Auspiciado

Conoce los avances en los tratamientos del melanoma

El Dr.Luis Delgado, hematólogo y oncólogo, orienta

Los tratamientos que existen para un diagnóstico de melanoma (cáncer en la piel) han avanzado grandemente en los últimos años, ofreciendo a los pacientes la posibilidad de aumentar sus posibilidades de vida en los casos más dramáticos. El doctor Luis Delgado, hematólogo y oncólogo a cargo de la Sección de Oncología y Medicina Interna del Hospital Oncológico Dr. Isaac González Martínez, explicó a NotiCel que, en especial, las inmunoterapias han mostrado grandes beneficios desde el punto de vista clínico en términos de la recurrencia de la enfermedad y son de administración sencilla.

“Al principio se tenía miedo por ser algo nuevo. La célula tumoral puede apagar tu sistema de defensa y la inmunoterapia lo que hace es activar el sistema inmunológico, impidiendo que la célula tumoral se pegue a los linfocitos T”, detalló. “Es como si hicieras ‘shut down’ del sistema inmunológico y evita que la célula tumoral se pegue al receptor del linfocito y éste reconoce a la célula tumoral y la ataca. Induce la proliferación de linfocito así que tendrás más células defendiendo tu sistema y destruyendo la célula tumoral. Las quimioterapias previas no eran tan selectivas al momento de hacer su reconocimiento. Eran directo contra la proliferación celular, pero esta forma de terapia es más efectiva para ciertos sectores”.

Estas terapias han revolucionado los tratamientos para el melanoma maligno, como el diagnosticado recientemente a la Miss Universo puertorriqueña, Dayanara Torres, quien ya dio inicio a su tratamiento. En el 2011, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) aprobó la inyección de ipilimumab (Yervoy) para el tratamiento del melanoma maligno metastásico en pacientes que habían recibido al menos una terapia sistémica previa. El medicamento se evaluó en 511 pacientes que recibieron ipilimumab solo o en combinación con la vacuna contra el tumor. Las reacciones adversas más comunes (al menos el 5 por ciento) fueron las manifestaciones del mecanismo de acción inmunológico de ipilimumab que condujo a la activación y proliferación de las células T. Dichas reacciones adversas mediadas por el sistema inmunitario incluyeron diarrea, prurito, erupción cutánea y colitis. En términos de las inmunoterapias, dijo, se hallan los inhibidores del CTLA4, un receptor de proteínas que regula el sistema inmunológico. CTLA4 se encuentra en la superficie de las células T, que lideran el ataque inmunitario celular contra los antígenos.  Entre las terapias con inhibidoeres de PDL1, están aprobadas para el melanoma maligno metastásico la Nivolumab y la Pembrolizumab. Las terapias con estos inhibidores han demostrado ser más efetivas y con efectos clínicos más duraderas que las terapias previas, con drogas tradicionales como la Dacarbazine. Estas respuestas han incluido respuestas parciales y completas que no se obtenían con los tratamientos previos. Estas terapias activan al sistema immunológico, específicamente a los linfocitos T, quienes se encargan de identificar y destruir las células malignas. Las células tumorales crean una interacción con los linfocitos T, lo cual, (a través de unos receptores PDL1 y PDL2) evitan que el linfocito las destruya, literalmente la apaga, permitiendo que la célula tumoral se prolifere. Estas drogas evitan que esa interacción ocurra, bloquea la interacción entre la célula tumoral y el linfocito T. Así la célula T permanece activa y se prolifera y es más efectiva, identificando y destruyendo a las células malignas o tumorales. Los efectos secundarios pueden incluir la afectación de cualquier órgano, pero usualmente son fácilmente identificables y se pueden tratar con esteroides orales, detalló. Al comienzo de la era de estos inhibidores, este manejo causó gran preocupación entre los oncólogos, pero luego se han familiarizado y es el tratamiento preferido y de primera línea en el manejo de melanoma metastático y en casos donde no haya metástasis a órganos distantes, pero sí a nódulos linfáticos. La incidencia de efectos secundarios serios son mucho menores que con los tratamientos anteriores y la respuesta clínica es significativamente mejor. Actualmente se puede ofrecer una combinación de diferentes inmunoterapias, mejorando aún más la sobrevida y tiempo libre de crecimiento de la enfermedad.

La combinación de (un anti PDL1 y yn inhibidor de CTLA4, ofrece una respuesta clínica mejor que la terapia con un solo agente en casos de enfermedad metastática. Entre otros tratamientos mencionados, se encuentra el Imlygic, una droga que resulta de la modificación del  virus Herpes Simplex tipo 1, conocido por manifestarse a través de úlceras en los labios. Éste se inyecta directamente a las células del tumor en casos de enfermedad en piel localmente avanzada, que no sea operable. No está indicado para enfermedad metastática a otros órganos y no debe utilizarse en pacientes inmunocomprometidos, se especificó. El virus del herpes labial tipo 1 se modifica y se inyecta a las células tumorales. Se prolifera en dichas células utilizando los mecanismos de proliferación de la célula tumoral. Las células tumorales infectadas con el virus producen una proteína que estimula al sistema immunológico del paciente, para que este sistema identifique y destruya a las células del tumor. Aunque el virus atenuado puede introducirse en células sanas, no esta diseñado para reproducirse o multiplicarse en ellas, concluyó.


NC.TV

TU OPINIÓN

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?