Ahora

Redes sociales fueron claves en la caída de Rosselló Nevares

Así lo dijeron expertas de la comunicación

La diferencia entre el periodismo, las relaciones públicas y la propaganda quedó plasmada en el foro “El Nuevo Puerto Rico, ¿de dónde viene y hacia dónde va y cómo le llegamos?” celebrado en la noche de ayer en Plaza las Américas.

El conversatorio, que tuvo lugar en la tienda “Hecho en Puerto Rico”, buscó establecer un foco de discusión sobre los eventos que llevaron a la renuncia de Ricardo Rosselló Nevares tras el descubrimiento de un chat donde se vertían expresiones indignantes para muchos en la sociedad de Puerto Rico.

Aunque, si se le pregunta a la especialista en redes sociales Julizzette Colón Bilbraut, una de las presente, “todo el mundo se indignó por igual” con la revelación del chat "WRF" aquel sábado, 13 de julio.

“Yo me acuerdo despertar y ya estar mi teléfono explotado”, expresó Colón Bilbraut quien apuntó a que el creciente activismo del chat se llevó a cabo en las redes y ayudó a desenmascarar a los diversos “troles” que por años habían dominado la red de Twitter, convirtiéndola en un espacio tóxico para los cibernautas.

De acuerdo a Colón Bilbraut, la convocatorias que se originaron en redes sociales del pueblo y que redundaron en las masivas manifestaciones que días después culminaron en la renuncia de Rosselló Nevares funcionaron porque “todos los puertorriqueños fuimos portavoces de este movimiento desde nuestras desde nuestras palestras en nuestras redes sociales”.

“Todos somos dueños de un medio de comunicación. Si usted tiene Facebook, usted tiene un canal de radio, de televisión, usted tiene una imprenta, una revista digital, etc.”, afirmó Colón Bilbraut.

Por otro lado, la experta en redes sociales informó que el mismo efecto que se trató de emular por simpatizantes de Rosselló Nevares no funcionó porque trataba de una propaganda, una técnica de comunicación en la cual se busca beneficiar a un grupo en específico y que las audiencias han comenzado a rechazar.

“Si algo habían hecho las redes sociales era que nos habían dado la oportunidad de primer mano de ofendernos y de indignarnos todos por igual… fue bien fácil que dentro de toda de nuestra segmentación nos pudiéramos identificar”, destacó Colón Bilbraut.

No obstante, esa indignación nacional que tenían los puertorriqueños no se extendía solamente a los políticos, pues hasta los periodistas fueron cuestionados no tan solo por su participación y habilitación de la propaganda gubernamental de la administración Rosselló Nevares, sino también de desempeño durante la conferencia de prensa, increpándole por la verdad.

Para muchos de los presentes, los periodistas que estuvieron en la primera conferencia ese jueves, 11 de julio cuando el Gobernador arribó de su viaje en Europa para atender a la prensa por los casos de corrupción y la revelación de partes del chat, no preguntaron lo debido y fueron muy leves con Rosselló Nevares.

De acuerdo a la periodista de NotiCel, Damaris Suárez, esto se debió a la hora en la que se llevó a cabo la conferencia de prensa, que fue tarde en la noche, momento en el que varios de los veteranos periodistas de Puerto Rico ya habían salido de horas laborables.

“Ese es el resultado de tener una plantilla con menor salario luego de haber cerrado plazas y haber desplazado a gente con 15, 20 y 25 años de experiencia que tienen un trasfondo y que no se le pueden meter las cabras al corral”, estableció Suárez quien además dirige la Asociación de Periodistas de Puerto Rico.

Otra disciplina de las comunicaciones que recibió la ira del pueblo fueron los relacionistas públicos, quienes se consideraban los manipuladores detrás de la campaña de desinformación de Rosselló Nevares.

En esa línea, la relacionista Dayani Centeno recalcó que el trabajo de un relacionista es establecer una negociación para beneficiar a ambas partes con la información necesaria y que el trabajo que se llevaba a cabo trasbastidores por los “Brothers” de Fortaleza no era de relacionistas, sino de propagandistas. “La gente que estaba en ese chat no estaba pensando en los demás. Estaba pensando en [los intereses] suyos”, dijo Centeno. 

Para Centeno, la conversación del chat “era un monólogo” y que una de las lecciones que pueden aprender los relacionistas es que “los monólogos se acabaron. Los monólogos no cumplieron, no son relaciones públicas”.

De acuerdo a la experta, las agencias deben ver más allá de solo el número de cobertura y deben pensar en el público al que atiende y cómo acogerlos a sus movimientos.

El conversatorio, se llevó a cabo dentro de la tienda Hecho en Puerto Rico de Plaza las Américas, y contó con la participación de la periodista de NotiCel, Damaris Suárez; la activista del movimiento “Ricky te boté”, Lourdes Muriente; la relacionista, Dayani Centeno; la especialista en redes sociales Julizzette Colón Bilbraut y la profesora y escritora Yarimar Bonilla.

Puede ver el conversatorio completo aquí:

 

 


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN