Emprender

El futuro del teatro está en la autogestión

Opinan René Monclova y Suzette Bacó.

La transformación del teatro es inminente. Y aunque no se ha sabido pasar el batón de lo que es el teatro clásico, las nuevas generaciones harán que este arte permanezca a flote mediante la autogestión.

Así opinan los dos veteranos actores Suzette Bacó y René Monclova, quienes recientemente se juntaron para presentar la pieza “Idiota” en el escenario del Victoria Espinosa y compartieron con NotiCel sus visiones sobre la supervivencia del teatro.

¿Y cuál es esa realidad? El teatro tenía un pulso estable que fue muy lacerado con el paso del huracán María. Aunque repuesto hay muchos factores que le afectan. “Los estragos de María aún lo estamos viviendo como país. Eso no ha cambiado. Nos estamos recuperando y nos falta muchísimo más. En términos del teatro, hubo un periodo de muchos meses que no había actividad teatral. Ahora se ha retomado, de la misma manera que antes de María. Es decir, hay nichos, hay grupos de compañeros que se juntan, hacen cooperativas y se zumban por ahí para abajo”, dijo Suzette.

“Hacen teatro a través de toda la Isla y donde sea. En ese sentido sí está encarrilada la situación, con la activación de la cartelera con diferentes ofertas que casi siempre son apoyadas por el público unas más que otras”, abunda la actriz. 

Sin embargo, aún hay teatros que no han podido reiniciar operaciones porque la infraestructura quedó demasiado afectada y tienen severos problemas de salubridad. Y el Plan de Implementación Fiscal para el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) no da señales de ningún panorama positivo en términos de acciones o asignaciones.

“Antes del huracán ya teníamos problemas de auspicio gubernamental, cada vez es menos. El Instituto de Cultura Puertorriqueña ha tenido que reducir la oferta de los festivales de teatro en Puerto Rico y están ofreciendo mucho menos dinero… y siento que no hay pase de batón generacional en términos de público. El público va a los teatros a: ‘hazme reír’. Van a ver un 'stand up', pero el teatro real, formal, no supimos atraer ese público y que la gente joven asista al teatro”, expuso René, por su parte.

La vez que con mayor fervor se le vio a un grupo joven asistir al teatro con ímpetu fue a principios de año, con la llegada a la Isla del musical “Hamilton”, creado por Lin Manuel Miranda. Los actores, sin embargo, apuntaron que su éxito tuvo bases en la manera en que se mercadeó y el apoyo masivo de parte de un sinnúmero de agencias y empresas privadas.

“Hamilton fue un fenómeno de mercadeo. Era extraordinario. Cuando lo vimos, dijimos: ‘Wow, qué maravilla’, pero, ¿por qué la gente asistió? Porque era un fenómeno de mercadeo, porque salía en todos los programas de la televisión nacional norteamericana, con Jimmy Fallon, porque vinieron a hacer programas, porque era puertorriqueño y, después del huracán, rascaban la fibra de ‘Todos juntos por Puerto Rico’. Que sí, es verdad, todos juntos, qué chévere, pero la verdad es que todas las concesiones que hicieron con una producción como ‘Hamilton’, jamás las harían con nosotros”, dijo René.

“Hamilton llegó y movió mucho dinero, sí es verdad, pero los productores dijeron: ‘la barra es mía. Te lo informo, no te lo estoy preguntando’. Dile a cualquier productor puertorriqueño que vaya a Bellas Artes y diga: ‘la barra es mía’, para que tú veas lo que le dicen, que es impublicable”, advierte el actor. 

Bacó lamenta como hoy los productores están trabajando “a pulmón” y se intenta tomar los menos riesgos posibles a la hora de realizar una obra. “Ahora mismo, tú vas con una propuesta donde los mismos que auspiciaron Hamilton, y no pasa nada. Hay un desfase en ese sentido. Queremos apoyar algo que tiene que ver con nosotros, pero también queremos seguir apoyando lo que se queda acá, que son los que están echando el resto”, apuntó.

Ambos actores se mostraron preocupados por la manera en la que se le ha restado importancia al arte y la cultura en el currículo escolar. Monclova lamentó que estén cerrando escuelas y, por ende, cada vez existan menos maestros dedicados al teatro.

“El problema es que la politización de nuestro sistema educativo hace que la creación de un ciudadano para una sociedad, cambien los parámetros de administración en administración, porque no es lo mismo el interés de un partido anexionista, de un partido puertorriqueñista… nosotros llevamos años con el tejemaneje de que este es nuestro idioma oficial, el español, no, es el inglés, no, son los dos… hay que cambiar el membrete de todos los papeles oficiales, llevamos años en ese tajo. Un brasileño nace, dice, esa es mi bandera, este es mi idioma, yo voy a ser el mejor médico del mundo. Un puertorriqueño nace y está 60 años, esa es mi bandera, no pero son las dos, no pero es esa sola, no pero esta vale más, este es mi idioma, vamos a hablar en qué…. Y tenemos una mogolla existencial que incide en todos los aspectos de nuestra vida”, plantea René.

“Y tratan de comparar una serie norteamericana de Netflix, que los valores de producción son los valores de producción de un episodio de 10 millones de dólares mientras nosotros hacemos televisión aquí con 7 mil dólares. Lo que está pasando no es culpa de la juventud que no es educada, eso hay que entenderlo, tienen acceso a tanto material extraordinario. Y nosotros lo que tenemos para ofrecer es un recuerdo de cómo se hacía la televisión hace unos años. Pero el teatro siempre va a ser una experiencia que cuando la tiene la gente que nunca ha ido al teatro se maravilla. El teatro es otra cosa y no nos va a ganar la tecnología”, añadió.

Tanto Monclova como Bacó opinaron que el futuro del teatro descansa en la nueva generación que está haciendo autogestión, y se mantiene activa a través de las redes sociales, medio que también utiliza para darse a conocer fuera de la Isla.

 

“El éxito está en ese grupo de gente que se mueve y pone acción en la palabra. No
esperan por nada ni nadie”, dijo Bacó.


“Ellos se sienten sin alternativas, pero a la misma vez, se sienten ciudadanos del
mundo. El internet les da la oportunidad de tener acceso al mundo. Esta es la
oportunidad en la era del entretenimiento y realmente ese grupo de artistas que hacen
mucho trabajo de autogestión están marcando el camino de por donde va la cosa. Y
vamos a tener una dramaturgia muy robusta de aquí a unos años. Ellos están haciendo
sus trabajos y hablan a su realidad y eso esta bien chévere. No lo veremos nosotros
quizás, nosotros los ancianos, pero lo he visto en mis hijos”, concluyó Monclova.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN