Política

Esposo de la Gobernadora en terreno ético movedizo

Rama Judicial actuaría si se presenta una queja.

El juez Jorge Díaz Reverón, esposo de la gobernadora Wanda Vázquez Garced, participó de una actividad de la colectividad del Partido Nuevo Progresista (PNP) en presumible contravención a los Cánones de Ética Judicial que rigen su profesión y le prohiben formar parte de este tipo de actividades.

La Primera Ejecutiva, quien defendió la presencia del juez en el evento, se reafirmó en que se trató de una fiesta de Navidad organizada por el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y no un evento político-partidista. 

No obstante, ese sábado, el equipo de prensa del presidente del Senado y también presidente de la colectividad envió un comunicado con el encabezado “Rivera Schatz reúne a todo el liderato del PNP en Río Grande (incluyendo a Wanda Vázquez y Pedro Pierluisi)”, acompañado de tres fotografías en las que se ve dicho liderato. Las imágenes coinciden y hasta son incluidas en las publicaciones hechas por los presentes —en su totalidad militantes y simpatizantes de ese partido— bajo el pretexto de que era la “Fiesta de Navidad del Senado", en Carabalí Rainforest Park, en Luquillo.

Aunque se alegó que era una fiesta del Senado, al evento no se dieron cita miembros de minoría de la Asamblea Legislativa porque no recibieron invitación, según confirmaron a NotiCel. Sí participaron, en cambio, alcaldes, alcaldesas y varios aspirantes a escaños en el Senado por el PNP que al presente no forman parte del equipo de trabajo en el Capitolio.

Es decir, por las imágenes y el comunicado de prensa se percibe que en efecto era una actividad político-partidista del PNP a la cual asistió un miembro de la Rama Judicial.

Según el Canon 28 de los Cánones de Ética Judicial, los jueces no pueden “participar en campañas políticas de clase alguna o en reuniones, tertulias, asambleas, convenciones, primarias u otros actos de carácter político-partidista; mantener relaciones estrechas que les identifiquen o que proyecten ante el público que están afiliados o afiliadas a un partido, organización o movimiento político”.

Igualmente, están vedados de “endosar candidatos o candidatas para posiciones electivas o de nombramiento gubernamental o líderes políticos, y de participar en reuniones con funcionarios o funcionarias gubernamentales para discutir asuntos de índole político-partidista”.

Durante el evento, Vázquez Garced fue presentada como parte del liderato del PNP y, junto a Rivera Schatz, ofreció un mensaje alusivo al futuro ganador de la Palma en las elecciones del año 2020 y a la estadidad. El comunicado enviado afirma que el Presidente del Senado “aseguró que la Palma es la única opción para que Puerto Rico continúe por la ruta del progreso y el bienestar social y económico, por lo que auguró que ganarán todos los puestos en los comicios generales” venideros en el año 2020.

Al ser abordada por la prensa el miércoles —luego de firmar la Nueva Ley de Armas—, la Gobernadora insistió en que no era un evento político y que sus palabras alusivas al futuro ganador del PNP eran parte de un saludo. “Se solicitó que se hicieran unos saludos. Saludé yo como todos saludaron allí, fue una expresión que utilicé; que no era una actividad política”.

El evento reunió por primera vez en una actividad partidista a Vázquez Garced con Rivera Schatz; el presidente de la Cámara de Representantes y vicepresidente del partido, Carlos “Johnny” Méndez Núñez; la comisionada residente y vicepresidenta del PNP, Jenniffer González Colón; el aspirante a la gobernación y excomisionado residente, Pedro Pierluisi Urrutia; y el presidente de la Federación de Alcaldes, Carlos Molina Rodríguez, así como otros senadores y representantes.

En una de las fotografías en que aparece Díaz Reverón, se le ve en el fondo conversando con el senador Héctor Martínez Maldonado. 

Además de los mensajes alusivos al futuro de la Palma en el 2020, los participantes dialogaron entre sí sobre el retiro los policías y desembolsos de fondos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y la Oficina Central para la Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3), según las diversas publicaciones.

“Participando de la Fiesta de Navidad que año tras año nuestro Presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz prepara para todo su equipo de trabajo. Hoy quedó demostrado que la Palma está Unida y que vamos a revalidar en el 2020!! Agradezco siempre a nuestro Presidente sus atenciones y a su equipo de trabajo por la maravillosa actividad. Que Dios les bendiga a Todos!”, escribió la senadora del distrito de Carolina, Nayda Venegas Brown, en su página oficial de Facebook, acompañado de 42 fotografías.

