Hack

Ausente de regulación, Puerto Rico ya cuenta con un criptobanco

Medida regulatoria no ha avanzado en la Cámara.

La ola de las criptomonedas y las transacciones mediante monedas virtuales que arropó la Isla tras el paso del huracán María se materializó con la apertura de uno de los primeros “criptobancos” en Puerto Rico, uno que ya recibió su primer depósito.

Esta nueva entidad financiera llega a un Puerto Rico cuyo gobierno aún no ha sentado las bases para la implementación de estas tecnologías, pero el cual le abrió las puertas en aras de atraer inversionistas.

El novel banco, llamado San Juan Mercantile Bank & Trust International (SJMBT), tiene la capacidad de comprar, vender y manejar tanto la moneda fiduciaria como los activos digitales en una sola plataforma integrada. La institución financiera apuesta a una clientela compuesta por instituciones, fondos de cobertura, compañías de inversiones, compañías financieras, empresas comerciales y compañías similares que deseen comprar y vender monedas digitales.

El banco recibió su licencia de operación durante el mes de marzo, de manos de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF), según confirmó su comisionado, George Joyner. Dicha licencia autoriza al banco a operar como una Entidad Financiera Internacional conforme a las regulaciones bancarias de OCIF, sujeto a las normas de Bank Secrecy Act y las regulaciones aplicables de Know Your Client [Conozca a su Cliente] y de Antilavado de Dinero.

“Es una entidad financiera internacional, pero no puedo asegurar que es el primero y el único porque se han emitido otras licencias que están en ese campo de operación. Este es únicamente criptomonedas con espacio para monedas fiduciarias”, declaró Joyner.

El concepto “moneda fiduciaria” se utiliza como sinónimo de “moneda fíat” y, para efectos de la Isla, se refiere al dólar estadounidense.

De acuerdo a un comunicado del nuevo banco, los depósitos de moneda fiduciaria son mantenidos por SJMBT en nombre de sus clientes con sus bancos corresponsales regulados, mientras que los activos digitales son mantenidos por custodios de activos digitales aprobados. La presencia de múltiples custodios supone reducir costos e incrementar los niveles de seguridad.

La empresa matriz del banco, Mercantile Global Holdings (MGH), es dirigida por J. Robert "Bo" Collins, Jr., un empresario que presidió el New York Mercantile Exchange entre el 2001 y el 2004. Collins fundó “Renovatio PR” en la Isla como una incubadora de desarrollo de infraestructura, logística y de intercambio mediante tecnologías como las criptomonedas y el blockchain. 

MGH es una compañía hermana de Matrix Execution Technologies, empresa también dirigida a corredores, operadores profesionales, fondos de cobertura e intercambios.

El banco SJMBT, en cambio, no aparece en la lista de asegurados bajo la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés), contrario al Banco Popular, Banco Santander, FirstBank, entre otros que operan en Puerto Rico. Esta es la corporación que desde el 1933 supone proveerle seguridad a los clientes y las entidades financieras de los Estados Unidos y sus territorios a través de un seguro para sus depósitos.

De acuerdo al portal, los fondos se depositarán en cuentas de fideicomiso en una institución financiera regulada, mientras que las monedas de curso forzoso serán depositadas en bancos corresponsales, en agentes bursátiles o en la Reserva Federal.

“Comenzar las operaciones bancarias de SJMBT es un hito importante. Los participantes del mercado institucional en el espacio de activos digitales ahora tienen acceso a un socio bancario operativo, totalmente regulado y con licencia que proporciona un entorno seguro para la comparación y liquidación de las transacciones de activos digitales. A medida que haya más lugares de liquidez a bordo con SJMX para comercializar activos digitales, SJMBT proporcionará servicios críticos, como liquidación en tiempo real y re-equilibrio de cuentas, en apoyo de las actividades comerciales de nuestros clientes”, según Nick Varelakis, presidente y director de operaciones de SJMBT.

Luego del paso del huracán María el 20 de septiembre de 2017, se vaticinó la entrada de “criptomillonarios” a la Isla para beneficiarse de las exenciones contributivas y de impuestoss federales ofrecidas a nivel local mediante las Leyes 20 y 22.

De los primeros en zambullirse en el paraíso fiscal que es Puerto Rico fueron Brock Pearce, director del Bitcoin Foundation, y Reeve Collins, cofundador de la criptomoneda Tether.

Cuando esas discusiones tomaron auge, la Cámara de Representantes radicó la Resolución 829 para investigar la tecnología del “blockchain” y cómo podría implementarse en la Isla. El “blockchain” es un sistema digital y descentralizado que almacena de forma masiva información sobre transacciones con monedas virtuales. 

La medida fue referida a la Comisión de Asuntos del Consumidor, Banca y Seguros y ahí ha permanecido desde el 5 de abril de 2018.

No empece a la carencia de un marco legal que regule y facilite estas transacciones digitales, el gobierno avaló la creación de un capítulo local del Government Blockchain Association y organizó varias conferencias de criptomonedas durante el pasado año. Estas iniciativas fueron lideradas desde el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC).

El secretario del DDEC, Manuel Laboy Rivera, emitió una orden administrativa en su agencia a los fines de crear un Consejo Asesor para el Desarrollo de Negocios en Puerto Rico con base en la tecnología del "blockchain".


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN