Ahora

Vega Borges se defiende ante déficit

El alcalde de Toa Baja, Aníbal Vega Borges, reconoció que su municipio atraviesa por una difícil situación fiscal, pero rechazó que se deba a una mala administración de las arcas municipales.

Una auditoría externa reveló que al 30 de junio de 2010, el déficit de Toa Baja fue de $22.7 millones. Ese informe muestra que en el año fiscal 2003-04 hubo un superávit de $5.6 millones, en el 2004-05 también hubo un superávit de $4.2 millones, y en 2005-06 el superávit fue solamente de $105,712. En el 2006-07, se registró un superávit de $1,079,689, pero en el 2007-08 el déficit se duplicó a $3,833,626, mientras en 2008-09 el déficit alcanzó los $13.5 millones.

En entrevista con NotiCel, el ejecutivo municipal atribuyó el déficit a los ingresos que ha dejado de devengar tras el cierre del vertedero por órdenes de agencias federales y que ha asumido responsabilidades fiscales que le corresponden al gobierno central, como el mantenimiento de carreteras estatales y escuelas.

"Cuando llegamos en el 2005 enseguida las agencias federales ordenaron el cierre del vertedero del municipio y tuvimos que tomar unas decisiones de atender las necesidades de la comunidad, aunque perdimos los $13 millones que nos dejaba esto anualmente. En seis años hemos tenido $66 millones menos de ingresos en el municipio", dijo.

También, el municipio ha perdido ingresos debido a que no hubo desarrollo de construcción de proyectos nuevos, por lo que han recibido menos dinero por concepto de las patentes por construcción y arbitrios.

Pese a esa situación fiscal, Vega Borges aseguró que ha sido "proactivo" en asumir responsabilidades del gobierno central.

"En la reparación de carreteras (estatales) hemos invertido entre $4 y $5 millones anuales y tuvimos que asumir esa responsabilidad. Infiero que (el gobierno) las ha  dejado (las responsabilidaes) por la situación económica que también  tiene el gobierno", justificó.

Indicó que también ha gastado entre $3 y $4 millones en el mantenimiento de escuelas, dinero que debe salir del Departamento de Educación. Esa agencia también le debe al ayuntamiento medio millón de dólares por servicios prestados a un programa de niños de educación especial, sostuvo el Alcalde.

Otra agencia que presuntamente le debe dinero al municipio es el Departamento de Salud luego que gastó más de $100,000 en adquirir equipo y fumigar ante la pasada epidemia del dengue.

Y la Autoridad de Energía Eléctrica le debe $3 millones y presentó una demanda para el cobro de esa suma.

"Hemos asumido una responsabilidad proactiva y hasta a mi propio gobierno he tenido que demandar", dijo.

Aseguró que tuvo que hacer un préstamo de $28 millones para pagar deudas por concepto de salarios con el Departamento de Hacienda y el IRS, agencia federal a la que ya le pagó $10.8 millones "y ellos nos restituyeron poco más de un millón  porque habían cobrado demás".

Rechazó que el IRS haya visitado la Alcaldía anoche y que lo investiguen.

"Hemos reducido los gastos, ningún jefe de agencia tiene celular ni carro y yo espero que se reduzca el déficit el próximo año", señaló.

Vega Borges rechazó que haya gastado fondos públicos durante la actividad oficial en la que el gobernador Luis Fortuño firmó la polémica reforma contributiva a la que llevó más de 10 guaguas llenas de empleados municipales.

"Utilizamos las guaguas del municipio y eso no lleva un gasto… eso fue una actividad oficial", dijo.

En cuanto a las que llevó al Mensaje del Gobernador, señaló que el dinero sale de su comité político y no de las arcas municipales.

"Y las actividades políticas a mi me cuesta entre $250 y $200 cada guagua que alquilo. Para el mensaje salió aproximadamente de $1,000 a $1,500 que no salen de fondos del municipio, son fondos de campaña. Aquí ha habido una sana administración en ese sentido", sostuvo.

La legisladora municipal del Partido Independentista Puertorriqueño, Wanda I. González Vélez, destacó que el Alcalde ha estado haciendo donativos y desembolsos contrarios a disposiciones de la Ley de Municipios Autónomos.

"Ante esta situación, resulta increíble que se sigan otorgando donativos a manos llenas y que resultan extravagantes", dijo la legisladora municipal en un comunicado de prensa.

Recordó que el Artículo 8.001 de la referida ley establece que "… todo desembolso fuera del orden y de lo común, contra la razón… que no se ajuste a las normas de utilidad y austeridad del momento".

Señaló un donativo "sin precedentes" a Las Llaneras de Toa Baja de $100,000 otorgado al equipo el pasado mes de enero, "en un momento en que las finanzas del municipio andan por el piso y cuando en las últimas quincenas hubo dificultades hasta para pagar la nómina de los empleados municipales".


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN