PNP

Rosselló tiene todavía unos $800,000 en sus arcas políticas

Auditoría culminaría antes de fin de año.

La Oficina del Contralor Electoral (OCE) se encuentra validando cerca de $800 mil en facturas de cuentas por pagar del comité político de Ricardo Rosselló Nevares en medio del proceso de auditoría para la eventual disolución del comité de este no aspirar a un puesto político al 30 de diciembre próximo.

Walter Vélez, contralor electoral, informó que el comité tenía en caja $1.6 millones cuando el entonces gobernador Rosselló Nevares anunció que no aspiraría a la reelección y posteriormente se vio obligado a renunciar a la gobernación como secuela de las protestas del verano del 19.

De concretarse la validez de las facturas por $800,000, al comité le quedarían $800,000 que el exgobernador podría usar para una campaña si decide volver al ruedo político antes de la fecha límite al fin de diciembre de este año. De no correr, el dinero pasaría al Departamento de Hacienda.

Los $800,000 que se proyecta tendría Rosselló Nevares son más del doble de lo que tiene disponible la comisionada residente, Jenniffer González, para su campaña de reelección, y más que los $450,000 que le quedan al Partido Nuevo Progresista (PNP) hasta octubre por los recaudos de este año y más que los $367,000 que refleja el Partido Popular Democrático (PPD) por ese mismo concepto.

Entre las facturas que han llegado a la OCE, hay por alquiler de vehículos, guaguas y equipo de sonido y suplidores que le dieron servicios al comité político, pero no lo habían facturado. Vélez planteó que la suma no es final porque podrían llegar más facturas y la OCE se encuentra aún en el proceso de validarlas. Enfatizó que el proceso es bien riguroso para verificar que el servicio en efecto se brindó.

Si los auditores determinan que son gastos constatables, entonces se emitirían los pagos. La OCE se encuentran en el proceso de evaluación y corroboración con documentos requeridos al comité por sus auditores. Algunos gastos no estaban en los informes sometidos por el comité político de Rosselló por lo que la OCE podría emitir multas, dijo el funcionario.

Además de las facturas y como parte del proceso de auditoría, la OCE ha aprobado de julio a esta fecha unos $80 mil en gastos administrativos principalmente asociados a servicios profesionales de un contable para el proceso de auditoría y los costos de un almacén donde mantienen guardados los equipos que tenían en el comité, entre otros. Todos los gastos tienen que ser autorizados por el Contralor Electoral.  

Cuando Rosselló Nevares anunció que no iba a aspirar a la reelección, Vélez activó el Art. 5.004 de la Ley 222, con el que la OCE inicia un proceso para determinar el dinero recaudado y qué cantidad deberá devolver al Gobierno.

"Ocurrieron dos elementos. Cuando dijo que no aspiraría y al momento de renunciar porque todo funcionario electo tiene que tener un comité registrado y radicar informes a la OCE. Ahí activamos el Art. 5.004. Cuando comenzamos el proceso para determinar qué dinero (va) para al Departamento de Hacienda, había en caja en el banco $1.6 millones aproximadamente", explicó Vélez.

El Contralor Electoral dijo que en un momento el comité de Rosselló llegó a sumar en el agregado casi $2.8 millones. No obstante al momento de activarse el proceso había menos dinero por los gastos incurridos vinculados en su mayoría con la actividad realizada en el Centro de Convenciones el pasado 3 de marzo, donde Rosselló Nevares anunció su candidatura a la reelección.

El pasado 2 de agosto, día que se hizo oficial la renuncia a la gobernación, el comité político de Rosselló Nevares cambió a uno de candidatura no definida, lo que según el Contralor Electoral mantiene "viva" la estructura política hasta que venza el término de radicación de candidaturas el próximo 30 de diciembre. De este no aspirar, la OCE iniciaría el proceso de disolución final a partir de esa fecha.

 "Ahora nosotros estamos en un proceso de revisión. El comité no tiene una cuenta abierta. Todos los gastos tienen que ser aprobados por el Contralor Electoral. De esos $1.6 millones se han detectado aproximadamente $800 mil de gastos anteriores. Una vez que se verifiquen los gastos y cuentas por pagar, el dinero sobrante es el dinero que pasaría al Departamento de Hacienda", añadió.

El Contralor Electoral señaló que el proceso se divide en dos partes, en el que primero la OCE tiene que determinar la cantidad de dinero recaudado por el comité entre el 3 de marzo, cuando anunció su aspiración a la reelección y el 21 de julio cuando anunció que no aspiraría que es dinero que pasaría al Departamento de Hacienda.

Solo el dinero recaudado antes puede pasar al comité de una candidatura no definida que a su vez, de este no aspirar a una candidatura política, ese dinero pasaría al Departamento de Hacienda luego de pagar todos los gastos incurridos por el comité.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN