Economía

Sirven a Puerto Rico en bandeja de plata para el blockchain

Claman por el negocio en la Isla.

Durante la semana, al igual que en meses anteriores, un estribillo popular entre funcionarios de Gobierno ha sido “Puerto Rico is open for business”, pues se mencionó por el gobernador, Ricardo Rosselló Nevares durante un evento del Colegio de Contadores Públicos Autorizados, y, en el caso más reciente, fue repetido el viernes en la conferencia Blockchain Unbound.

La actividad, que transcurrió desde el jueves, 14 de marzo, hasta hoy, 16, en el hotel Condado Vanderbilt, sirvió de escenario para, en cierto modo, ‘vender’ el deseo, la habilidad y la necesidad de convertir a Puerto Rico en la “Isla Blockchain”.

El apodo debe adjudicársele a Melinda Moore, una de las panelistas de “The Puerto Rico Blockchain—The New Frontier”, y cofundadora de iConsumer, corporación que regala bitcoins —un tipo de moneda virtual— y acciones de la propia compañía a los consumidores que utilicen el portal.

“Yo creo que es emocionante imaginar todo lo que sería posible si la comunidad de emprendedores en el blockchain vienen acá, lo llaman Isla Blockchain y pueden trabajar efectivamente con el Gobierno, que hasta ahora ha sido bien receptivo. Podemos trabajar los problemas de electricidad, traer energía solar”, señaló Moore en una de sus intervenciones.

El blockchain es un sistema digital y descentralizado que almacena de forma masiva información sobre transacciones con monedas virtuales. 

La fiebre de este método —que no ha sido muy popular en otras jurisdicciones— llegó a Puerto Rico tras el huracán María el 20 de septiembre y, desde entonces, el Gobierno lo percibe como una manera de atraer inversionistas.

Esta vez, los cientos de participantes del panel se dieron cita al Ballroom del hotel para un tercer día de jornada, luego de que en horas de la mañana se dividieran en sesiones de acro yoga, surfing o paddleboarding.

En su mayoría, eran empresarios y empresarias con múltiples negocios dentro y fuera de la Isla cuyo idioma principal era el inglés y esta representaba la primera vez que visitaban Puerto Rico. 

La empresaria estuvo acompañada de dos representantes del gobierno local: Pedro Piquer, del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC); y Raul Vidal y Sepúlveda, de Omnia Economic Solutions y quien se adjudicó en repetidas ocasiones la elaboración de las leyes 20 y 22 del 2012, trazadas, precisamente, para incentivar la llegada de inversionistas foráneos al sector de servicios y su exportación.

En el transcurso de los poco más de 30 minutos, los asistentes expresaron preocupaciones en torno a los problemas de infraestructura en la Isla que no permitirían que el blockchain progrese, como la energía eléctrica y el Internet, ya que este sistema depende principalmente de esos dos elementos.

También, mostraron inquietudes con la poca colaboración de los bancos, pues los que operan en la Isla no han sido tan receptivos a esta modalidad como el Gobierno.

Uno de los participantes extranjeros, incluso, cuestionó a los representantes locales sobre la “racha socialista” que muestra la Isla, “que lo que hacen es demonizar las corrientes capitalistas” que solo buscan el crecimiento de la economía. La pregunta la empató con un caso hipotético: ¿qué garantías tienen los inversionistas foráneos de que el próximo gobierno de turno no eliminará la Ley 20 y la Ley 22? 

“Yo puedo nombrar a tres personas que están en el Gobierno, no bajo esta Administración, pero que están en la política y están muy en contra de ellas. Cada vez que sugieren eliminarlas, se les niega. La razón detrás de eso es que, cuando gente del partido opuesto mira los números y las economías que eso trae, se retractan. Además, esos con el poder de revocarlas, no lo han hecho”, le reafirmó Vidal y Sepúlveda.

Vidal y Sepúlveda exclamó, además, que en Puerto Rico “no somos xenofóbicos, somos ciudadanos americanos también y les damos la bienvenida. Los queremos aquí. Venir es como mudarse a otro estado, pero sin tener que pagar impuestos federales”, enunciado que provocó la risa de alivio entre el público.

Aunque Puerto Rico no aparente estar listo para recibir el flujo de empresarios, Piquer, por su parte, fue enfático en que el Gobierno ha puesto todo su empeño en comprobar lo contrario. En gran medida, se debe a que, a su entender, el blockchain provee eficiencia, transparencia y seguridad, por lo que seguirán apostando a él.

“Deberíamos hacer más y seguiremos haciendo más porque eso es nuestra política pública. Al final, lo que queremos es una banca abierta, una que permita que todo el mundo llegue con sus bienes digitales y puedan abrir sus cuentas”, aseguró el representante del DDEC, quien espera mayor colaboración por parte de los bancos.

Puerto Rico, ¿el Hong Kong del Caribe?

En la charla principal del día, titulada “How Free Markets and Blockchain Can Make Puerto Rico the Hong Kong of the Caribbean”, el experto Yaron Brook planteó que la isla tiene el potencial de convertirse en el paraíso asiático, solo con unos arreglos.

En síntesis, el cambio principal lo debe hacer el Gobierno: “salirse del medio” y eliminar las regulaciones, y crear un ambiente que, a pesar de las regulaciones federales por la ineludible relación con los Estados Unidos, permita el libre comercio.

Hong Kong, según el Heritage Foundation, ocupa la primera posición en el escalafón mundial de las economías más libres, pues cuenta con impuestos bajos, cero tarifas en el intercambio comercial y un gobierno pequeño en tamaño.

“¿Por qué hay tanta gente trabajando en el Gobierno? Ok, 20 mil son policías y necesitamos a los policías. ¿Qué tal el resto? Estoy seguro que el resto puede ser privatizado”, comentó Brook.

A esos fines, hizo un llamado a que el Gobierno emule las políticas laxas de Hong Kong, y que ofrezca los mismos beneficios de la Ley 20 y Ley 22 a comerciantes locales.

“Puerto Rico debe ser un paraíso de hacer negocios, no solo para los que venimos, sino para los que viven aquí también”, declaró.

Brook hizo alusión a que Puerto Rico tiene la capacidad para adoptar las economías digitales y los ‘talentos’ para llamar la atención, como la buena comida y las playas. Como ejemplo de talento perdido, nombró a Venezuela, cuya mera mención provocó un jadeo de uno de los asistentes. 

Luego Brook explicó que Venezuela “está sentado sobre la reserva de petróleo más grande en el mundo, podrían ser ricos, mientras que niños están muriéndose de hambre”. Sin embargo, el Gobierno se ha dedicado a entorpecer la exportación y empobrecer a sus comunidades, un ejemplo que Puerto Rico no debería seguir.

Aunque arropados por una crisis fiscal, una deuda pública que supera los $70,000 millones y una recuperación y reconstrucción tras el colapso de la infraestructura por el paso del huracán María, el posible asentamiento del blockchain en Puerto Rico capturó la atención del Gobierno.

Es por eso que en diciembre se creó el Government Blockchain Association (GBA) Capítulo de Puerto Rico, y por los pasados meses la Isla ha sido anfitriona de varios foros sobre el tema.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?