Tribunales

Expedita vista de acusación de O'Neill en el tribunal

No han habido movidas para negociar.

Durante la vista de lectura de acusación, la representación legal del exalcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill García, solicitó diez días para realizar el alegato de culpabilidad o no culpabilidad de su cliente, quien se enfrenta a siete cargos que incluyen actos lascivos y maltrato.

La defensa, compuesta por los abogados Harry Padilla y Melanie Carrillo Jiménez, solicitó acogerse a ese plazo porque el ministerio público no le ha entregado la prueba que pesa contra O’Neill García.

“Las reglas de procedimiento establecen que todo acusado de delito, en el plazo de lectura de acusación, tienen el derecho de solicitar el plazo de diez días. Eso es normal. En toda mi vida profesional siempre lo he pedido”, justificó el licenciado Padilla, a su salida de la sala del Tribunal de Bayamón.

Los siete cargos que pesan en su contra incluyen cinco imputaciones graves por violentar: la Ley 54, en su modalidad de maltrato y agresión sexual, la Ley de Ética Gubernamental, por aprovechamiento de su posición para obtener beneficio sexual, y el artículo 144 del Código Penal. 

A eso se suman dos imputaciones menos graves de exposición deshonesta y acoso sexual, por lo que podría recibir una condena de al menos 25 años de cárcel.

Al recibir los documentos, el abogado evaluará la posibilidad de una desestimación, lo que demuestra el interés de continuar con el proceso sin alcanzar un acuerdo en el camino.

“Yo nunca niego cosas, pero estamos preparados para completar el proceso”, señaló Padilla al preguntársele sobre su interés de negociación.

Contrario al procedimiento usual, el pliego acusatorio del caso de O’Neill García fue dado por leído en sala. Por eso, la vista duró unos escasos cinco minutos en los que la jueza Janet Perea realizó las preguntas procesales de corroboración de datos al exfuncionario como su fecha y lugar de nacimiento.

“20 de junio del 45”, dictó O’Neill García, quien luego añadió “Guaynabo” como su pueblo natal.

A la salida, el exejecutivo municipal aseguró estar tranquilo y, ante preguntas de la prensa, se negó a comentar sobre la relación política actual entre el gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, y el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz.

“Yo no voy a hacer ninguna interpretación referente a ninguna expresión política, ni administrativa, ni chismes”, puntualizó, antes de ingresar al elevador y marcharse.

A O’Neill García también se le inquirió sobre el conserje adscrito a su oficina únicamente que devengaba unos $800 mensuales, según trascendió en las vistas de transición de mando en el municipio, pero no respondió.

Por otra parte, los fiscales Guillermo Garau Díaz y Leticia Pabón Ortiz pautaron una reunión con la defensa para hacer entrega de la evidencia. Al igual que Padilla, confirmaron que no ha habido intento de negociación. 

“Hasta ahora no he recibido ninguna oferta o acercamiento, ni para tratar de llegar a un acuerdo. No ha habido ningún acercamiento”, afirmó Garau Díaz.

La próxima cita con la justicia por parte de O’Neill García será el 28 de junio a las nueve de la mañana para el comienzo de su juicio.

A principios de mes, el exalcalde renunció a su derecho a vista preliminar tras escuchar el testimonio de la policía municipal con quien sostuvo una relación amorosa y luego transó una demanda por acoso sexual.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?