La Calle

Jubilados ocupan pasillos de Plaza Las Américas por sus pensiones

Bajo la consigna "las canas se respetan"

Los pensionados de distintas agencias públicas alertaron del riesgo inminente a sus pensiones a la vez que emplazaron a la Legislatura de Puerto Rico desde los pasillos del centro comercial Plaza Las Américas en Hato Rey, para que atienda sus reclamos y garantice la solvencia de los sistemas de retiro.

Los sistemas del retiro de maestros, los jueces y el del nivel central el Gobierno dejaron de hacer sus aportaciones y bajo la ley 106 de 2017, que ordena cobrar sus pensiones del Fondo General. Aunque el saliente gobernador Ricardo Rosselló Nevares y la Asamblea Legislativa han prometido proteger las pensiones, la Junta de Control Fiscal (JCF) llegó a un acuerdo preliminar con el Comité Oficial de Retirados (COR) para recortar el 8.5% a las pensiones mayores de $1,200.00 dólares al mes.

"Estamos haciendo un llamado a todos los jubilados y jubiladas para que se unan al Frente en Defensa de las Pensiones y voten contra de este acuerdo. Exigimos a la Legislatura una enmienda a la ley 106 para que en cada año fiscal se separe la suma de 2.3 billones, (monto total de las pensiones de jueces, maestros y retirados del nivel central) para que pasen a un pote separado del resto de las obligaciones generales del gobierno. Solicitamos también mediante un proyecto de ley que ese fondo sea administrado mediante un Fideicomiso y que los miembros de su junta de directores sean elegidos por los participantes del mismo", indicaron los jubilados en comunicado de prensa.

 

 

Por otro lado, solicitaron se aumente el impuesto a las ganancias de las empresas foráneas del 4% al 10% para crear un Sistema de Retiro Unificado. 

En el caso de los sistemas de retiro de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y de la Universidad de Puerto Rico (UPR), el Gobierno sigue el mismo patrón de no cumplir con sus obligaciones contractuales. Con el tiempo que ha dejado de hacer sus aportaciones patronales a la Autoridad le debe $250 millones y a la UPR le debe alrededor de $4 billones.  

De otra parte, exigieron la auditoría de la deuda ya que, "No es justo que el dinero de sus pensiones se utilice para pagar la corrupción y la deuda a los bonistas buitres". 

La manifestación incluyó retirados de la Federación de Maestros (FMPR), EDUCAMOS, Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), PROSOL UTIER, Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU, Asociación de Empleados Jubilados AEE y Concilio Unido de Pensionados Organizados de Puerto Rico (CUPO).


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN