Ahora

Pres. Junta BGF se convirtió en director de Triple S justo antes de movida Mi Salud

A un mes plazo de que sea efectiva la nueva contratación de la aseguradora Triple S como único ente administrador de Mi Salud, y con las autoridades federales todavía calladas sobre su evaluación de ese acuerdo, se confirman detalles que abonan a las dudas sobre los giros súbitos que hizo la Administración de Seguros de Salud (ASES) para quitar del medio a Humana y consolidar todo el plan de salud público en Triple S.

Se trata de la movida que hizo el presidente de la Junta de Directores del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), David H. Chafey, Jr., para convertirse en miembro de la Junta de Directores de Triple S Management justo antes de que esa aseguradora recibiera todo el negocio de Mi Salud.

La movida de Chafey de la Junta del BGF, ente que supervisa fiscalmente a ASES, a Triple S ocurrió acompañada de una cesión de acciones que le permitió disfrutar la notable alza en valor que tuvieron dichos instrumentos tras anunciarse que Triple S se había llevado el negocio público valorado en unos $96 millones.

Todos los hechos son constatables en documentos públicos que Triple S tiene que radicar por ser una empresa que vende acciones en el mercado de valores.

Desde que NotiCel supo el pasado julio de la primera transacción de Chafey dentro de Triple S, ha solicitado una explicación del funcionario público, quien, a través de la oficina de su abogada, declinó contestar preguntas de este diario digital.

Chafey fue electo a la Junta de Triple S el 26 de abril en reunión de accionistas, y certificado al mercado financiero el 30 de abril. Todavía en este período, las conversaciones entre ASES, Humana y los Centers for Medicaid and Medicare Services (CMS), el regulador federal de los fondos de Salud, era a los efectos de que los contratos vigentes en ese entonces de Mi Salud serían extendidos tal cual para luego entrar a un nuevo proceso de licitación.

El 28 de mayo, Triple S le otorgó a Chafey 2,543 acciones comunes clase B con valor en el mercado de $19.66 cada una, o lo mismo que aproximadamente $50,000 en total.

Según fuentes, entre fines de mayo y principios de junio las conversaciones con Humana comenzaron a tornarse álgidas hasta que el 27 de junio ASES anuncia que no extendía los contratos vigentes sino que daba un nuevo contrato a Triple S que consolidaba todas las regiones de Mi Salud en esa aseguradora con el modelo de Third Party Administrator (TPA), bajo el cual el Gobierno asume todo los riesgos del manejo de los pacientes, y la aseguradora sólo tramita pagos entre Gobierno y proveedores médicos.

El día después del anuncio, que tomó por sorpresa a CMS, las acciones alcanzaron un valor de $21.78. El pasado 6 de agosto, Chafey le compró a Triple S, 5,000 acciones comunes clase B, a $20 cada una, cuyo valor totaliza los $100 mil. La transacción fue informada a la U.S. Securities and Exchange Commission (SEC).

Es así como en tan solo tres meses, Chafey ha adquirido 7,543 en acciones del capital de Triple S. La reciente transacción de Triple S se da en momento que tanto Citigroup Inc. como Credit Suisse modificaron sus clasificaciones a dichas de acciones de "comprar" a "neutral". En las últimas 52 semanas las acciones de Triple S han cotizado entre $16.05 a la baja y $23.70 a la máxima, por lo que las acciones que Triple S le cedió han tenido valor de hasta $60,000. El valor total en el mercado de todas las acciones en circulación de la empresa es de $526.1 millones.

Chafey no solo es miembro de la Junta de Directores de Triple S, sino que también forma parte de su Comité de Auditoria y su Comité de Gobierno Corporativo y Nominaciones.

De acuerdo con Ricardo Rivera, director de ASES, el contrato entre Triple S y ASES es por $96 millones. Aunque en la página de la Oficina del Contralor se desprende que es por $87,423,688.71.

Tras una revisión del contrato saltan algunos puntos:

-ASES solo le paga a Triple S por sus funciones como administrador tercero y por los pagos correspondientes a los proveedores.

-Triple S no tiene ningún tipo de responsabilidad en torno al pago de los proveedores.

-Si ocurren cambios dentro de la cubierta o la cantidad de beneficiarios, las partes acordaron entrar en un nuevo proceso de negociación.

-ASES debe proporcionar a Triple S información actualizada sobre las políticas operativas, procedimientos, regulaciones y nombres de los proveedores excluidos en Puerto Rico.

-Triple S debe someter a ASES un informe de los gastos administrativos incurridos cada 6 meses.

-Triple S, que es accionista de la empresa NeoDeck Holdings Corporation, debe asegurarse de que todos los proveedores de su red tengan un sistema de récord médico electrónico que permita el intercambio de información, para el 31 de diciembre de 2013.

-Triple S será el que negociará las tarifas con los proveedores, las que deben cumplir con lo establecido por los actuarios de ASES.

-ASES puede imponer sanciones si Triple S incumple con algunas de las cláusulas del contrato. Estas sanciones pueden conllevar penalidades monetarias o suspensiones de pagos.

Previamente, había causado controversia que el secretario de Salud, Francisco Joglar, había sido directivo de Triple S y la empresa le paga una pensión tras fungir como su vicepresidente de Asuntos Médicos, Dentales y Profesionales desde el 2005 al 2011.

Joglar aseguró que se había inhibido de toda discusión sobre la concesión del contrato a Triple S pero ASES se ha negado a entregar copia de las minutas y documentos que constarían esto así como copia de los documentos relativos a la supuesta "emergencia" que los hizo cambiar de curso en la negociación del contrato.

Esta historia se publicó el martes, 3 de septiembre a las 7:03 a.m.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN