Cannabis

Las claves de la dosificación en tratamientos con cannabis

Según el doctor Jaime Claudio

En un mundo ideal, la medicina cannábica clínica consistiría en la relación saludable entre el tratamiento convencional con el alterno y la eliminación de las lagunas que aún existen en términos de dosificación.


El doctor Jaime Claudio, miembro de la Sociedad Puertorriqueña de Ciencia y Medicina Cannábica en Puerto Rico, explicó a NotiCel que uno de sus mayores compromisos es lograr aclarar esa “zona gris de dosificación del cannabis”, a parte de implementar prácticas y procesos médicos con los que se obtengan estudios clínicos que sirvan como base de discusión y educación sobre los beneficios del cannabis medicinal.


“El cannabis por un lado es un montón de cosas, y aunque es seguro y versátil, y permite cierta imprecisión en la dosis sin causar problemas mayores, en la medida en que podamos dosificar con mas precisión, vamos a hacer una mejor medicina al mejor precio”, dijo.


Claudio destacó que hay pacientes que han enfrentado efectos adversos con comestibles, conocido en la jerga popular como “pálida”, precisamente porque aún no se han estandarizado las dosis adecuadas.


“Por ejemplo, 10 miligramos de THC en un novato o 20 miligramos en un experto, ya es suficiente para que se llegue al estado de psicointoxicación. Si la dosis te incapacita, no te puedes mover, no puedes pensar coherentemente, estás torpe, tienes paranoia, palpitaciones… Hay que seguir trabajando en la ciencia de la dosificaciones”, detalló.

“Lo que trabaja por el día no es lo mismo a lo que te funciona por la noche, que quiero que duermas como bebé. En eso es en lo que se tiene que trabajar. Quiero promover una medicina cannábica clínica que, más allá de recomendarla, le abra la puerta al paciente a una medicina integrada y funcional, longeva”.


El doctor destacó la apertura de muchos pacientes mayores de edad a recibir sus tratamientos a pesar de todo el tabú que existe sobre el cannabis.


“Me sorprende el progreso que hemos tenido con pacientes mayores de 60 años sin experiencia con el cannabis y están perdiendo el miedo, especialmente a las gotas y las pastillas. Estas personas no están dispuestas a triturar la flor y ponerla en el vaporizador, pero entienden que es el método indispensable en algunos caso para acelerar el tratamiento”, acentuó.


Claudio especificó que se está tratando de dar los mayores beneficios con los menores efectos alternos posibles, entre los que se encuentran las palpitaciones, la ansiedad, la pesadez, la dificultad para hablar, la confusión y la desorientación.

 


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?