Mientras, la alcaldesa de Canóvanas, Lornna Soto Villanueva, también dijo presente a la “Fiesta de Navidad del Senado”. Entre su publicación de 21 fotografías, el juez Díaz Reverón aparece en el fondo de algunas de ellas.

De acuerdo a la versión comentada de los Cánones de Ética Judicial, adoptada en el 2005 por la Rama Judicial, la advertencia ética “no implica que no pueda existir una relación personal estrecha entre un miembro de la judicatura y un político, como por ejemplo, una relación de amistad que ha sido cultivada por largo tiempo o cuando se trata de que las juezas o los jueces están casados con una figura política. Su objetivo es evitar que los miembros de la judicatura empañen la imagen de imparcialidad del sistema judicial con conducta que crea la impresión de que están sujetos a la influencia de personas cuya notoriedad se debe a la política partidista”.

La Rama Judicial aseguró a NotiCel en declaraciones escritas que tomará acción sobre el asunto cuando se le presente una queja o solicitud de investigación al respecto.

“Como se conoce, la conducta de los jueces y jueces se rige por los Cánones de Ética Judicial. La evaluación de la conducta de algún juez o juez en particular está sujeta a la presentación de alguna queja o solicitud de investigación, la cual se tramitaría de manera confidencial al amparo de las Reglas de Disciplina Judicial”, expresó la Rama Judicial.

En las Reglas de Disciplina Judicial se especifica que, en caso de evaluar la conducta, la Comisión al Tribunal podrá recomendar una o varias de las medidas disciplinarias siguientes para atender el asunto: desestimación y archivo, amonestación, censura, suspensión temporal, destitución, sanciones o cualquier otra medida que corresponda en referencia a la actuación.

No es la primera vez que se alude a la conducta del juez por su relación matrimonial con Vázquez Garced, pues ambos han enfrentado cuestionamientos éticos en el pasado por sus respectivas posiciones dentro de las ramas Ejecutiva y Judicial.

En diciembre de 2018, el juez superior fue removido de la sala 303 del área criminal en el marco de una investigación en su contra por una alegada intervención indebida en una fecha previa a la vista de Regla 6 que enfrentó Vázquez Garced, también por alegada intervención indebida en otro caso elevado por la Oficina del Panel del Fiscal Especial Independiente (OPFEI) y que no prosperó.

Parte de las alegaciones contra Díaz Reverón aludían a que el juez utilizó su poder en la banca para intervenir con uno de los testigos del caso contra la entonces Secretaria del Departamento de Justicia, asunto que luego fue resuelto en su favor por la Comisión de Disciplina Judicial del Tribunal Supremo. 

Lee una resolución del Apelativo sobre este tema:

Previo a eso, durante la primera mitad del 2018, el Tribunal Supremo tuvo ante su consideración la relación matrimonial entre Vázquez Garced y Díaz Reverón en aras de dilucidar posibles conflictos de interés y derechos constitucionales al ambos ejercer sus respectivos cargos de manera simultánea.

La petición provino de Jean Carlos Ramos León, quien enfrentaba cargos bajo la Ley de Armas y por sustancias controladas en la sala de Díaz Reverón desde el 9 de marzo de ese año. A través de su abogado, Javier Santiago Santos, el imputado reclamó su derecho constitucional a un “juicio justo e imparcial”, precepto afectado por la aparente existencia de parcialidad y prejuicio del juez a cargo en favor del Estado, debido a su relación matrimonial con la entonces Secretaria de Justicia.

Aunque el alto foro no se expresó sobre la controversia, la inacción fue precedida por maniobras por parte de Vázquez Garced para evitar señalamientos adversos. 

En un escrito del 26 de marzo, luego de presentársele estos cuestionamientos, el juez Díaz Reverón refirió a la oficina del Juez Administrador Regional su negativa de inhibirse, no sin antes argumentar: “¿Tengo que renunciar a mi profesión que tanto sacrificio me ha costado llegar a ella?, o ¿cuál sería el próximo paso en mi contra?, ¿pedirme la renuncia porque no saben dónde asignarme? Totalmente irracional”.

Díaz Reverón es juez del Tribunal de Primera Instancia en Caguas desde el 2009.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN