Tribunales

Supremo absuelve a juez que ordenó arresto de mujer con siete meses de embarazo

Le archivan 5 quejas por su conducta.

En una decisión 5-4, una mayoría del Tribunal Supremo decidió archivar cinco quejas que pesaban contra un juez por conducta que incluye haber emitido una orden de arresto por desacato contra una mujer en séptimo mes de embarazo. La absolución ocurre aunque, en dos ocasiones, el juez había recibido la peor evaluación que la Rama Judicial otorga a sus miembros.

El historial de las quejas contra el juez Jaime J. Benero García está contenida en una opinión Per Curiam, o lo mismo que sin ningún juez firmante, que emitió la mayoría del Supremo compuesta por los jueces Rafael Martínez, Mildred Pabón, Erick Kolthoff, Edgardo García y Roberto Feliberti el 1 de mayo pasado. Los disidentes fueron Luis F. Estrella, Anabelle Rodríguez, Ángel Colón y la jueza presidenta Maite Oronoz.

Benero García fue nominado por el exgobernador Luis Fortuño y sirve en sala de Familia, actualmente en Río Grande. Enfrentaba un informe de la Oficina de Administración de Tribunales (OAT) con seis cargos de conducta antiética que abarcan nueve cánones de ética judicial.

A contrapelo de las declaraciones que hicieron los ciudadanos, abogados y hasta compañeros magistrados contra el juez, la defensa del juez usó testimonios de funcionarios de sala, como alguaciles y tribunales, los cuales el Supremo evaluó también.

En 100 páginas de opinión se detallan las quejas contra el juez mediante los testimonios de:

  1. Nydia E. Rodríguez Santiago, a quien el juez mantuvo bajo arresto por varias horas por comparecer tarde a un señalamiento de vista.
  2. Yomarie Muriel Rodríguez, una mujer en séptimo mes de un embarazo de alto riesgo que enfrentaba un proceso por pensión que le debía a su exmarido. La mujer se presentó a un señalamiento sin poder aportar a la deuda debido a que estaba desempleada y el juez declaró la deuda válida, ordenó su arresto por falta de pago e hizo expresiones a los efectos de que la mujer era drogadicta y deambulante y que en la cárcel le podrían atender el embarazo mejor. Ninguna de las dos circunstancias eran correctas y, de hecho, no se presentó prueba de adicción o falta de hogar. La mujer tuvo un parto prematuro una semana después del incidente con el juez.
  3. Carlos A. Figueroa Serrano, contra quien el juez emitió una orden de arresto por impago de pensión aunque el hombre, quien se representaba a sí mismo en el proceso, entendía que el juez no le había dado oportunidad de hacer expresiones o someter documentos sobre ese impago.
  4. Leishla Cruz Rodríguez, a quien el juez amenazó con quitarle la custodia de su hija menor como castigo por conducta de la mujer en el caso que el juez objetaba.
  5. Freddy Santiago Puig, investigador de la comisión que dijo sentirse "intimidado" por el juez cuando llegó a su sala como parte de la investigación sobre su desempeño en sala.

Además, se presentó evidencia de que el juez tenía la práctica "peculiar" de retener en su sala a los abogados sin darle permiso para que atendieran asuntos que tenían en otras salas y sin coordinar con esos otros jueces sobre el problema que, a su vez, le podría causar al no poder llamar a los abogados a su sala para adelantar procesos o, por el contrario, el problema que le causaba a los abogados estar en otra sala cuando Benero García los llamaba porque a la menor provocación les golpeaba con órdenes de arresto.

La licenciada María de Lourdes Guzmán quien representó al merenguero Elvis Crespo en un proceso de pensión y habló del trato "atropellador" que le profirió el juez.

La licenciada Grace Casanova Castro, quien apuntó a cómo en un caso que ella manejó el juez hizo la determinación de que un padre biológico había abusado sexualmente de su hija, pero no lo privó de la patria potestad porque "la niña era muy pequeña y se le hacía más daño privándola de la patria potestad que buscando la reunificación con su padre". Esto fue revocado por el Tribunal de Apelaciones.

En su discusión de las quejas contra el juez, la mayoría del Supremo argumentó que "[a]unque algunas de las actuaciones del juez Benero García sean desagradables para algunos, o hayan causado incomodidad en otros, eso no es de por sí una violación ética". "De hecho, muchos incidentes se pudieron evitar con una supervisión administrativa más proactiva".

La mayoría descansó en que la Comisión de Evaluación Judicial había igualmente recomendado el archivo. Dicha comisión fue objeto de una pugna en el Alto Foro porque la mayoría del Supremo cambió las reglas de manera tal que no solamente la Jueza Presidenta sino todos los jueces asociados se convierten en miembros de la comisión que pueden votar sobre sus recomendaciones cuando quieran. Cono esa estructura, los jueces asociados del Supremo votan como miembros de la comisión y vuelven y tienen la oportunidad de votar como jueces asociados en los asuntos de la disciplina de los miembros de la judicatura.

"Reafirmamos que no procede emplear los mecanismos disciplinarios como sustitutos de los procesos de revisión judicial de las determinaciones judiciales de nuestros magistrados. Este es un imperativo del concepto de independencia judicial, que respeta la discreción de cada juez para decidir los asuntos que tiene ante su consideración", sostuvo la mayoría.

Los disidentes, por su parte, hubieran castigado al juez. En el caso de Estrella, manifestó que debió ser "severamente" castigado.

Oronoz enfocó en que el juez Benero García sirve en una sala de Familia, donde se requiere aún mayor "humanismo, paciencia y sensibilidad" de los jueces al manejar casos cargados de emociones, una posición que la mayoría había planteado en otros casos. "Hoy, al mantener las manos afuera de un asunto que requería necesariamente nuestra intervención, le decimos [a la ciudadanía] que un juez puede actuar de esta forma".

"En esta ocasión, luego de relatar en media resma de papel innumerables actuaciones e incidentes del Juez Benero García que reflejan, como poco, su hiriente falta de sensibilidad para con los marginados, los pobres y las mujeres, la mayoría archiva la Querella. Ya no tan solo es insensible el juez, sino esta Curia, que parece tiene dos varas para medir la conducta de los jueces", lanzó Rodríguez al subrayar que la mayoría del tribunal tiene la inclinación de mirar para el lado a la hora de sancionar a ciertos jueces, en aparente referencia a que tanto Benero como los jueces de mayoría fueron designados por el mismo gobernador.

Para ver la opinión del Tribunal Supremo, pulse aquí:


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN