Tribunales

Abraham Anhang cree que madre de Áurea conspiró en crimen contra su hijo

A la familia le ofrecieron eliminar a su nuera

Mirando directamente a la cámara de Telenoticias, el padre del empresario canadiense asesinado en 2005 en el Viejo San Juan, Adam Anhang, Abraham preguntó: "¿De verdad no sabías nada Carmen? ¿No tuviste nada que ver?". Se refería a Carmen Iris Rijos, madre de las hermanas Áurea y Marcia Vázquez, sentenciadas el viernes a cadena perpetua por el asesinato de quien fuera esposo de la hoy conocida por el mote de "Viuda negra".

Abraham Anhang espera porque también se haga justicia con el hermano de Áurea y Marcia, Charbel, quien también se cree participó de la conspiración para el crimen por el cual cumple cárcel Álex 'El loco' Pabón, quien fue pagado por las hermanas y el entonces novio de Marcia, José Ferrer -también condenado a perpetua el viernes- para darle muerte a puñaladas al hombre de 32 años. 

No obstante, en una segunda entrevista, la mujer negó tener nada que ver con el crimen pues de ser cierto ya se le habrían radicado cargos.

A la misma vez, Carmen Rijos aseveró que de estar involucrada "yo me hubiera declarado culpable. ¿Por qué yo voy a sacrificar a mis hijos?".

El padre de la víctima reconoció que se acercaron personas del bajo mundo para ofrecerle matar a su entonces nuera. "En el bajo mundo hay mucha gente que vive de eso", dijo. La madre de la Viuda Negra, sin embargo, cuestionó esa información.

Sobre la vista de sentencia "emocional", según describió, Anhang se expresó aliviado a la vez que cuestionó que Áurea nunca corrió tal como le gritó su hijo, siendo la única testigo en la escena. No obstante, dejó claro que la familia nunca pidió pena de muerte para la convicta. 

De igual modo, Abraham admitió que viajó por Europa siguiendo los pasos de Áurea porque "a menos que estés dispuesto a perdonar y olvidar, es imposible que no busques justicia".

Antes de ser sentenciada a cadena perpetua por participar en la conspiración del asesinato de quien fuera su esposo, Áurea leyó un mensaje previamente preparado en el cual acusó a su suegro de ser un acosador a toda vez que reafirmó su inocencia. 

En su alocución, Vázquez Rijos reclamó que el padre de Anhang, Abraham, se valió de publicistas para despedazarla y que contrató a personas para que acosaran a sus hijas en la escuela.

Lea: Fin a la larga pesadilla de la familia Anhang

El 22 de septiembre de 2005, y luego de cenar en un restaurante en el Viejo San Juan por iniciativa de Vázquez Rijos para llegar a un acuerdo por el divorcio, Vázquez Rijos y Anhang fueron interceptados por un hombre que acuchilló al extranjero hasta matarlo. Luego de dos semanas de juicio en el 2018, un jurado encontró culpable al trío por conspiración para matar al hombre y cobrar una fortuna de unos ocho millones de dólares.

En sala, la familia Anhang se pronunció ante el juez y los presentes en favor de la sentencia de cadena perpetua para Vázquez Rijos porque los coacusados —que incluyen a la hermana de Áurea, Marcia, y el exnovio de ésta, José Ferrer Sosa— son los causantes de cientos de noches de pesadillas por la pasada década.

“Hoy sería cerca de la noche número cinco mil que hemos dormido sin Adam en nuestras vidas y nunca nos recuperaremos de eso, pero estamos aliviados que la justicia ha sido servida”, subrayó Rebecca Anhang Price, hermana de la víctima.

Su padre y su madre, Abraham y Bárbara, por su parte, se mostraron agradecidos con las autoridades federales por el esfuerzo hecho por los pasados años.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN