Economía

Incoherente el Gobierno en la política pública de vivienda

CNE comienza proyecto para llenar ese vacío

Aún con un plan de acción y de reconstrucción para atender las necesidades de vivienda asequible y segura para los más afectados por los huracanes Irma y María, la estrategia del Gobierno de Puerto Rico para atender esta situación no constituye un marco abarcador de planificación ni política pública.

Así lo planteó el estudiante doctoral Raúl Santiago Bartolomei en el escrito “Apuntes para un marco de planificación y política pública para la vivienda en Puerto Rico”, publicado por el Centro para una Nueva Economía (CNE). El escrito sirve como una introducción a la iniciativa del CNE llamada “Blueprint”, una plataforma que persigue conectar sectores de información para desarrollar enlaces y estrategias que atiendan los problemas relacionados a la obtención de vivienda digna.

Según el escrito, para establecer un marco adecuado de política pública y planificación de vivienda, el estado se debe guiar por tres principios:

  • Proveer vivienda digna, segura y asequible para todos.
  • Desarrollar comunidades inclusivas, saludables y con oportunidades plenas de movilidad social.
  • Fomentar la participación de comunidades en todos los procesos de toma de decisiones.

“Obviar estas prioridades en la etapa de reconstrucción pos-desastre sería un error craso”, advierte en su escrito Santiago Bartolomei, quien también es investigador asociado en el CNE.

Hasta el momento, el Gobierno federal ha designado $30,000 millones para el proceso de reconstrucción tras los huracanes y aunque se ha priorizado la red eléctrica, la necesidad de vivienda también se posiciona como el sector que más ayuda recibirá. Sin embargo, en el tema de vivienda se encuentran varias visiones e intereses que contribuyen a la ausencia de una planificación adecuada.

Aunque los planes de reconstrucción de la Administración Rosselló Nevares logran identificar los problemas relacionados a la falta de titularidad, hogares en mal estado, aumento en desahucios y falta de datos sobre la vivienda, las soluciones que proponen para este sector, como la otorgación de títulos, reparación y reconstrucción de hogares, relocalización, construcción de nuevas unidades, la rehabilitación de edificios abandonados y el desarrollo de un catastro actualizado, solo equivalen a un catálogo de ideas y no se asemeja a una política pública coherente ni un esfuerzo de planificación elaborado.

Ante un proceso de planificación ausente, el sector cívico ha desarrollado iniciativas que buscan atender los problemas relacionados a la vivienda. El escrito señala al Boys and Girls Club y Habitat for Humanity como organizaciones encargadas con la reparación de viviendas, Ayuda Legal Puerto Rico como ente facilitador para que personas sin título de propiedad puedan solicitar ayuda federal, y la Jornada de Participación Comunitaria CBDG-DR, para canalizar participación ciudadana en el proceso de evaluación del plan de acción del estado.

El escrito argumenta que los asuntos relacionados a la vivienda se entrelazan de tal manera que, de no atenderse adecuadamente por el estado, se exponen a llevar a cabo un proceso atropellado de reconstrucción en el sector de la vivienda. En el caso de tenencia de tierra, Santiago Bartolomei, recomienda cambios en el régimen de titularidad y definir soluciones que mejoren las posibilidades de desarrollo sin que esto conlleve desplazar comunidades.

Por otra parte, el catedrático establece que para expandir el inventario de vivienda asequible requiere una estrategia clara de desarrollo urbano que facilite acceso a empleos y servicios esenciales a largo plazo, y evite desahucios.

Vea la publicación del CNE aquí:

*Modificada para aclarar el cargo de Raúl Santiago Bartolomei en el CNE.


NC.TV

TU OPINIÓN

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?