Tribunales

Libre bajo fianza acusado de asesinar mujer en Fajardo

Jensen Medina Cardona enfrenta 3 cargos

FAJARDO - Las autoridades detuvieron hoy al sospechoso del asesinato de Arellys Mercado Ríos, quien el pasado domingo murió de un disparo en el cuello tras una discusión por un celular encontrado en la marina de Fajardo. 

El hombre identificado por el fiscal Yamil Juarbe como Jensen Medina Cardona, de 33 años y vecino de Caguas, fue esposado y llevado a una sala de interrogación por agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Fajardo tras comparecer en el Tribunal de Primera Instancia del mencionado municipio. En la tarde, el fiscal confirmó que se le radicarán tres cargos (uno por asesinato y dos por violar artículos a la Ley de Armas) luego que tres testigos identificaran a Medina Cardona como el autor del crimen. Fiscalía abundó que cuenta con al menos 10 testigos y prueba contundente. 

Luego, se le encontró causa en todos los cargos presentados y se le impuso una fianza de $300,000 al acusado, según informó el mismo Juarbe. El abogado del joven, Orlando Cameron Gordon, explicó luego que el joven salió libre bajo un proceso de fianza diferida en el que no tuvo que pagar el dinero impuesto pero tiene que cumplir unas especificidades sobre su conducta. Particularmente, Medina Cardona permanecerá en una residencia, que no fue detallada, en todo momento previo a que inicie el proceso en su contra.

"Diferir es que está siendo supervisado por el Programa (de Antelación al Juicio)... El programa determinó que mi representado no representa ningún tipo de riesgo de evasión, que tiene nexos con la comunidad", explicó el abogado del joven a la vez que indicó que el mismo tendrá un grillete que lo supervise.

 

 

Según indicó Juarbe, desde el lunes se emitió una instrucción al Negociado de la Policía para que el hombre fuera detenido bajo la Regla 11. Se esperaba que en el día de ayer Medina Cardona se entregara a las autoridades voluntariamente, no obstante, nunca llegó.

Cameron Gordon, aclaró que la citación fue recibida por el padre del sospechoso pero estos optaron por llegar hoy al Tribunal. "Estoy convencido de la inocencia de mi cliente", insistió el abogado.


Por su parte, el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Elmer Román, había adelantado esta mañana que se hacían las gestiones con la Fiscalía para acusar en ausencia al sospechoso, luego que no se entregara.

El martes la directora del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Fajardo, la inspectora Sharon Ruiz, dijo que el sospechoso sería entregado a las autoridades por su padre, pero eso tampoco ocurrió. En ese momento, explicó que de no entregarse se llevaría a cabo una rueda de confrontación por fotografías, acusación en ausencia, y la emisión de una orden de arresto por parte de un juez.

"Se me informó que tan pronto se identificó al sospechoso se procedió a ir a la casa, al negocio del individuo. El sospechoso no estaba en este lugar. Se dejó la citación con un compromiso del padre y su abogado de que se iba a entregar. Se estuvo esperando para la rueda de confrontación que no se pudo someter. Lo que procede es seguir trabajando con Fiscalía", explicó Ruiz.

Según el informe policíaco, este asesinato fue reportado a las 9:52 de la noche del domingo en Villa Marina Boulevard, en el área de los muelles de Fajardo. La occisa, quien presentaba un balazo en el cuello, fue identificada como Arellys Mercado Ríos, de 34 años, también residente en Caguas, embalsamadora y gerente de la Funeraria Parque De Luz de la ciudad criolla. 

La pesquisa arrojó que el crimen contra la mujer se produjo luego que la víctima le entregara al sospechoso un celular que se le había extraviado en el lugar. Por el momento, no se conocen detalles de una mujer que lo acompañaba al momento de los hechos.

Habla la familia materna de la víctima

La abuela, madre y prima hermana de Mercado Ríos ofreció sus primeras expresiones a Telenoticias. La madre, Nitza Ríos, contó que cuando una vecina vino a darle la noticia no lo quería creer.

"Como viajaba tanto, todavía pienso que va a regresar", fueron parte de las primeras palabras de Ríos, quien a su vez aseguró que no guarda rencor contra el acusado por su fe cristiana aunque espera que se haga justicia terrenal. 

La más afectada es la abuela, Juanita Malavé, quien manifestó entre lágrimas, "espero que esto avance a pasar porque esto destruye a uno". Por su parte, la prima hermana Marisel González, pidió mucha oración para el consuelo de la familia a la vez que dijo que espera que aunque el proceso (de acusación  juicio) sea lento se haga bien para garantizar justicia. 


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN