Policíacas

Arturo Ríos condiciona su comparecencia a la Policía

Fue citado pero su abogada pone condiciones

El abogado y exasesor de la administración de Alejandro García Padilla, Arturo Ríos Escribano no compareció hoy a una citación coordinada con la Policía para que fuese entrevistado en el cuartel de Santurce sobre su versión del incidente de agresión que tomó lugar el pasado 26 de noviembre en el restaurante Gustos Café en Miramar.

Así las cosas,  NotiCel supo que Ríos Escribano no llegó al cuartel y el agente que investiga el asunto tampoco estaba en agenda para trabajar durante el lunes.

NotiCel constató que pese a los intentos de la Policía para entrevistar al abogado desde el pasado jueves para obtener su versión de los hechos, Ríos Escribano optó por comparecer posteriormente para ser entrevistado. Ese mismo día, el teniente Ángel Rodríguez Bernacet indicó a este medio que la abogada del exasesor condicionó la comparecencia de su cliente a que la citación no trascendiera en los medios. La abogada aún no ha podido ser identificada pese los intentos de este medio.

Entretanto, la información más reciente de acuerdo a informes internos de la Policía, apunta a que los agentes están consultando el caso con la Fiscalía de San Juan, para posteriormente citarlo al Tribunal.

Según se desprende del informe, el querellante, Carlos Mercader – otrora director de la Oficina de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA) – alegó que mientras este compartía en los predios del restaurante fue agredido por la espalda y por el pecho por ambas manos en forma de empujón por parte de Ríos Escribano. Alega Mercader, que el también exasesor de la administración de Alejandro García Padilla empezó a gritar y a señalarlo, manifestando: “él era el exdirector de PRFAA” y “te voy a joder”.

El reporte señala que una mesa y cuatro tazas del restaurante sufrieron daños. Sin embargo, el escrito no hace referencia al exdirector de la Autoridad de Puertos, Anthony Maceira, quien acompañaba a Mercader en el restaurante al momento de los hechos.

La agresión, ahora catalogada como una agresión simple, ocurrió en la tarde del pasado martes 26 de noviembre. Mercader reportó el incidente mediante una llamada al 9-1-1 poco después del altercado, mientras que Ríos Escribano se marchó del establecimiento. Si el caso se mueve a la etapa judicial, Ríos Escribano podría enfrentar una multa que no excederá de quinientos (500) dólares, pena de restitución, o ambas penas a discreción del tribunal.

Una petición al Departamento de Justicia para conocer el estatus de la consulta con la Policía sobre el particular, no fue atendida.


NC.TV

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?

TU OPINIÓN