NBA

Filadelfia y Miami mantienen invictos como locales

Nueva York se hunde más en el sótano

Los Sixers de Filadelfia y los Heat de Miami mantuvieron su condición de invictos en sus respectivos campos al concluir la jornada de la NBA y lograr sendas victorias.

El pívot camerunés Joel Embiid consiguió un doble-doble de 22 tantos, incluidos dos tiros libres claves cuando restaban 15 segundos del tiempo reglamentario, y logró 10 rebotes que permitieron a los Sixers derrotar por 97-92 a los Nuggets de Denver.

Los Sixers situaron su marca en 13-0 en su campo del Wells Fargo Center y además también alargaron a tres triunfos consecutivos su actual racha ganadora.

El alero Tobías Harris aportó 20 tantos y el escolta novato Matisse Thybulle surgió como sexto jugador de los Sixers al conseguir 13 tantos y capturar cinco rebotes.

Otro alero, Will Barton contabilizó 26 puntos que lo dejaron como el líder de los Nuggets, quienes han perdido tres duelos seguidos y cinco de los seis más recientes.

Además de la nueva derrota, los Nuggets también perdieron al líder encestador, el base canadiense Jamal Murray, quien se lesionó cuando restaban 6:49 minutos del primer periodo, al chocar con el base australiano Ben Simmons, y ya no regresó al campo.

Los Heat confirmaron que van en serio y cuentan con dos novatos que se han convertido en auténticos factores ganadores dentro del equipo como se demostró en la victoria que consiguieron por 135-121, en la prórroga, ante los Hawks de Atlanta.

El base novato Kendrick Nunn con 36 puntos -su mejor marca como profesional- se encargó de liderar la remontada de los Heat, que anotaron 22 puntos después de estar abajo en el marcador por seis tantos y apenas 59 segundos por jugarse del tiempo reglamentario.

Nunn se quedó a un punto de empatar la mejor marca de un novato en la historia de los Heat.

El alero Duncan Robinson, un segundo año que ni tan siquiera entró al sorteo universitario, y el escolta Jimmy Butler iniciaron la remontada ganadora después de haber escuchado al base de los Hawks, Trae Young decir que "esto está acabado" cuando se retiró al banquillo y su equipo arriba en el marcador con menos de un minuto por jugarse.

Robinson brilló al aportar 34 puntos -su mejor marca como profesional- y empató la del equipo al anotar 10 triples, mientras que el pívot Bam Adebayo logró un triple doble-doble de 30 puntos, 11 rebotes -siete defensivos-, repartió 11 asistencias y recuperó dos balones.

Butler también fue factor ganador al conseguir otro triple-doble de 20 puntos, 18 rebotes -16 defensivos-, y repartió 10 asistencias.

Robinson y Butler anotaron sendos triples para igualar el marcador y los Heat abrieron la prórroga con una racha de 16-0, lo que les permitió establecer el mayor margen de victoria en un partido decidido en la prórroga dentro de la NBA desde el 31 de octubre de 2009, cuando los Sixers vencieron a los Knicks 141-127.

El triunfo de los Heat no sólo les mantuvo invictos en su campo del American Airlines Arena (11-0) sino que también comienzan a recuperar la confianza de los aficionados que vuelven a verlos jugar al ser los líderes destacados de la División Sureste (18-6) y los terceros en la Confeencia Este.

El escolta De'Andre Hunter anotó 28 puntos, en tanto que Young aportó otros 21 y nueve asistencias como lideres de los Hawks, que dejaron en 0-3 su marca en los duelos mantenidos esta temporada con los Heat.

El escolta Devonte Graham tuvo 29 puntos como líder anotador de los Hornets de Charlotte, que vencieron 114-107 a los Wizards de Washington, en duelo de equipos perdedores de la Conferencia Este.

El equipo de Charlotte concluyó una serie de cinco partidos en su campo con marca perdedora de 2-3.

El base Terry Rozier logró 17 tantos y el alero Miles Bridges consiguió 16, incluido el triple que a falta de 7.7 segundos para el final del tiempo reglamentario dio la ventaja decisiva a los Hornets.

Los Wizards tuvieron al alero reserva, el letón Davis Bertans, como su líder encestador al aportar 32 puntos, su mejor marca como profesional, tras anotar ocho triples, y además capturó nueve rebotes, que al final no evitaron la derrota.

El base Damian Lillard logró 31 puntos, incluyendo ocho triples, y seis asistencias que lo dejaron al frente de los Trail Blazers de Portland que arrollaron 115-87 a los Knicks de Nueva York, quienes sufrieron la décima derrota consecutiva.

El pívot Hassan Whiteside aportó un doble-doble de 17 puntos y 15 rebotes y el alero Carmelo Anthony, exjugador de los Knicks, encestó otros 16 puntos que ayudaron a Portland a romper racha de dos derrotas seguidas.

Los Knicks (4-20), que tienen la peor marca de la liga, fueron liderados por el ala-pívot Julius Randle, quien anotó 15 tantos.


NC.TV

TU OPINIÓN

Recibe las noticias a tu correo electrónico. Suscríbete

* indicates required