Ahora

Para los bancos "Puerto Rico era una máquina de dinero"

Demandan a 8 bancos por su rol en la deuda de P.R.

La crisis fiscal en la que se encuentra Puerto Rico, con base en una deuda pública de sobre $70,000 millones, se convirtió en protagonista de una demanda que asegura que dicha debacle económica se debe, en parte, a ocho bancos con sede en Wall Street, Nueva York, que utilizaron a la Isla como una "máquina de hacer dinero" en el mercado de bonos.

El recurso legal, presentado por las aseguradoras National Public Finance Guarantee Corporation y MBIA Insurance Corporation, afirma que estos bancos instaron al Estado Libre Asociado (ELA) y tres de sus instrumentalidades a emitir cantidades exhorbitantes de deuda con el fin de beneficiarse de la suscripción y venta de los bonos y su intercambio de tasas de interés o su refinanciamiento. 

"Por años, estos bancos empujaron los bonos al mercado a cambio de cientos de millones de dólares en comisiones y honorarios. Para los bancos, Puerto Rico era una máquina de hacer dinero. De acuerdo a nuestros estimados, los bancos recibieron un billón de dólares en comisiones y honorarios entre el 2001 y el 2013, además de que se hicieron ricos en otras formas descritas en la demanda", explicó Jonathan Harris, uno de los abogados que lidera el caso de las aseguradoras contra los bancos.

Philippe Selendy, socio fundador de Selendy & Gay, abogados de National y pasado abogado principal de la Agencia Federal de Financiamiento de la Vivienda en sus litigios relacionados a RMBS, así como Federico Hernández Denton, exjuez presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico, representan a National.

Esta acción indebida de los bancos, aseguró Harris, sentó las bases para la declaración de quiebra de la Isla, que desembocó en la creación de la Junta de Control Fiscal (JCF), y continúa retrasando el proceso de recuperación.

Los demandados son: 

  • UBS Financial Services, Inc. y UBS Securities LLC
  • Citigroup Global Markets Inc.
  • Goldman Sachs & Co., LLC
  • J.P. Morgan Securities LLC
  • Morgan Stanley & Co. LLC
  • Merrill Lynch, Pierce, Fenner & Smith Inc.
  • RBC Capital Markets, LLC
  • Santander Securities, LLC. 

La demanda, radicada en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan, alega que los bancos se lucraron en su capacidad de suscriptores ("underwriters") de los bonos, en lugar de fungir como guardianes del mercado para garantizar su repago, puesto que cada uno de estos ocho bancos suscribió uno o más bonos emitidos por el ELA, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), y la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA), con un valor estimado de $66,469 millones. 

En el documento legal se detalla cómo algunos de estos bancos suscriptores actuaron como asesores financieros de los emisores y cobraron honorarios millonarios, mientras que en otras instancias los emisores pagaron un diferencial a los bancos para llevar dichas emisiones al mercado. Las aseguradoras estiman que los demandados recibieron alrededor de $800 millones únicamente en honorarios.

"Eventualmente, los bonos que los suscriptores introdujeron al mercado ocasionaron la quiebra del Gobierno de Puerto Rico", según el documento, que fija la totalidad de la deuda en unos $72,000 millones y explica que a Puerto Rico se le cerró el acceso a los mercados capitales.

National y MBIA entran en la contienda porque los bancos les pidieron que aseguraran el pago de esos bonos del ELA y sus instrumentalidades, sus intereses y su vencimiento, por un total aproximado de $11.5 billones en deuda, bajo la premisa de que se trataba de cifras correctas y precisas. Al aceptar, las aseguradoras incurrieron en pagos de hasta $700 millones en pólizas por incumplimiento.

"Al hacer responsables a los bancos por sus conductas y sus acciones, creemos que esta demanda va a acelerar la recuperación de Puerto Rico. Creo que es bien reconocido que el crecimiento que Puerto Rico espera va a requerir de acceso a los mercados capitales. Nosotros creemos que el acceso a esos mercados no va a existir si los inversionistas no confían en los bancos que suscriben los bonos", aseguró Harris.

National Public Finance Guarantee es una compañía subsidiaria de MBIA Inc y, en la demanda, pide reembolso de los gastos incurridos por las pólizas.

Los señalamientos de la demanda tienen su base en el Reporte de Investigación Especial encomendado por la JCF, el cual afirma que los bancos ocultaron hechos esenciales que hubiesen demostrado que la deuda era insostenible y que no podía ser pagada bajo sus términos.

Esta demanda surge meses después que la JCF solicitara a la juez federal Laura Taylor Swain que declare nula y sin efecto más de $6 mil millones de deuda en bonos de Puerto Rico, cosa que catalogaron como la "Deuda Inválida", y a rechazar las reclamaciones de este monto bajo el Título III de la Ley federal PROMESA.

Lee la demanda:


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN