Economía

Si Airbnb paga al Estado no le importaría pagar al municipio

Apuntó la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz

"Airbnb no debe tener ningún  problema si le paga impuesto al gobierno estatal a pagarle un impuesto al municipal", defendió la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, hoy desde la comunidad de Cantera durante una conferencia de prensa en la cual fue cuestionada sobre la propuesta ordenanza municipal que busca reglamentar los alquileres a corto plazo en las viviendas del Viejo San Juan.

La ordenanza que se discutirá en vistas públicas de la Legislatura municipal mañana, viernes, desde las 5:00 de la tarde, y sábado, decretaría una moratoria de un año en el otorgamiento de permisos para el arrendamiento a corto plazo —o sea, por un período menor de 90 días— de residencias en la ciudad amurallada, ya sea en su uso parcial o total.

De acuerdo al Proyecto de Ordenanza (P de O.) 13, la reglamentación propuesta surge a modo de “proteger el entorno histórico-cultural del Viejo San Juan y preservar su carácter comunitario y residencial”.

"Cuidades  como Nueva York, San Francisco, Barcelona en España, Amsterdam, han regulados los Airbnb que pagan impuestos al Estado pero no al municipio, que tenemos que limpiar, mantener encintados, garantizar seguridad; pero no contribuyen nada", argumentó la Alcaldesa.  

Cruz Soto aludió, al igual que se desprende de la ordenanza, a la proliferación de desarrolladores que solicitan para rehabilitar edificios para viviendas y terminan convirtiéndolo en negocios. 

"En el Viejo San Juan ya hay aumento en la calidad de vida. En una ciudad de naturaleza turística aumenta el costo de vida y ya dos terceras partes del área es comercial y solo una residencial. Queremos  hacer esa moratoria porque las personas compran un edificio entero, dicen que lo van a arreglar para residencias pero son apartamentos por código para obtener llaves, y eso cambia el entorno de vecindario que hay. Un año nos permite sentarnos con todos los actores", insistió la Ejecutiva capitalina. 

Según detalló la Alcaldesa, ya hay 300 espacios de Airbnb solamente en la isleta del Viejos San Juan. "No podemos permitir que se convierta en un espacio de los que vienen a trabajar para servirle a los que, visitan sin tener el privilgeio de vivir en los lugares donde servimos", añadió. 

Cuestionada sobre el efecto de estas medidas para los comerciantes, luego que se mencionaran las quejas emitidas por el portavoz de este sector en el Viejo San Juan, Juan Fernández, a un medio radial, Cruz Soto ripostó que, "Juan Fernández, que es español debe saber q en Barcelona está regulado (el alquiler temporero). Si en Barcelona está regulado, ¿nosotros somos menos y no podemos? San Juan es patrimonio de la humanidad y hay que protegerla". 

El presidente de la Legislatura Municipal, Marco Rigau Jiménez, ha expresado de igual forma la necesidad de regulación a medida en que las tendencias surgen, a toda vez que recalcó su deseo en alcanzar un consenso entre los arrendadores y los residentes de San Juan.

“No es decir que estoy a favor de esto ni a favor de lo otro. Es reconocer el interés de las partes. El dueño del AirBnB tiene un interés genuino de generar dinero y el residente de San Juan tiene un interés genuino de que San Juan no se convierta en un motel”, expresó Rigau Jiménez a NotiCel.

La Legislatura Municipal cuenta con versiones de reglamentos de Estados Unidos y Europa para su análisis, por lo que están "bastante adelantados" en el proceso. No obstante, Rigau Jiménez vaticinó que sería un proceso de al menos un mes de duración.

Por último, Cruz Soto apuntó que no se debe privilegiar a desarrolladores por encima de la gente sin encontrar un balance, "para eso es la moratoria".  

Entretanto, la designada directora ejecutiva de la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR), Carla Campos Vidal, se expresó el jueves sobre el Proyecto de Ordenanza 13.

“La Ciudad Amurallada es un destino turístico codiciado por los cinco millones de visitantes que anualmente visitan nuestra Isla, por lo cual es vital garantizar su viabilidad y permitir que se atienda la demanda turística en un marco de respeto mutuo con la comunidad de la Isleta. Actualmente, existen 11 hospederías en el casco del Viejo San Juan, con una oferta de 539 habitaciones endosadas por la CTPR, además de una amplia variedad de comercios, restaurantes y atracciones turísticas”, expresó Campos en declaraciones escritas. 

“Tras una cuidadosa evaluación del proyecto de ordenanza ante nuestra consideración, la Compañía entiende que la medida tiene el potencial de afectar directa y negativamente el turismo, pues es conocido que al presente los alquileres a corto plazo, en su mayoría ofrecidos a través de plataformas digitales, son de naturaleza fundamentalmente turística”, añadió.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN