tuve que llegar a ese nivel… quería tener relaciones sexuales al frente de la nena. Fue bien fuerte, si me negaba, me agredía me agarraba por el cuello, al frente de la nena", dijo.

Una vez solicitó la orden de protección, el tribunal dejó la niña a su cargo y pensó que todo estaría bien. Pasó un año con la orden de protección activa, pero cuando caducó, Mariano tuvo una sorpresa. 

"La orden de protección se culmina y, por falta de orientación, la custodia regresa a ella. No tuve orientación sobre que tenía que luchar la custodia aparte y ahí le devuelven a la nena. Ahí vuelvo con ella, porque no sabía si iba a seguir el patrón de maltrato y no quería dejar sola a la nena. Ahí queda embarazada de mi segundo nene. Después que lo tuvo, me separo", contó cabizbajo. 

La relación con sus hijos pudo continuar, sin embargo, narró que hay ocasiones en las que pasan más de 30 días y la madre pone excusas para no traerlos. Él entiende que es para evitar que les vean los moretones, ya que se los ha dado marcados en algunas ocasiones. Contó que ha ido a radicar querellas, al tribunal y al Departamento de la Familia y su reclamo ha caído en oídos sordos.

Pero la desesperación mayor radica en la alegación de que la mayor de los niños ha hecho comentarios que le han llevado a sospechar que pudiera estar ocurriendo algún tipo de delito de índole sexual. De igual forma, el nene de dos añitos, aseguró, tiene comportamientos extraños que lo han llevado a la misma conclusión.

"He puesto varias órdenes de protección, tengo varios videos, hay un archivo, un expediente, he sido constante denunciando el maltrato de menores, he hecho como tres órdenes y vuelven y se los dan", aseguró. "El Departamento de la Familia, cuando voy con la niña que está abusada, dicen que se la deje a la mamá, que lleguemos a un acuerdo y dejemos las peleas. Les digo que hay expediente y dicen que se lo llevó María, y han mentido en el tribunal diciendo que el expediente se fue con María", insistió.

"La nena me dice: ‘Ayúdame papá, si vuelvo con mamá, me va a dar más duro. Me dice que me va a arrancar los pelos'. Ella me dice que yo soy su héroe, que la voy a ayudar… El papá no tiene credibilidad en este tipo de cosas. Siento que no me ayudan, no me escuchan. Si hubiera sido los papeles al revés, ya yo estaría preso desde el principio. Esta persona no sé por qué no está detrás de las rejas y se supone que esté ahí. ¿Quién le hace daño a un hijo? No sé cómo puede hacerlo. Por mi mente ni pasaría", expuso ahogado en llanto.

Mariano aseguró que desea luchar por sus hijos, ya que, de cinco que ha procreado son los únicos dos que no viven una infancia feliz. "Quiero que mis dos hijos estén como los otros, que siempre se están riendo, son felices. Siento que están viviendo una maldición de nunca acabar gracias a estos funcionarios que no tienen conciencia y no velan por los derechos y la salud de mis hijos. Todos mis nenes son felices. Ellos siempre están malhumorados tienen actitudes que uno nota que no están bien. Quiero un sicólogo para mis hijos y quiero ayudarlos, pero no me dejan hacer nada", dijo. 

"No tienen ética, me tratan bien mal. ¿Y si tuvieran un hijo que pasara por esto? Que le diga ayúdame papá o ayúdame mamá. No tienen corazón, no tienen conciencia. Es un niño que necesita ayuda, no soy yo, son mis hijos pidiendo ayuda y yo estoy corriendo la voz de mis hijos. Ya no aguanto más. Yo diciéndoles que los voy a ayudar y cuando vienen se encuentran con su madre y se asombran porque su papá, el héroe, el que los debe ayudar, está mintiendo. De verdad, no sirven. No tienen corazón, son vacíos. No tengo más nada que decir", expresó sobre el Departamento de la Familia. 

Este Día de los Padres, Mariano estará con sus hijos y dijo que dará una lucha sin descanso para quedarse de manera permanente con ellos. A la mamá, le aseguró que no tiene que sentir temor de que si él se queda con ellos deba pasarles algo.

"Mi pensión siempre ha sido ahí. Me puedo tardar uno que otro día pero siempre tienen su pensión nunca me he atrasado más de un mes. Siempre ha estado al día. Que no me pase un centavo, no me hace falta. Que no me pase pensión. Prefiero que estén al lado mío. Si es que tiene miedo que le voy a pedir que pase pensión, que no se preocupe por eso. No quiero nada", aseguró. 

La licenciada Carla Arraiza detalló que la política pública de Puerto Rico establece la custodia compartida como prioridad. Esto significa que se va a favorecer que los niños no tengan que escoger con quién quieren estar. Por tanto, al momento de haber una separación, se presume que en primer lugar debería ocurrir la custodia compartida, es decir, la división de las responsabilidades. 

"Los jueces, como regla general, tienen la obligación de establecer custodia compartida como primera alternativa. Cada vez se ve más y más que papá y mamá se ponen de acuerdo y comparten la custodia de manera libre. Que no sea mamá, por ejemplo, la única que va a la escuela o al doctor, sino que se compartan tareas. Pero ese es el mundo ideal, donde todos queremos vivir", dijo.

"Cuando alguien se quiere oponer a que la otra parte participe, que es la custodia monoparental, ya se presupone una privación de custodia a la otra parte, que activa otros criterios. El tribunal tiene que ser más cuidadoso y pasar juicio de otros elementos, con el menor como norte, y una de las alegaciones más frecuentes, por ejemplo, son casos de violencia doméstica, o algún caso delicado y sensitivo como este", dijo Arraiza. 

La abogada destacó que cuando hay alegaciones de unos hechos tan sensitivos como los reclamos de Mariano, hay un protocolo que se activa en el tribunal, que incluye una investigación con pruebas médicas y evaluaciones, bajo el amparo de la Ley 246 de 2011, que es la Ley para Seguridad y Protección de Menores, en la que, tras pasar por Sala de Investigaciones del Tribunal, se activa el Departamento de la Familia, y se comienza la investigación.

Mariano aseguró que pasó por este proceso y que llevó evidencia del presunto maltrato de los niños, sin embargo, esperaba quedar como custodio de los menores tras ser entrevistado, ya que entendía se trataba de un caso de urgencia. En la última vista, sin embargo, se determinó que los menores no corrían peligro, y fueron dejados a mamá. 

"Para remoción, hay que ver quiénes son los recursos preferidos. Casi siempre es el otro padre, si no tiene nada que ver. O un familiar como una abuela bien cercana, en lo que se hace la investigación", dijo Arraiza. 

"En nuestro país hay un problema de acceso a la justicia. No todo el mundo tiene los medios de llevar un caso legal que requiere mucho tiempo. Están los recursos, pero a veces las personas enfrentan distintas dificultades, como el factor económico o el desconocimiento de las herramientas. A veces, ese es el agravante en este tipo de casos porque el proceso está, las leyes están, las oficina están abiertas y funcionando", concluyó Arraiza.
 


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN