PNP

CEE reconoce abstención en elección especial, pero no puede medir la magnitud

42,151 participaron de elección PNP para el Senado

Sin escrutinio electrónico, la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) recurrió al antiguo método de votos en papel y escrutinio a mano, y las cifras que produjeron para medir la tasa de participación a nivel de la elección especial del Partido Nuevo Progresista (PNP) no refleja la realidad y tampoco viabiliza hacer comparativas con otros eventos electorales.

Esto, a su vez, dificulta visualizar la magnitud de abstención electoral que se manifestó entre electores afiliados a la Palma por la limitación en la cantidad de unidades electorales habilitadas.

La tasa de participación que reflejó la CEE para la elección de los dos senadores por acumulación es de 1.85% de electores inscritos. Esa cifra, sin embargo, se sostiene sobre el universo de electores inscritos – sin distinción a su afiliación política – número que se mantiene en 2,277,219. Dado a que solo los electores afiliados a la Palma podían participar de esta elección, el hecho que se calcule a base del universo que incluye electores afiliados y no afiliados a partidos políticos, la cifra de 1.85% no resulta ser confiable.

Los números finales de la CEE, previo a un escrutinio general a celebrarse mañana, concluyen que 42,151 electores afiliados al PNP participaron de la elección. El voto de los confinados, el cual fue contabilizado pero no adjudicado, fue de 5,571 votos, otros 471 votos fueron adelantados y otros 999 votos fueron añadidos a mano.

En el caso del voto confinado, supone ser una de las unidades electorales más activas para esta elección especial, comparándose solo con todas las unidades electorales activadas en la ciudad Capital. Su adjudicación posterior podría influir sobre los resultados finales, particularmente entre Héctor Martínez y Keren Riquelme pues solo los divide una brecha de 2,358 votos.

Según explicó el comisionado electoral del PNP, Juan Guzmán Escobar, el voto de los confinados se adjudicará durante el escrutinio general como medida para asegurar la validez del mismo.

“El voto añadido a mano requiere que se evalúe la información del elector para ser adjudicado. Si el elector no tiene derecho a votar porque no estaba inscrito en la lista, o si no es del precinto que le correspondía en ese caso no se contabiliza ese voto. Por eso no se cuenta al momento, porque tiene que pasar por un proceso”, explicó Guzmán Escobar.

Funcionarios de la CEE insisten no hay comparativas con otras elecciones

El factor restrictivo de esta elección especial fue el presupuesto asignado de $130,000, autorizados por la Junta de Control Fiscal (JCF). Sin embargo, a un costo aproximado de $80,000, la CEE pudo abrir unas 123 unidades electorales alrededor de la Isla, pero esa cifra no se compara con las 3,261 unidades electorales que abrieron para las primarias locales del PNP en el 2016, evento que registró una participación de 16.5% - tasa que también se calculó en base al universo total de electores inscritos sin distinguir afiliación política.

“Si lo queremos comparar con las primarias, no lo podemos comparar con las primarias porque en las primarias se abren todas las unidades electorales. En este evento por razones obvias, económicas poderosas, no pudimos abrir un colegio de votación en cada unidad electoral. Esto lo que provoca es que algunos electores se desanimen a participar en el proceso por la distancia que hay entre su residencia y el centro de votación”, argumentó Guzmán Escobar.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN