La Calle

Muere piloto de helicóptero al estrellarse el día de su graduación en Cataño (galería)

Cataño - Las autoridades informaron el sábado que un hombre que realizaba su segundo vuelo de práctica a solas y quien estaba próximo a graduarse como piloto de helicópteros, falleció cuando la nave que manejaba se estrelló en la bahía de San Juan.

El hombre fue identificado por la Policía como Javier Acosta Rosa, de 59 años de edad y residente de Bayamón. Hoy realizaba su segundo vuelo de práctica a solas como parte de su entrenamiento para licenciarse como piloto de helicópteros en la escuela de aviación Vertical Solutions Helicópter Company, ubicada en Isla Grande. 

Rolando Pauda Meléndez, director del Negociado de Aviación de la Autoridad de Puertos, explicó que a eso de las 10:13 A.M, el piloto solicitó autorización para despegar a la torre de control, recibiendo el permiso a las 10:33 A.M. "Según la información que tenemos en discusión con la torre de control y la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) él despega, da unas vueltas de práctica y permanece en un holding position justo en la entrada del aeropuerto de Isla Grande, esperando a que otras aeronaves aterricen. En ese proceso es que se reporta (la precipitación del helicóptero) desde 500 pies de altura hacia el agua".

El helicóptero era un Robinson color naranja, modelo R22 Beta y con número de cola N348VH. Fue construído en el año 1992 y tiene capacidad para dos pasajeros. Éste es uno de tres helicópteros de la flota de Vertical Solutions, según muestran las imágenes de la página de Facebook de la empresa. 

"Nosotros estamos en proceso de investigación con la compañía operadora. Esta investigación va a ser profundizada por la FAA, sobre el mantenimiento y la situación de la aeronave. Lo que sabemos es que un estudiante que sólo llevaba dos vuelos solo tuvo un accidente. Así que es muy prematuro saber si estamos hablando de un problema mecánico o si la experiencia del piloto (fue) un factor trágico", expresó Pauda Meléndez. 

Informes de prensa inicialmente reportaron que eran dos los tripulantes accidentados pero una revisión del registro de vuelos confirmó que sólo Acosta Rosa viajaba en el Robinson. 

Cuando la nave golpeó el agua, el piloto salió a flote, aunque se desconoce si murió en el impacto o después, en la superficie. Ya que el accidente ocurrió a pocos metros del paseo tablado de Cataño, fueron muchos los que atestiguaron el suceso. Dos samaritanos divisaron a Acosta Rosa flotando en el mar y se lanzaron al agua para ayudarlo. 

"Entre un muchacho y yo nos dimos a la tarea de tirarnos al mar sacarlo de ahí con vida. Cuando veníamos de camino hacia la orilla, nos percatamos que no tenía vida. Como la marea estaba tan fuerte, el muchacho y yo estábamos ya sin fuerza", recalcó Luís Rosado Pacheco, quien labora para el Municipio de Cataño.

El caballero relato, mientras aun sus piernas sangraban por las heridas que recibió durante el rescate, que no pudieron sacar el cuerpo del agua. También, al llegar a la pared del paseo tablado, las marejada los golpeó repetidamente contra el muro. Si no es por la ayuda de otros ciudadanos, Rosado Pacheco pensó que ambos iban a morir ahogados. 

"Yo temí por (mi vida). Yo le dije al señor, ‘si tu estás viendo esto, sácame de aquí porque de verdad ya no puedo más'. Nosotros hicimos esto para salvar una vida, no para tener mérito y decir lo que hicimos. Fue por salvar una vida que si estuviera vivo, estaría bien agradecido de lo que hicimos por él", sentenció el hombre.

El otro samaritano fue identificado como Gustavo Díaz Allende, quien tuvo que ser transportado a una institución hospitalaria para recibir atención médica por sus heridas. No se ofrecieron más detalles sobre el individuo. 

Por lo pronto, las autoridades continúan con las operaciones de salvamento de la aeronave, que se encuentra a unos 20 pies de profundidad en aguas de la Bahía de San Juan. La fiscal Liza Báez es la persona a cargo de la investigación a nivel local y ya ordenó el levantamiento del cuerpo. Paralelamente, la FAA y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) conducen una investigación de rigor para dar a conocer la causa exacta por la que ocurrió el accidente. 

Intentos por contactar a la gerencia de Vertical Solutions resultaron infructuosos. Cuando NotiCel se comunicó con compañía, colgaron el teléfono al identificarnos. Una segunda llamada fue contestada por un sujeto que no se identificó y, en inglés, se limitó a referirnos a la FAA para cualquier pregunta.
 
 
 
 

NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN