Ahora

Trasquilado William Clark en vistas sobre el "cartel del petróleo"

Durante el segundo día de vistas senatoriales sobre el estudio de las normas y procedimientos relacionados con la compra y uso de petróleo por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), los cañones de los investigadores de la comisión senatorial se enfilaron contra la oficina de compra de combustible y su exdirector William Clark.

A preguntas de los investigadores de la comisión especial, los expresidentes de la Junta de Gobierno de la AEE, Luis Aníbal Avilés Pagán y Luis M. García Passalacqua, señalaron que la Oficina de Compra de Combustible funcionaba como un ente autónomo sujeto a muy poca supervisión dentro de la corporación pública.

 

"La AEE tomó una determinación gerencial que la AEE no iba a asumir ningún riesgo de negocio en la compra de petróleo. Todo lo subcontrata en un proceso de subasta. Los suplidores entonces son los que manejan el proceso. Son muy pocos suplidores y todos tienen oficinas en Houston y todos se hablan. Saben quiénes son los que nos están comprando, no hay forma de evitar que se hablen y eso facilita que estas dos o tres compañías que pueden suplir el combustible a la AEE lleguen a unos acuerdos implícitos," indicó Avilés Pagán, al asegurar que la Autoridad no tiene ningún mecanismo de fiscalizar a los suplidores fuera de la oficina de compra y manejo de combustible.

Relató un incidente en el que la compañía Lukoil licitó y ganó una subasta cobrando unos $27 por barril de costos de manejo y acarreo, cuando lo usual eran $2 por barril por ese concepto. La Junta de la AEE decidió cancelar la otorgación de esa subasta y realizar una nueva, pero los suplidores que licitaron volvieron a pedir $22 por barril en costos de manejo y acarreo. "Fácilmente se puede pensar que se estaban poniendo de acuerdo. Me di cuenta que si le delegan todas sus funciones a los suplidores, una sola persona puede correr la oficina," admitió. 

Al preguntársele qué acciones tomó la Junta ante la situación indicó que pidió una investigación de personal al director ejecutivo en ese entonces, Edwin Rivera. "Los procesos de derecho laboral en el sector público son muy largos, la investigación se hizo y no se adjudicó ninguna culpa al señor William Clark y a los miembros de su oficina. El resultado de la investigación fue que se estaba cumpliendo con la ley, pero la ley es deficiente", dijo.

Por su parte, el ingeniero García Passalacqua señaló directamente al exadministrador de la Oficina de Combustible de la AEE, William Clark, como un obstáculo para que la Junta pudiera realizar una auditoría sobre las funciones de su oficina. "Siempre, por desgracia, esa oficina se creyó que era el reino privado de la persona que estaba encargada [William Clark] y que podía hacer y deshacer como él entendía se debía hacer con respecto a la compra de combustible. El comportamiento del señor Clark ante la acción que había tomado la Junta de comenzar una investigación de la operación de la oficina de combustible y de los laboratorios fue de retar la autoridad por esta no tener el conocimiento". 

Durante su ponencia, García Passalacqua detalló correspondencia entre Clark y los auditores en la que cuestionaba la autoridad de la Junta para ordenar investigar su oficina. "Mi impresión del señor Clark es que era sumamente autoritario, reservado, posesivo y para poder llegar a él y hacerle contribuir en beneficio de cualquier acción que se pretendiera tomar era sumamente difícil, aún con la autoridad que se le delegaba al Comité de Auditoría o en mi carácter personal como presidente de Junta", detalló.

Por otro lado, el líder de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), Ángel Figueroa Jaramillo, aseguró que refirió a las autoridades federales evidencia documental sobre el llamado "cartel del petróleo" dentro de la AEE.

Sobre las directrices de la oficial de reestructuración de la corporación pública, Lisa Donahue, de ordenar combustible cuando ya se están agotando las reservas, Figueroa Jaramillo las calificó de contraproducentes por generar gastos adicionales innecesarios. A preguntas de la senadora María de Lourdes Santiago, Figueroa Jaramillo sostuvo que la reducción en los abastos de combustible, fuerza a la quema de las cantidades residuales disponibles en los tanques, lo que obliga a la AEE a cambiar con frecuencia inusitada los filtros de las turbinas

El próximo martes 9 de febrero continuarán las vistas de la Comisión Especial para el estudio de las normas y procedimientos relacionados con la compra y uso de petróleo por la Autoridad de Energía Eléctrica. La Comisión es presidida por el senador Aníbal José Torres, y la componen los senadores Larry Seilhammer y María de Lourdes Santiago.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN