Economía

Semana laboral de 4 días sigue tomando auge mundial

En PR empleado debe negociarla con patrono

A nivel mundial, un grupo cada vez mayor de empresas están adoptando la semana laboral de cuatro días, la más reciente, la multinacional Microsoft, cuyos resultados sugieren que esa medida puede aumentar sus ingresos.

Según publicó CNN Business, Microsoft introdujo un programa piloto en su oficina de Japón en el que otorgó libre todos los viernes del mes de agosto para darle a sus empleados un día extra de descanso.

De acuerdo con los resultados del experimento, la productividad de los empleados aumentó en un 40% comparado con el mismo periodo el año anterior.

Además, los supervisores redujeron el tiempo de las reuniones a no más de 30 minutos y cerrando los viernes, la empresa también ahorró en utilidades como luz y agua.

La empresa reportó que más del 90% de sus empleados en Japón dijo luego que fue impactado positivamente por las nuevas medidas.

En Puerto Rico, la semana laboral de cuatro días se ha propuesto en varias ocasiones y finalmente se implantó en Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral (Ley Núm. 4 de 2017). Sin embargo, antes de fallecer, el expresidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, había dicho que una medida como esa requería una enmienda a la Constitución.

En septiembre de 2018, Ferrer presentó una propuesta en conferencia de prensa para establecer que los empleados puedan tener el derecho de realizar sus 40 horas de trabajo en solo cuatro días de una semana laboral.

Explicó que la propuesta presentada buscaba enmendar la Sección 16 del Artículo Dos de la Constitución del Estado Libre Asociado a los fines de fijar en 10 el número máximo de horas trabajadas en una misma jornada, disponer la doble compensación para las horas extraordinarias; que la semana laboral ordinaria será de cuarenta horas y la misma podrá tener una duración de cuatro días; así como garantizar el periodo de tomar alimentos.

Sin embargo, ese mismo día el entonces secretario de Asuntos Públicos y Política Pública Ramón Rosario Cortés y el secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Carlos Saavedra Gutiérrez, expresaron que la propuesta de Ferrer ya estaba en efecto.

El secretario del DTRH recordó en ese momento que la Reforma Laboral implementada por la administración actual bajo la Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral (Ley Núm. 4 de 2017) ya reconoce el derecho a la jornada alterna de 10 horas al día y cuatro días a la semana, comúnmente conocida como flexitime, por lo que el beneficio ya está al alcance de los trabajadores si ellos voluntariamente lo aceptan.

Pero Ferrer remachó diciendo que aunque Puerto Rico adoptó esa legislación que permite una jornada diaria de 10 horas, se requiere la renuncia voluntaria de los trabajadores a una protección constitucional.

"La renuncia de derechos nunca debe ser el espacio en el que se conjuguen los mejores intereses de nuestros ciudadanos y de la economía puertorriqueña. Por lo que se propone una enmienda a nuestra Carta Magna para establecer que la jornada laboral no podrá exceder de 10 horas en un día, ni de 40 horas en una semana. De esta forma, se puede reducir la jornada de trabajo de cinco a cuatro días", dijo.

Al mismo tiempo, en la Isla continúan en lucha por un aumento al salario mínimo, que ha encontrado eco en todas las organizaciones de obreros, pero oposición en todas las organizaciones comerciales como la Cámara de Comercio, cuyo presidente, José Ledesma, dijo hace unos días que en Puerto Rico se puede vivir con el salafrio mínimo de $7.25 la hora.

Y mientras en Puerto Rico continúan estudiando reformas laborales, Microsoft dijo que hará un nuevo experimento en japón a finales de este año y anunció que pedirá a otras empresas a que se unan en la iniciativa.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN