Tribunales

Familiares de empresaria asesinada denuncian que no hablan con niñas sobrevivientes

Alegan no comparten con las niñas.

Familiares de la madre y empresaria Hilda Padilla Romero, que fue asesinada mientras viajaba en su auto con sus dos hijas por la avenida Los Filtros, en Guaynabo, aseguraron vivir momentos amargos por partida doble, ya que sumado a la insatisfacción de cómo se ha manejado el caso criminal, no han podido mantener una relación con las dos niñas que sobrevivieron.

Padilla Romero fue baleada en el interior de su vehículo mientras conducía junto a sus dos niñas de 17 y 8 años, producto de su matrimonio con Juan Pérez Colón, quien también es padre de la joven que es señalada como supuesta autora intelectual del caso: Keishla Pérez Biggio.

Según la investigación, Pérez Biggio habría pedido a dos hombres, identificados como William Avilés González y Luis González Martínez, que asesinaran a su madrastra por presuntos conflictos relacionados a dinero. El asesinato ocurrió a plena luz del día y en medio de un cargado tráfico. Además, con dos menores, hermanas de la hoy acusada, a bordo del vehículo.

La vista preliminar de los acusados fue suspendida en el día de hoy después de que la fiscalía y la defensa aseguraran no estar listos y de que la menor de 17 años, que se suponía testificara, no llegara al Tribunal de Bayamón.

A su cita con la justicia llegó Pérez Biggio, serena, muy bien vestida, y flanqueada por sus abogados. La mujer salió libre bajo fianza, después de que le fuera rebajada de $6.4 millones a $480,000, por los delitos que se le imputan. También estaba su papá y esposo de la víctima, algo más tímido, observando sereno desde uno de los bancos traseros de la sala 404.

Tras la suspensión de la vista, Yanitza Alejandro Padilla, sobrina de la víctima, expresó su frustración por desconocer cómo se están llevando a cabo los procesos y por la separación familiar que ha conllevado todo el caso.

“Están haciendo las cosas sin notificarnos, como la rebaja de la fianza… al él tener dinero, no sé aquí el dinero, como decimos, el dinero habla más que cualquier otra cosa”, dijo. “De la rebaja de fianza nos enteramos a través de la prensa, que ella había quedado en libertad y estamos súper disgustados”.

Alejandro Padilla añadió que extraña mucho a las niñas, ya que no ha podido hablar con ellas desde lo sucedido y dijo que consideraba a la acusada capaz de cometer los actos que se le imputan.

“Él no permite que la niña mayor se comunique con nosotros tampoco, ninguna de las niñas se comunica con nosotros desde que pasó la situación. Esto ha sido muy fuerte. Yo era muy cercana a ella y digo que hicieron eso y actuaron de una forma sin pensar en esas niñas, en la necesidad que esas niñas tengan”, señaló.

A su salida de sala, la fiscal Jessica Correa González, quien lleva el caso junto a Héctor Rivera Labrador y Lisette Sánchez Vázquez, dijo que no se había podido ver el caso porque faltaban revisar unos documentos y por que “alguien no llevó” a la menor a que testificara.

Los cargos radicados contra Pérez Biggio implican dos tentativas de asesinato, un cargo por disparar de vehículo a vehículo y cuatro cargos distintos por utilizar un arma de fuego. La Policía explicó que pese a que la joven no fue quien disparó el arma, los cargos radicados en su contra son los detallados porque se trata de un caso en el que se acordó el asesinato.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN